Archivo mensual: septiembre 2016

Lluvias prolongadas de otoño

Ya pasó el equinoccio de otoño y está a punto de terminar el mes de septiembre, mientras que la temperatura va bajando, a veces lentamente y otras con más brusquedad, y, en fin, parece definitivamente que estamos ya en otoño.

Y sigue lloviendo mucho.

Desde la segunda mitad de agosto hasta el día de hoy da la sensación de que nos siguen visitando sin cesar, un tifón tras otro… que junto con lluvias de otras causas (del “frente de lluvias otoñales” como dicen los meteorólogos de aquí), están causando bastante daño en muchas partes del país. Realmente no sé cuántas veces he oído ya el anuncio de la “Alerta de Lluvias de Intensidad Récord en Poco Tiempo”, algo que, tratándose de “récord”, no debería anunciarse muy frecuentemente pero que en la práctica me da la sensación de escuchar casi cada semana y cada día en alguna parte de Japón…., y parece que de verdad está ocurriendo algo de récord, tipo “equivalente de precipitación para mes y medio en tan solo un día”, etc.

Por pura suerte no ha habido tanto daño en la zona en donde vivo y trabajo, pero se puede decir que de todas maneras mi vida se ve afectada por las lluvias, porque debido a (o más bien, con la excusa de…) estas lluvias, muchos días he dejado de salir a correr. Ahora que queda solo una semana para mí primera media maratón de este otoño, solo espero que esta falta de entrenamiento no afecta tan negativamente mi resultado de la carrera, sino más bien positivamente, quizá como suficiente “reposo” para reponerme de mi permanente fatiga…

Bueno, ya lo veremos…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cansancio

Es un fin de semana largo porque este lunes es feriado (Día de Respeto a los Ancianos).

Algunos hacen un pequeño viaje y otros la pasan tranquilo en casa, descansando, y yo… pienso un fin de semana normal (sea, sábado y domingo) para luego, el lunes, ir a ver una película que hace tiempo que me interesaba y no tenía la oportunidad de ver hasta el momento. Encontré su título en el folleto de un festival de cine que se va a realizar en una localidad de la prefectura de Saitama y lo bueno es que no va a costar nada, excepto el pasaje de tren para llegar ahí. No se trata de un festival muy grande, sino un evento bien pequeño con unas cuantas películas algo atrasadas, que se van a proyectar gratis en un centro cultural o algo así, y solo sería cuestión de llegar al lugar antes de que se llene el espacio…

En estos últimos días estoy muy cansado, física y anímicamente por diferentes motivos, y espero que un lunes de cine me ayude a reponerme un poquito…

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Esto está cañón (9)

Y lo que fue mi tercera participación en la minicarrera de 20km en este año (novena vez en total desde hace tres años), en un lluvioso domingo de semptembre sin mucha suerte.

Según el pronóstico no iba a llover mucho durante la carrera y de hecho estaba casi escampado cuando llegué al lugar pero luego empezó a llover bien fuerte durante media hora más o menos, justo a la hora en que estábamos alistándonos y empezando la carrera… Y debido a eso, parte de la pista de la ruta quedó como un lodazal resbaloso, muy incómodo, donde, al saltar un charco, saltó también mi botella de agua que llevaba en un estuche riñonero, que cayó al suelo, que tuve que volver a recoger, atrás, y así fue el desastroso estreno de dicha riñonera, que siguió sin funcionar muy bien hasta el final… o mejor dicho, la tapa de la botella que había colocado, de donde aparentemente siguió escapando el líquido de a poquitos durante toda la carrera y me parece que tres cuartos del líquido se echó a perder así, sin servir para hidratarme como pretendía, así que la próxima vez tendré que pensar alguna otra manera..

Otro desastre fue mi GPS, que tomé la precaución de activar y sincronizar con la señal con tiempo, además de evitar dejar totalmente de realizar alguna operación, para así evitar que se apagara automáticamente; así seguí hasta unos cuantos minutos antes de la partida pero de ahí se me ocurrió ir al baño una última vez, lo que terminó siendo el origen de la increíble desgracia porque ese momentito de entrada al baño, ese momentito de pérdida de señal, fue más que suficiente para que mi desgraciado GPS se apagara para nunca más volver a activar, al menos durante la carrera ese día.

Y la carrera misma, bueno, no empecé a correr tan mal y me iba más o menos, hasta cierta distancia de la primera mitad. A los 8km o 9km empezamos a cruzarnos con los corredores más rápidos (que ya pasaron por el punto de retorno y están en camino de vuelta), que fui contando para calcular que yo estaba en décimo noveno o vigésimo lugar en ese momento pero es que sentí tremenda fatiga en la segunda mitad, mis pies empiezan a negarse a trabajar…. y esta vez creo que fueron los 20km más duros de toda mi carrera; por puro milagro llegué al final sin dejar de “correr” pero casi al punto de desmayarme y caer con la vista totalmente nublada y así, obviamente, con un récord que para nada esperaba, cuando mi deseo era ir ya mejorando mi rendimiento en preparación para las medias maratones de otoño.

record-koryatamaran201609

Y…. dado este desastroso contraste entre la primera mitad y la segunda, al menos me hubiera gustado analizarlo con datos concretos y viene el triste hecho de que los datos no están disponibles, porque mi GPS jamás volvió a sincronizarse con la seña, ni antes ni durante la carrera.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

A caminar

Es septiembre y ha comenzado nuevamente la anual campaña de caminata en mi oficina, donde los empleados podemos intentar caminar determinada cantidad (600 mil pasos en concreto) en dos meses para luego ganar un pequeño premio en caso de lograr la meta. Yo, como cada otoño, no necesitaré hacer nada en especial sino simplemente tratar de no olvidar registrar el número de pasos de cada día y no olvidar tampoco entregar la hoja de datos sin demora (y es que, de hecho, una vez perdí el derecho de recibir un reloj de pulsera porque me olvidé de enviar el papel…). Bueno, mi podómetro marcó la cifra de 35172 pasos el primer día y 33397 pasos el segundo… y pienso que así llegaría a acumular los 600 mil pasos en menos de 20 días ya.

Y ahora empiezo a pensar ya en el premio que podría recibir… En su catálogo figuran, entre otras cosas, dos cosas que me interesan:

Antes que nada, habría que ver que, tratándose de regalos de una campaña gratuita, son cosas relativamente baratas y no de primera calidad, que da un poquito de duda también… ¿Qué tan exacta en caso del termómetro?, o ¿masajeará bien o agradable de verdad el cojín? No se sabe, pero a la vez pienso que no resulta nada interesante pedir otros artículos más comunes, como “paquete de detergentes para cocina (o para lavar ropa)”, que servirán sin duda pero no traen nada divertido…, así que mejor “arriesgar” y optaré por pedir algo que en otra ocasión no se me ocurriría comprar por iniciativa propia.

En todo caso, aún faltan tres meses para recibir el premio que fuere, y por ahora solo seguiré caminando.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized