Archivo mensual: junio 2012

La impresora (1)

Mi mochila me está sirviendo perfectamente. Fue simplemente cuestión de saber convivir con los defectos y, en este caso, siempre usar el cierre de izquierda a derecha, no al revés. Bien.

Pero… resulta que mi infortunio no quiere dejar de ser. Ahora le toca el turno a mi nueva impresora, que compré hace tan solo tres meses cuando su antecesora decidió jubilarse repentinamente después de haberme servido durante más de 10 años sin quejarse mucho… Ocurre una noche que quise imprimir un archivo de texto bien sencillo y no sale nada… sea, solo salen hojas totalmente en blanco. O sea que la tinta se secó, y eso sí, puede ser por mi error de no haber estado usando muy constantemente la impresora. Es así su característica y lo sabía (pero que nunca me había pasado con mi anterior impresora, de otra marca). En todo caso, realizo la operación de limpiar sus cabezales. No observo el efecto y repito la operación una vez, dos, tres… y en eso aparece el mensaje de que la tinta negra se acabó. Bueno, le pongo un nuevo cartucho de tinta negra y repito unas veces más la limpieza de cabezales. Fue entonces que de súbito aparece otro mensaje, de que no se ha podido reconocido el cartucho de tinta… Incomprensible, pero prueba sacar el cartucho y volver a ponerlo con más cuidado, y no cambia nada. Más de una vez repito el intento pero nada. Apago el aparato y lo vuelvo a encender, y el síntoma persiste. Bueno, esta noche me resigo ya, apago la impresora y me acuesto. Y al día siguiente, a ver si la impresora habrá recuperado el buen ánimo, la enciendo y en su pantalla aparece otro mensaje, más incomprensible, de que se ha enganchado papel en el interior del aparato, a pesar de que yo no había colocado nada de papel ni había estado imprimiendo nada (por el problema del cartucho no reconocido…). En todo caso, abro la tapa y no encuentro ningún papel dentro. La cierro y en la pantalla vuelve a aparecer el mismo mensaje… Y ahora no puedo más que repetir la inútil operación de “abrir la tapa, mirar el interior del aparato y cerrar la tapa”….

Realmente incomprensible esta cadena de errores: “Tinta seca-Cartucho no reconocido-Papel enganchado”. Pareciera que todo se ha vuelto loco y lo único concreto es que mi impresora ha dejado de funcionar. Y yo ya me arrepiento de haber elegido esa impresora, de esa marca.

(Continuará)

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo general

Traducciones

Un día de estos, me llega un archivo de texto en japonés que necesita ser traducido al español. Esto ocurre de vez en cuando pero esta vez el texto original me parece bien particular. Aparentemente es una guía de inscripción de una exhibición de arte infantil organizada por una prefectura cada dos año…y, bueno, hasta aquí todo va normal pero es que dentro del texto están marcadas algunas frases o palabras sueltas, y son las partes que deben ser traducidas supuestamente….

Bueno, lo que sucede, al parecer, es que tratándose de un evento bienal, ya existen ediciones anteriores de todos los archivos y los organizadores prefirieron modificar solamente las partes cambiadas para la nueva edición. La idea no está mal pero el traductor permanece pensando “Pero qué pedido tan raro de traducción… ¿de verdad quieren que traduzca solamente las partes indicadas?” A ver…. “17” (para decir “la 17ª exhibición blablabá…”), “5” (para decir “quinto mes o mayo”), 2012 (año 2012), 24 (para decir “año 24 de la era del Emperador Akihito”… pero esta parte no se incluiría en la versión en español.), etc… La indicación era “abajo de cada frase o palabra marcada con el color amarillo, colocar su traducción”, o sea que… quieren que vaya poniendo “17” (traducción de “17”) abajo del original “17”, “2012” (traducción del “2012”) abajo del original “2012”, etc, etc… Demasiado chistosa la tarea.

Aparte de los números, están marcados para traducir nombres de algunas organizaciones y empresas… Bien, pero a ver, “Fulanita Kabushikigaisha” (algo como “Fulanita S.A.” o “Fulanita Ltda”)… ¿esta empresa japonesa que figura entre los organizadores del evento, cómo querrá llamarse en español? Busco su información en Internet y no aparece nada, así que habría que inventar su nombre en.. ¿en español? o ¿en inglés? Y es que si bien me han pedido la traducción al español, sucede que no pocas empresas japonesas tienen su nombre oficial en inglés y lo usan aun en textos en español como, por ejemplo, los casos de Toyota Motor Corporation y “Nissin Foods Products Co., Ltd”, que se llaman así: “Corporation” y “Co., Ltd.” en inglés, nada de “S.A.” ni “Ltda” en español, si es que se refiere a las empresas constituidas y registradas en Japón, aunque sí usen nombres en español cuando se refieren a sus filiares en países de habla hispana. No es que me guste, pero ¿será mejor (o “mejor aceptada”) así la traducción en español?

Averiguando algo más, termino descubriendo que una organización cuyo nombre se podría traducir muy literal y naturalmente como “Fondo de Intercambio Internacional” se hacía llamar “Fundación Japón” en español… O sea que, esto ya no es cuestión de “traducir” sino “investigar” o mejor preguntar siempre a esa propia organización, a ver cómo quiere llamarse en español. Recuerdo que en alguna época, un partido político japonés se llamaba “Partido Socialista de Japón” en japonés y, al mismo tiempo, “Partido Socialdemócrata de Japón” en inglés… En tal caso, si me hubieran pedido traducir su nombre, ¿hubiera debido ser una traducción directa de su nombre original japonés (“Socialista”) o una doble traducción desde el inglés (“Socialdemócrata”)? Generalmente debe ser mejor una traducción directa, pero no se sabe en caso de nombres propias. Y volviendo al caso del tal Fondo de Intercambio Internacional (en japonés) o Fundación Japón (en español), lo complicado es que aquí existe otra fundación de parecido nombre: Nippon Foundation, que al parece se hace llamar Fundación Nippon en español. (Entonces, ¿qué pasaría si un despistado traductor, al traducir un texto referente a la Nippon Foundation, se tomara la molestia de sustituir Nippon por Japón para que la traducción quede bien completa?)

Y…. en fin, en cuanto a esa forma de traducir solamente la parte modificada, bueno, la duda sería si los editores responsables del documento final sabrán colocar correctamente o no las palabras traducidas en sus sitios en el archivo en español. Por que también hay partes donde, por ejemplo, está marcada solamente la palabra “Esperamos” dentro de un párrafo que dice “Esperamos la participación de muchos amigos…”, etc. (Bueno, quizá sea por eso que, en la edición anterior en español, aparecen partes raras como “Decimosexta (16th) Edición de la Exposición Mundial de…” así literalmente, con “16th” entre paréntesis que no se sabe para qué pusieron.

Y… nada. Es solo una pequeña tarea amateur de tiempo libre que no me martiriza tanto..

2 comentarios

Archivado bajo naderías

Compra barata

Mi mochila está quedando bastante desgastada, con algunas partes rotas y el cierre flojo, así que decido comprar una nueva antes que empiecen a caérseme las cosas que porto dentro. No necesito nada lujoso ni de marca prestigiosa; solo quiero que sea de tamaño adecuado, más o menos resistente y que tenga unos bolsillos fuera. El diseño no importa, casi. Que no sea de colores demasiado estrafalarios, quizá, pero no creo que haya tantas mochilas raras.

Empiezo por andar mirando en las tiendas y en los puestitos ambulantes que a veces aparecen en las estaciones de tren, y lo que no me anima mucho es el precio: no sé si es así desde antes pero ahora resulta que las mochilas resultan ser mucho más caras de lo que me imaginaba (unos ejemplos aquí, aunque no de las tiendas físicas que vi). Lo que me deja pensando aún más es el hecho de que no pocas mochilas cuesten más que una impresora de computadora. Un saco de tela y un artefacto de alta tecnología… la verdad es que no sé cuál debería costar más (pero, bueno, es que en caso de impresoras, su modelo de negocio no es para ganar vendiendo el aparato en sí sino las tintas, que ciertamente son bien caras).

Y… tras unas semanas de búsqueda, un día encuentro una oferta bastante atractiva en un supermercado, donde entre artículos para prevención de desastres naturales se vendía una mochila de precio insólitamente accesible y que satisfacía más o menos mis otros requisitos (tamaño, color, bolsillos). Dada la casi nula posibilidad de encontrar otra oferta igual, no dudo en comprarla.

Contento llego a casa y lo que recién descubro:

 

Sea, el cierre que no cierra desde el momento de la compra, algo que no se podía comprobar en la tienda porque esta mochila se vendía cubierta de una bolsa de plástico. Menos mal es que, como se ve, la mochila se puede cerrar desde dos lados… y al menos funciona desde un lado, así que ojalá no se trate de un caso ilustrativo de “compra barata, dinero perdido” como se dice un refrán aquí.

3 comentarios

Archivado bajo general

Nubes

No soy tan loco de la astronomía, pero igual siento curiosidad por ver fenómenos raros y por eso no dejé de guardar interés por lo que se iba a poder ver en estas últimas semanas, comenzando por el tan comentado eclipse anular en mayo y luego un eclipse lunar (4 de junio) y un tránsito de Venus (6 de junio)… Bueno, sobre los dos últimos fenómenos en junio he escuchado comentarios en algunos programas de radio de México y Chile, y supongo que algunos amigos de Latinoamérica habrán mirado un rato el cielo si no tuvieron algún impedimento, mientras que yo… sí que he tenido impedimentos porque para las dos fechas, el cielo aquí lucía como un auténtico y denso Ruido Sólido, que no dejaba ver Sol, Luna ni Venus, sino únicamente el tránsito de nubes:

Y… nada. Son cosas que pasan, que con un poco de suerte se pueden o no ver y en caso de no tener suerte, tampoco importa mucho y sencillamente sería para esperar la próxima oportunidad (aunque habría que creer en la otra vida o reencarnación para esperar ver el próximo “tránsito de venus”), y más positivamente pienso que la mucha bulla que se ha hecho en los medios de comunicación aquí habrá habrá servido, por lo menos, para que los niños tuvieran interés en las ciencias naturales.

Hoy está lloviendo todo el día y ahora acabo de enterarme de que la Agencia Meteorológica de Japón ha anunciado la llegada de la temporada de lluvias aquí. Y… nada. Es todo lo normal de esta época del año y yo, aunque no tenga mucho que ver, me pongo a recordar la letra de Inevitable de Shakira.

2 comentarios

Archivado bajo naderías

Paisajes varios

Algunas fotos que quizá hubiera podido publicar un mes antes, pero a ver…

Un sábado de la llamada “Semana Dorada”, volvimos a visitar la Cerro de Ovejitas a ver la césped-cerezo, y lo que encontré ahí:
Para llegar al parque elegimos esta ruta, bastante tranquila.

 

En el parque, primero saludamos a las ovejitas.

 

Y ahora las flores en cuestión. Antes se podía entrar gratis pero ahora se cobra la entrada durante la temporada de las flores. Bueno, así debería ser porque si no, sería imposible manejar la cantidad de visitantes. Diría yo que esta vez no visitamos el lugar para ver las flores en sí, sino para observar a “la gente que observa las flores”. De todas maneras, no está mal salir a pasar un buen rato al aire libre.

Luego de ver algo de montañas, el día siguiente vimos el mar. Más concretamente visitamos el Parque Marítimo de Kasai frente de la Bahía de Tokio.
Su playa artificial no está tan linda,

pero el área verde sería ideal para jugar o echar una siesta por toda la tarde,

observando a veces el paisaje a lo lejos, ir y venir de los buses acuáticos,

de vez en cuando subiendo al mirador, etc.

 

Fue un 6 de mayo (día siguiente del Día del Niño) y aún ondeaban las banderolas koinobori.

 

Bueno, el momento de descanso se fue volando ya, y ahora solo nos queda seguir chambeando…

2 comentarios

Archivado bajo general, japón