Archivo mensual: mayo 2018

Mi lucha… contra somnolencia.

Uno de los mayores e invencibles enemigos para los oficinistas es la somnolencia durante las horas de trabajo. Para resistirse, algunos toman café, otros se lavan la cara con agua fría o se paran y mover el cuerpo durante un instante… Y no sé si a algunos se les habrá ocurrido hasta ahora pero hace unos días tuve una nueva idea y está aquí mi nueva adquisición:

De alguna manera se podría decir que está dentro de “mover el cuerpo”, pero es algo que se puede hacer debajo del escritorio sin que nadie se dé cuenta y a la vez sirve para fortalecer una parte de la musculatura… (más conveniente sería fortalecer músculos más grandes en vez de los de las manos, pero para eso habría que dedicar tiempo; que no sería cosa para realizarse durante las horas de trabajo). Aún no sé si servirá de verdad, pero ya veremos qué tal.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Rosas

Cerca de donde vivo hay una casa con un pequeño jardín lleno de rosas, aparentemente en su temporada en estos días.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Acosos japoneses

Los japoneses son unos grandes amantes de neologismos y expresiones de moda pasajera, quizá porque es un grupo lingüístico limitado en un territorio relativamente pequeño y, más que nada, centralizado, lo cual facilita que una palabra o expresión, si adquiere una popularidad, inmediatamente se propague a todo el país (como también puede ocurrir lo mismo con las palabras pasadas de moda, que pueden quedar olvidadas de una vez)… Bueno, es lo que se me ocurre y no sé si estoy o no acertado pero supongo que en otros países no sería tan común como en Japón que, por ejemplo, alguna expresión o frase, aparecida en las noticias de actualidad o inventada por algún que otro comediante, se pone de moda y la gente empieza, ya desde cualquier época del año, a especular que esa palabra debe ser una candidata favorita para el Gran Premio de Neologismos y Palabras de Moda de fin de año.

En estos últimos años, una de las palabras muy de moda es “acoso X”, con una treintena de variantes que dicen que hay. Citaré aquí solo algunos:

  • Acoso Sexual: Bueno, de esto no haría falta mucha explicación…
  • Acoso a la Maternidad: Es el acoso de los empleadores o jefes hacia sus empleadas/subordinadas embarazadas o con pequeños hijos, negándoles el derecho a la licencia de maternidad/crianza de niños, despidiéndolas por motivo de embarazo u dándoles otros tratos no muy adecuados.
  • Acoso a la Paternidad: Es la versión masculina del acoso anterior, en una sociedad como la japonesa donde aún no es común la participación de los hombres en la crianza de niños, la licencia del papá para eso, etc.
  • Acoso de Olor: Vivimos rodeados de diferentes olores, algunos agradables y otros no y el problema es que un mismo olor puede causar diferente efecto a diferentes personas. Con perfumes, detergentes para ropa con aroma, olores corporales de las personas, etc… si alguien “molesta” a los demás alrededor suyo, puede ser acusado del acoso de olor.
  • Acoso Sanguíneo: Existe aquí una falsa creencia de que el grupo sanguíneo determina el carácter de las personas y esto puede originar casos de hostigamiento, discriminación, marginación, etc. hacia las personas consideradas de raro o no sé qué basado en su grupo sanguíneo en las escuelas o centros de trabajo y esto recibe el nombre de acoso sanguíneo.
  • Acoso Termina-ya-tu-búsqueda-de-empleo: Una práctica bastante común aquí es que los estudiantes se gradúan en marzo de la universidad y entran a trabajar ya desde el primero de abril para las empresas que los contrataron, para lo cual los jóvenes se dedican, más que a estudiar, a realizar sus actividades para encontrar trabajo durante su último año (o año y medio o dos…) de la universidad, mientras que las empresas hacen las suyas para seleccionar candidatos para ser sus nuevos empleados. La gran meta del estudiante es conseguir el precontrato de su empresa de preferencia (una garantía para ser contratado a trabajar ahí luego de su graduación), que puede darse a veces con más de medio año de anticipación u otras a última hora, por lo que para asegurarse un puestito de trabajo, el estudiante suele postular a varias empresas a la vez, cuando por otra parte la empresa, al darle el precontrato a su postulante, a veces toma medidas para que no se le escape su futuro empleado, a veces realizando seminarios, cursillo, viajes o algo por el estilo o quizá una amenaza verbal… con el fin de obstaculizar que el estudiante acuda a entrevistas de otras empresas. Así es el acoso termina-ya-tu-búsqueda-de-empleo.
  • Acoso Electrónico: Vivimos rodeados de máquinas, aparatos y otros inventos de la modernidad, algunos de los cuales emiten ondas acústicas de baja frecuencia o electromagnéticas, que pueden causar daños en la salud de los vecinos, así que convendría tener cuidado para no ser causante (o dueño del aparato causante) de tales daños, para que no nos vayan a acusar de “acoso electrónico”, y muy especialmente cerca de la embajada de EE.UU para no causar problemas diplomáticos.
  • Acoso Karaoke: Unas veces al años suele organizarse aquí una fiesta, cena y borrachera por diferentes pretextos con compañeros y jefes de trabajo o con socios de negocios, y en esas ocasiones puede haber karaoke, tan amado por algunos y odiado por otros, y lo feo es que muchos de los amantes de karaoke no saben que su amor no es universal. Está bien que canten los que quieren cantar y que se diviertan, pero ¿para que forzar a cantar a quienes no quieren?  Ojalá se acabe de una vez por todas el acoso karaoke.
  • Acoso Alcohólico: Junto con los amantes de karaoke, los bebedores también deberían aprender a respetar a los no bebedores…
  • Acoso Fotográfico: A muchas chicas japonesas les gusta sacarse fotos, a veces sola y otras con su grupo de amigas, para luego compartir las imágenes en privado o en público. No es nada nuevo ni raro pero las fotos no siempre salen perfectas, donde puede ser, por ejemplo, aparezcan unas chicas perfectamente lindas y una chica no tanto (por cuestión de luces o porque justo en ese momento miraba al otro lado o cerraba un ojo… o por el motivo que sea). ¿Y? En tales casos, dizque la chica desafortunada siente haber sido víctima de un acoso fotográfico.
  • Acoso de Aire: Las oficinas suelen contar con el sistema de aire acondicionada, que, sin embargo, no siempre funciona de la mejor manera, por una parte porque la temperatura y humedad puede variar según la zona aún dentro de una misma sala y, por otra, es que también puede variar la temperatura más cómoda según cada persona… Y de ahí puede suceder situaciones en que un empleado quiere cambiar la temperatura del aire acondicionado y no se lo permite su superior o algún otro compañero. Así es el denominado acoso de aire.

… Diría yo que algunos de los ejemplos citados arriba son en realidad de daños meramente accidentales y sin intención, que no se podrían catalogar como “acoso”, mientras que otros…. me hacen pensar también, pero en fin es que a los japoneses les encanta tener una palabra clave para algo, en este caso acoso, y de ahí inventar sinnúmero de expresiones derivadas, sin importar que sean adecuadas/correctas o no, gramatical ni semánticamente. 

 

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Tren de la Galaxia con locomotora de vapor

Como en muchos otros países, las locomotoras de vapor dejaron de circular hace mucho tiempo aquí y en su lugar están los trenes más modernos, en su mayoría eléctricos y a veces diesel… típicamente en caso de las líneas en las provincias escasamente pobladas si es para “transporte” propiamente dicho.

Mas, últimamente parece estar en aumento el caso de operadores ferroviarios que optan por reanudar el uso de las antiguas locomotoras de vapor para trenes turísticos, que sin importar su lentitud, ruido y ciertas comodidades, atraen al público por su existencia misma. Entre unos de esos trenes de vapor está el “Tren de la Galaxia” que circula entre las ciudades de Hanamaki y Kamaishi, en la norteña prefectura de Iwate. El nombre de “Galaxia” aparentemente se tomó del cuento infantil “Tren Nocturno de la Vía Láctea” del ingeniero agrónomo y poeta local Miyazawa Kenji, quien a su vez tomó la entonces Línea Ferroviaria Liviana de Kamaishi (actual Línea Kamaishi) de modelo para escribir su cuento. En abril tuve la oportunidad de mirarlo y fue así:

Esta vez solo fui a mirar pero sería lindo subir y viajar en este tren algún día.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized