Comentario sobre la operabilidad de un producto industrial

He vuelto a sacar mi primer reloj GPS, que había dejado de usar porque desde algún momento dejó de funcionar muy bien su GPS y decidí comprarme otro, pero, bueno, lo estoy usando de nuevo porque últimamente se me ocurrió que podría darle uso en caso de realizar mediciones manuales sin encender GPS.

Y es que a veces va mejor una medición manual sin GPS que automático con GPS, ya sea cuando corro por rutas que tienen señales de la distancia recorrida

(por cada kilómetro o por cada 100 metros, etc., que puede ser más exacto que el GPS con su margen de error de decenas o hasta centenares de metros) o cuando doy vueltas a un lago o un parque cuya circunferencia no necesariamente tiene un número redondo de kilómetros (donde puede ser más conveniente comenzar la medición de cada vuelta siempre desde el mismo punto de partida, y no suele ser así en caso de un GPS automático, que registra los datos siempre por cada determinada distancia, un kilómetro por ejemplo, y no por un 825 metros, etc.)

Mi idea no debe haber sido tan mala, y la llevé a la práctica, para dar dos vueltitas a un lago de 11,825km una vuelta, apretando el botón de LAP al pasar cada señal de distancia,

y obtuve datos así:

Tiempo de cada tramo en la primera/segunda vuelta:

  • lap01: 6″18.11 / 5″51.37
  • lap02: 6″11.13 / 5″31.58
  • lap03: 6″14.04 / ??? (No alcancé a apretar el debido botón en la segunda vuelta)
  • lap04: 6″00.91 / 11″07.10 (De los tramos 03 y 04 juntos en la segunda vuelta)
  • lap05: 6″00.85 / 5″27.85
  • lap06: 5″52.14 / 5″24.20
  • lap07: 5″43.01 / 5″04.15
  • lsp08: 5″35.23 / ??? (No alcancé a apretar el debido botón en la segunda vuelta)
  • lap09: 5″36.55 / 9″39.19 (De los tramos 08 y 09 juntos en la segunda vuelta)
  • lap10: 5″32.70 / 4″44.08
  • lap11: 5″37.79 / 4″34.97
  • lap12: 4″34.69 / 3″40.80 (Este último tramo es de 825m)

El problema aquí es que, con los dedos entumecidos por frío y corriendo, a veces no se lograba apretar el debido botón, antes reaccionaba otro botón tocado indebidamente o a veces se tocaba el botón más de una vez, y así no se conseguían los datos completos, lo cual diría yo que puede ocurrir con bastante frecuencia. De ahí que para solucionar este problema, mi deseo sería que mi reloj funcionara de esta manera:

  • Que, tras ponerse en marcha el cronógrafo, todos los botones funcionen como LAP.
  • Que los lap demasiado cortos sean ignorados, porque son por botones apretados sin querer.
  • Que el cronograma pare al mantenerse apretado algún botón durante 2-3 segundos tras haberse registrado el último lap.

A ver ¿qué dirían otros corredores o maratonistas (si los hubieran por aquí)? Y… los señores programadores de SOLEUS, ¿de repente no podrían preparar una versión especial de firmware así para mi reloj (ya que para satisfacer mi deseo no hace falta una modificación física del aparato, sino que es solo cuestión de firmware)?

Y otro punto que no me deja muy satisfecho es que no se puede transferir a la computadora los datos memorizados en mi reloj sino con el GPS encendido. Si los datos con GPS se pueden pasar al PC con su programa de aplicación, no entiendo por qué no se permite, al menos, visualizar en la pantalla de PC los datos completos, en vez de muy poco amablemente decir “Must have GPS to upload activity“…

  ¿Acaso no creen que es demasiado absurdo tener que transcribir a mano el resultado de medición arriba citado, por ejemplo…, Señores SOLEUS?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Día del Chocolate

Una vez más se acerca el Día del Chocolate (14 de febrero) y, como es lo habitual de estos días, los medios de comunicación y marketeros no dejan de realizar sus investigaciones, estudios y encuestas sobre las últimas tendencias, que arrojan resultados, por ejemplo, sobre el presupuesto en promedio para chocolates según su destinatario, que resulta ser:

  • 4204 yenes en caso del chocolate de autorregalo que se hacen las mujeres a sí mismas;
  • 3808 yenes en caso del chocolate para las personas amadas;
  • 1303 yenes en caso del chocolate de regalo por obligación/apariencia y no por voluntad real, para la familia o para los compañeros de trabajo, etc.

mientras que yo sigo sin salir de mi existencial duda: “Pero… ¿para qué michi deben hacerse regalos de mujeres a varones ese día? y ¿¿¿¿¿para qué gran michi debe ser chocolate?????” A ver, yo para hacerme un autorregalo de más de 4000 yenes, optaría por comprarme un par de zapatillas deportivas y jamás un pedacito de chocolate tan caro y realmente no sé qué gran necesidad existe para que las mujeres de todo el Japón deban convertirse en amantes de chocolate por una fecha al año, ni tampoco entiendo para qué dejan perpetuar esa fastidiosa “obligación” de repartir ese chocolate meramente protocolar, cuando… si las mujeres decidieran tener la amabilidad de dejar de repartir ese chocolate, los varones también nos libraríamos de la obligación (implícita, pero exigida sin falta) de devolverles el favor un mes después…

Existen grupos que se dan cuenta de lo absurdo de la orgía chocolatera e intentan al menos aprovechar la movida comercial para algo más útil… y está bien pero, en fin, creo que lo mejor sería destinar la totalidad del dinero para ayudar (sin gastar más de la mitad para la cajita de chocolate) o ¿no podrían las japonesas dejar definitivamente de comprar el chocolate para ese día y, en su lugar, donar verduras, pescados, carnes etc. a orfanatos o instalaciones similares (sin exigir la devolución del favor, claro)?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Brotes de arverja (2)

Tras la última cosecha seguí cuidando lo que quedó de mi arverja,

sin dejar de cambiarle el agua todos los días, etc. y, al cabo de dos semanas, he vuelto a conseguir esto:

que ha crecido muy bien que digamos… y que volverá a subir a mi mesa de desayuno o almuerzo mañana, porque si prolongamos más de la cuenta su cultivo, se marchitará ya al agotársele el nutriente que tenía en sus semillas, así que hay que cosecharla antes que se pierda.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Vegetales no vegetarianos

No sé si alguien habrá visto la película “El jardín de las palabras”, “Il giardino delle parole” o “Koto no ha no niwa” de Shinkai Kakoto. Yo la verdad es que no, aunque sí leí la versión de novela de “Tu nombre.” del mismo autor, y de todas maneras tuve la casualidad de visitar el domingo el parque Shinjuku Gyoen, que dicen que dentro tiene un espacio de descanso que fue fue modelo del lugar donde se conocieron los protagonistas de la película, hecho que está dando motivo para que se convierta en un “lugar sagrado” para los “peregrinos” (o sea, quienes visitan lugares que sirvieron de modelo o aparecieron en sus películas preferidas).

Como sea, es un parque grande con mucho verde bien cuidado, unos lagos y un invernadero tropical,

siendo este último el lugar más cómodo para visitar en esta época de año y donde esta vez me llamaron más atención las plantas autóctonas de Okinawa y de las Islas Ogasawara (apodadas como “Galápagos del Japón”, porque nunca estuvieron conectadas con el continente y tienen buena cantidad de plantas que solo se desarrollaron ahí, al igual que en las Islas Galápagos del Ecuador), además de las plantas carnívoras como estas:

que tienen esa parte de forma de tuvo con la apertura en la parte de arriba, la pared por dentro resbaladiza y un líquido digestivo al fondo, para atrapar y “comer” los insectos. Este tipo de plantas pueden ser las primeras en crecer en tierras poco fértiles, para que sus restos vayan convirtiéndose en abono para crecimiento de otras plantas…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Brotes de arverja

La semana antepasada comí brotes de arverja, que aquí se conoce como “tômyô“, y luego empecé modestamente a cultivar su resto

que en algo de 10 días creció muy satisfactoriamente,

así que hoy decidí cosecharlo y comerlo:

Dicen que es un poco difícil volver a cultivarlo por tercera vez, pero decidí intentarlo

a ver si dentro de una semana o dos tengo la suerte de animar un poco mi mesa de desayuno con sus brotes nuevamente crecidos.

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La reverencia

No haría falta empezar por aclarar que la reverencia o inclinación de cabeza es una forma bastante utilizada (quizá la más utilizada) de saludo corporal en Japón, y con toda facilidad se puede encontrar sinnúmero de páginas web que dan su explicación, incluso en español, con bastante detalle…. pero si hay algo que hasta hace unos cuantos días no sabía (y que ni me me daba cuenta de no saber y, por consiguiente, nunca había intentado averiguar), es su origen o significado, que por casualidad escuché en un programa de radio local y pienso que no estaría mal compartirlo, sin dejar de aclarar que solo se trata de una versión (entre varias, quizá), que dice que la reverencia es una acción de exponer ante el interlocutor la nuca de quien saluda, que viene a ser la parte más débil del cuerpo (recuérdese que en el Japón de la época de samuráis, la forma más común de matar a una persona era cortándole la cabeza con una espada y los samráis tenían la autorización de matar a quienes le faltaran el respeto..), con que se dejaba en claro el no guardarle enemistad ni faltarle el respeto al interlocutor, al igual que un perro que expone su barriga ante su amo. O, en fin, si el apretón de manos en el Occidente es una forma de mostrar que no tienen armas en esas manos, me parece que la reverencia japonesa no dista mucho del saludo occidental en su significado…

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Fotos recientes

Podría no ser de lo más típico de esta temporada para muchos pero así sería el resumen de mi breve descanso de Año Nuevo:

(La distancia recorrida: unos 195km en 9 días)

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized