Archivo mensual: marzo 2013

Ajedrez japonés

Si alguna vez he hablado del ajedrez chino, lo indicado sería hablar también del ajedrez japonés, que antes que nada, es así:

shogi1

(Para saber bien los ideogramas y su lectura en japonés, AQUÍ va un archivo PDF)

Bueno, básicamente es un juego parecido al ajedrez internacional pero en caso del shôgi (ajedrez japonés), se usa un tablero de 9×9 casillas y 40 piezas de madera (20 piezas para cada jugador al momento de comenzar una partida), que son las siguientes:

  • General Jade: Equivalente del Rey del ajedrez internacional. Puede moverse una casilla hacia cualquier dirección (horizontal, vertical y diagonalmente). El objetivo del juego es el de perseguir al Jade oponente hasta acorralarlo sin escapatoria alguna.
  • General Oro: Puede moverse una casilla hacia cualquier dirección menos hacia diagonalmente atrás.
  • General Plata: Puede moverse una casilla hacia adelante, diagonalmente adelante y diagonalmente atrás.
  • Caballo Canela: Se podría decir que es un pariente del Caballo del ajedrez internacional pero con su capacidad muy limitada. Mientras que el Caballo internacional puede saltar hacia ocho direcciones, el Caballo Canela japonés puede saltar solamente hacia dos direcciones para adelante.
  • Carro Aroma: Quizá sea un pariente de la Torre del ajedrez internacional pero con la capacidad muy limitada. Se puede mover hacia adelante por ilimitado número de casillas, pero no hacia atrás ni hacia la derecha/izquierda.
  • Marcha Diagonal: Puede moverse diagonalmente por ilimitado número de casillas. (El mismo movimiento del Alfil del ajedrez internacional).
  • Carro Volador: Puede moverse vertical u horizontalmente por ilimitado número de casillas. (El mismo movimiento que la Torre del ajedrez internacional).
  • Peón: Equivalente del peón del ajedrez internacional, con cierta diferencia. Puede moverse una casilla adelante, tanto para desplazarse simplemente como para capturar una pieza enemiga.

Promociones

Todas las piezas (menos el Jade y el Oro) tienen la opción de promocionarse al llegar al territorio enemigo o al realizar un movimiento dentro de él o al salir de él. Cuando se promociona una pieza, se coloca volteada y ahí aparece su nuevo nombre, típicamente en rojo:

  • Las “piezas menores” (sea, el Plata, el Canela, el Aroma y el Peón), al promocionarse pierden sus respectivas capacidades originales y adquieren la capacidad del Oro.
  • La Marcha Diagonal, tras su promoción recibe el nombre del “Dragón Caballo” y adquiere la capacidad de moverse una casilla horizontal/verticalmente sin perder la capacidad de la original Marcha Diagonal*Para no confundirse: cuando se dice “Caballo” en el ajedrez japonés, se refiere siempre al “Dragón Caballo” (Marcha Diagnonal promocionada), mientras que para referirse al Caballo Canela se dice “Canela”.
  • El Carro Volador, tras su promoción recibe el nombre del “Dragón Rey” y adquiere la capacidad de moverse una casilla diagonalmente sin perder la capacidad del original Carro Volador.

shogi2

(De izquierda a derecha: el Peón promocionado, el Aroma promocionado, el Canela promocionado, el Plata promocionado, el Dragón Caballo y el Dragón Rey, y sus respectivas piezas antes de promoción)

Uso de las piezas capturadas

Las piezas capturadas pasan a formar parte de las “tropas de reserva” de su captor. Los jugadores del shôgi, en su turno pueden elegir: o mover una de sus piezas colocadas ya en el tablero, o tomar una de sus piezas de reserva y colocarla en cualquier casilla desocupada del tablero…   (En cuanto a la promoción, todas las piezas capturadas vuelven a ser las de antes de promoción, que tras volver a ser colocadas en el tablero pueden ser promocionadas según su posterior avance.  *Está permitido que las piezas de reserva “aterricen” directamente en el territorio del enemigo, pero en tal caso no tienen derecho a promocionarse inmediatamente, sino después de que la pieza en cuestión haya realizado un movimiento “terrestre”).

 

Bueno, sin duda alguna, el uso de las piezas capturadas es la característica más importante, que hace del ajedrez japonés el más original y diferente de todas las variedades de ajedrez del mundo. Es algo que podría representar batallas internas entre la misma raza, donde si bien los jefes de diferentes bandos pueden guardar enemistades difícilmente reconciliables, los ciudadanos de abajo son, a fin de cuentas, del mismo pueblo y simplemente obedecen a su gobernante de cada momento (y quizá por eso es que en las fichas del shôgi no hay blancos ni negros; todas las piezas son del mismo color, siendo la posición en que se coloca cada pieza el único indicador del bando al que pertenece en cada momento), mientras que el ajedrez internacional pareciera representar una guerra entre diferentes etnias, con diferentes colores, donde al enemigo capturado se le mata de una vez.

Por otra parte, creo que al mismo uso de las piezas capturadas (y más precisamente, al hecho de que en tal caso, las piezas re-usadas pueden “volar” instantáneamente a cualquier punto del tablero) se debe el hecho de que las piezas de shôgi tengan capacidades muy limitadas (en caso del Canela y el Aroma, sobre todo, que si no por la posibilidad de recolocación, no se sabría para qué servirían), comparado con las de ajedrez internacional. (Y eso sí, creo que sería demasiado cruento si las piezas tan poderosas como las Damas, las Torres y los Alfiles, etc. del ajedrez internacional batallaran no solo por “vía terrestre” sino desde el aire…).

Deja un comentario

Archivado bajo japón

Primavera

Cada día que pasa es uno más, parecido a ayer. La vida es inmutable y el tiempo parece estar detenido no sé desde cuándo… Pero, bueno, aunque no mi vida, el tiempo vuela de todas maneras y eso se percibe, por la transición de las cuatro estaciones del año, más precisamente en estos días de invierno a primavera:

  • El sol ya no sale a la hora que estoy llegando a la oficina como en enero o febrero, sino mucho antes, a la hora que subo al tren o camino hasta la estación de tren, a la vez que a esas mismas horas de la madrugada, ya no se me hielan las manos al lavármelas…
  • Ya terminó la denominada “Ofensiva Primaveral”, negociaciones entre los sindicatos laborales y los patronales sobre los sueldos, que aquí suelen realizarse entre febrero y marzo. Dicen que este año, siente de las ocho grandes fabricantes automotrices aceptaron plenamente lo reclamado por sus empleados en cuanto al monto de la bonificación (“aguinaldo”, “gratificación” o como se llame según el país, un pago extra que aquí se suele dar en dos partes, en invierno y verano, y cuyo monto, equivalente a varios meses de sueldo normal, depende mucho del resultado financiero de cada empresa), mientras que otra empresa ligada a una cadena de supermercados ha aceptado un “aumento básico” (bueno, aquí las empresa suelen tener establecida una tabla del monto de sueldo y la edad del empleado, que generalmente forma una curva levemente ascendente, de manera que el sueldo del empleado aumenta gradualmente al pasar de los años. Aparte de ese aumento regular preestablecido, los sindicatos suelen reclamar mover esa “curva” entera para arriba, y eso se denomina “aumento básico”, que los patronales difícilmente conceden porque eso directamente hace aumentar el costo fijo de operación de la empresa). De todas maneas, mientras que algunas empresas, de una manera respondiendo al llamamiento del Primer Ministro Abe con su “Abenomía” que incluye el aumento de sueldo, han aceptado algo, otras empresas no están en condiciones para hacerlo… porque mucho antes de hablar de sueldos, está en peligro la preservación del empleo mismo.
  • Como cada primavera, se ha decretado ya el Estado de Plena Floración de Cerezo. Aunque en estas últimas semanas siguen días muy feos, con el cielo de color tierra por el polvo levantado por tormentosos vientos, que junto con el polen de cedro o ciprés que tortura a gran número de los habitantes de este país. En este marzo, la situación es pésimo, con la cantidad de polen que es 5-7 veces más que el año pasado y con tantos tormentosos vientos inusuales.
  • Y las ceremonias de graduación… Porque aquí el año académico es de abril a marzo, este mes se realizan ceremonias de graduación. Para mí es cosa de un remoto pasado inmemorial, pero para los extranjeros podría resultar interesar andar por la calle o viajar en tren y encontrar a chicas vestidas con un peculiar prenda llamada hakama, bien típica para la ocasión.

2 comentarios

Archivado bajo general, japón

Al dentista (2)

(Viene de aquí)

Al dentista, lo más común es ir con previa cita pero también se puede ir sin cita, especialmente en caso de la primera consulta. Esta vez opté por ir directo, un día después del trabajo. Si me aceptaban en seguida, mejor, pero si no, no importaba tampoco, en tal caso sería para hacer reserva ahí mismo y no tenía nada que perder en cualquiera de los casos.

Entro y le aclaro a la recepcionista que se trata de una primera visita sin cita. La chica revisa algún documento y me dice que si es para ser atendido hoy mismo, tendría que esperar algo de media hora. Está bien y le entrego mi carnet de seguro de salud (bueno, sabido es que en Japón es obligatorio el seguro de salud para todos. Las empresas con más de cierto número de empleados administran su propia cooperativa de seguro de salud, mientras que los organismos estatales/municipales/públicos tienen lo suyo para los empleados públicos; y quienes trabajan por cuenta propia o no trabajan se inscriben al Seguro Nacional de Salud manejado por su municipio de residencia a menos que estén en condición de co-asegurados de algún familiar suyo. Bueno, pareciera que todo anda bien, pero el gran problema es que la gran parte de las cooperativas de seguro de salud arrojan déficits fiscales, casi a punto de quiebra; a la vez que hay gente pobre que, afiliada al Seguro Nacional de Salud, no cumple con el pago de su prima porque no tiene dinero, cuando por otra parte, hay empresas, especialmente medianas y pequeñas, que no cumplen con su deber de afiliar a sus empleados al seguro de salud…) y la chica me entrega a mí un cuestionario con preguntas sobre datos personales y …, a ver:

  • el motivo de la consulta (“Tengo caries dental”, “Me duele la muela”, “Me duele la encía”, “Quiero que me saquen los sarros”, “Deseo un chequeo”….)
  • el tratamiento deseado (“Solo curar la parte que me duele/preocupa”, “Hacerme un chequeo general y curarme todo el problema que se detecte”, …)
  • otras opciones (“Solo quiero tratamientos dentro de la cobertura del seguro de salud”, “Tratamientos de calidad, dentro o fuera del seguro de salud”, “Deseo explicaciones sobre todos los tipos de tratamientos disponibles, para luego decidir”), etc.
  • tiempo transcurrido sin ir al dentista (** años/meses)
  • otras aclaraciones (“Tengo miedo al dentista”, “Quiero anestesia a la hora de tratamiento”, …)

No recuerdo todas las preguntas pero aquí se puede ver cuestionarios de muchos consultorios dentistas, que aparentemente son originales de cada local, y creo que no estaría demás comentar, en cuanto a la tercera pregunta, que aquí el seguro de salud cubre tratamientos en general pero no todos. Ciertos tratamientos que no son considerados “para todos”: por ser más estéticos que médicos en algunos casos, por ser tratamientos de última tecnología aún no muy difundida y por eso demasiado costosos para ser cubiertos por el seguro para todos, etc. En caso de tratamientos dentales, más típicamente se podría hablar de los materiales para relleno de caries, que hay de toda clase de calidad y precio, y algunos cubiertos por el seguro y otros no… Una particularidad sobre este tema es que en Japón no está permitido combinar “tratamientos de seguro” (sea, cubiertos por el seguro de salud) con otros “libres” (no cubiertos por el seguro) para una misma consulta; o sea, si el paciente opta por recurrir a algún tratamiento fuera del seguro, debe pagar por cuenta suya la totalidad del costo, dejando completamente de beneficiarse del seguro de salud, regla que afecta, por ejemplo, a pacientes de enfermedades graves (cierto tipo de cáncer, etc.) que desean básicamente seguir el tratamiento de seguro y a la vez beneficiarse parcialmente del último avance médico/farmacéutico aún no cubierto por el seguro… En tal caso, el paciente solo tiene dos opciones: o seguir solo con el tratamiento de seguro y dejar la posibilidad de contar con la última tecnología, o recibir el tratamiento más avanzado y para eso pagar por su cuenta todo el costo médico (inclusive el de tratamiento no avanzado).

Bueno, mi caso no es para tanto y por ahora solo espero la hora indicada…

(Continuará… cuando pueda)

Deja un comentario

Archivado bajo general, japón

Derroche de energía

Algunos recordarán lo que comenté aquí hace tres meses sobre la prueba oral del famoso examen DELE, donde una de las alternativas para inventar mi mini discurso fue un tema así:

  • Se dice que nosotros malgastamos más energía de lo necesario. ¿Cree usted que es cierto?

que bien hubiera podido ser mi opción porque nada más leer el tema, al toque podía recordar varios ejemplos muy concretos de derroche de energía, muy al contrario de lo sucedido en el otro examen por falta de mi imaginación… Bueno, el examen ya pasó y de eso solo falta esperar un papelito, pero independientemente de eso enumeraré aquí algunos de los ejemplos de derroche de energía, a ver qué les parece:

  1. En mi casa tenemos un hervidor eléctrico, que es solo para hervir y no para mantener caliente el agua, y entonces lo correcto sería echarle solo y exactamente la cantidad necesaria de agua… Si es para tomar una taza de té, por ejemplo, hay que hervir exactamente el agua para una taza y no para dos, ya que el agua hervida y no usada, se enfría nomás, quedando en nada la energía usada para hervirla. Y…. ocurre que a mis padres les encanta echarle el agua en abundancia, sin jamás medir la cantidad necesaria.
  2. A mis padres también les gusta dejar siempre encendida la luz del cuarto de cocina, contiguo a la sala del televisor aunque nadie esté ahí. Y no me atrevo a apagar nada porque se van a molestar. (Les fastidia tener que buscar el interruptor en la oscuridad cada vez que entran o salen de la cocina…)
  3. Al encender el aire acondicionado de la sala del televisor, mi madre lo pone a su máxima potencia, para después de un rato bajarlo un poco… Sea, por ejemplo, por la mañana fría de invierno, enciende el aire acondicionado para calentar el ambiente hasta 28, 30 o no sé cuántos grados aunque la temperatura deseada en realidad sea de 25 grados. Cree que así se calienta el ambiente con más rapidez (y eso sí es verdad, pero el hecho es que, en esta era de microprocesadores, las máquinas actuales están ya programadas para funcionar así para alcanzar la temperatura con más eficacia. Si el usuario la pone para una temperatura excesivamente alta, no hace otra cosa que alcanzar esa excesivamente alta temperatura con más rapidez, consumiendo obviamente una cantidad excesiva de energía… o ¿no?).
  4. En la sala del televisor, el televisor está encendido aunque nadie esté viendo nada. La escena más típica sería del televisor encendido y mis padres adormecidos, con que a veces no resisto la tentación de apagarlo, pero eso no agrada a mi padre, que nada más despierta, lo vuelve a encender aunque no haya ningún programa interesante y él pronto vuelva a dormitar…
  5. Y otra del televisor… Aquí no usamos solo el televisor, sino también un amplificador y unos parlantes externos de dudoso origen. No se trata de un teatro en casa ni nada por el estilo sino que simplemente es una forma de extensión de parlantes para que mi madre, que está quedando medio sorda, pueda tener los parlantes más cerca… Bueno, eso es una cosa, no tan condenable, pero otra cosa es el hecho de que el amplificador permanezca encendido durante 24 horas del día y 365 días del año: mis padres saben apagar el televisor a la hora de irse a dormir pero no se les cruza por la mente que quizá sea mejor apagar el amplificador también. Y yo no me atrevo a decirles nada, para no fastidiarlos.
  6. El susodicho amplificador está enchufado a una extensión multiple que tiene interruptor independiente para cada enchufe, donde también está conectado el cargador del celular de mi madre, que igualmente recibe corriente eléctrica durante 24 horas del día, porque nadie sabe, no se toma la molestia o no se atreve a mover un interruptor…

Todo esto es una gran vergüenza para mí y únicamente espero que esto sea un caso muy aislado; que no esté sucediendo lo mismo en ningún otro hogar de este país, cuyos habitantes deben haber tomado más consciencia del tema después de lo sucedido hace dos años.

2 comentarios

Archivado bajo general

Hielos y deshielos (2)

En otros países no sé pero en Japón mucha gente tiene algún fenómeno natural del que andar pendiente para cada temporada del año, ya sea el estado de florecimiento de ciruelo o cerezo en primavera, de las flores de la otra orilla o colores de las hojas caducas en otoño, etc., y no faltan para sus respectivas épocas algunas páginas de internet o segmentos en los servicios meteorológicos que dan informaciones y pronósticos para saber el mejor día para dar un paseo por ahí. Bueno, al listado de esas cosas que nos mantienen pendientes, decidimos agregarle una cosa más desde el año pasado: el nivel de congelamiento de la cascada del perro (como la llamamos mi amigo y yo), conocida oficialmente como la Cascada de Hossawa.

Si el año pasado nos perdimos la mejor oportunidad de apreciar la cascada perfectamente congelada, este año hemos estado más atentos a la información más actualizada sobre el asunto (el nivel de congelamiento aquí, cámara en vivo aquí y más datos aquí por ejemplo) y esperamos el mejor momento. Bueno, parecía que no íbamos a tener demasiada suerte, porque justo este invierno ocurre que la cascada no parece querer congelarse sino hasta 50%, y su nivel oscilaba entre 5% y 40% a lo mucho, para así terminar el invierno sin que nunca llegara el momento esperado, quizá.

Pero, bueno, para no dejar de ir a ver algo, un lunes de febrero decidimos salir y…

Llegamos al lugar y de aquí empezamos a caminar por un estrecho sendero montañoso que conduce a la cascada:

hossawa1

Cerca del punto de partida no dejamos de saludar a nuestro amigo perro que vive por ahí:

hossawa2

Y no tardamos en llegar a la cascada, que estaba menos de 5% congelada hacía apenas una semana… pero lo que vimos fue así:

hossawa3 hossawa4 hossawa5 hossawa6

Bueno, resulta que esta mañana la cascada había llegado a congelarse hasta un 55% y parece ser que este va a ser el récord de la temporada, o sea que hemos escogido el mejor día, aunque solo lo supimos luego de volver a casa.

Y… para compartir unas fotos más, este es mi amigo tomando fotos (no confundirse con la estatua del líder de alguna que otra República Democrática Nosécuál…):

hossawa7

El bosque y el cielo:

hossawa8

Y las montañas:

hossawa9

2 comentarios

Archivado bajo general