Archivo mensual: abril 2015

Accidente

Una tade cualquiera, estaba yo en el trayecto de la oficina a la estación en tren cuando encontré esta escena, donde unas cuantas personas estaban empujando un carro parado en un cruce, que al primer momento pensé que podía tratarse de un carro averiado o quedado sin gasolina… pero luego me di cuenta de que era un accidente y que el carro en cuestión había chocado contra otro y…, bueno, no pude evitar sacar mi cámara (que siempre llevo) a sacar unas cuantas fotos:

IMG_3681IMG_3684IMG_3678

Fue una tarde lluviosa y el lugar quedaba muy cerca, a menos de 10 metros más o menos, del incendio que presencié hace dos años, en una tade lluviosa igualmente… Cosas que pasan, en una pequeña coincidencia…

Bueno, yo sigo con mi dificultad para acceder a internet y esta simplemente sería una pequeña prueba para ver si logro o no volver a subir fotos a este blog, y es que, a pesar de tener fotos que me gustaría compartir,últimamente me estoy conformando con solo colocar textos sin imágenes y ya sería la hora de intentar cambiar la situación. (Yo firmemente diría que no solo de internet vivirá el hombre, pero también desearía utilizar mejor las herramientas que existen para facilitar la comunicación entre las personas.)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Obituario

Meu Quaderno y 759
Cumplen con el penoso deber de informar el sensible fallecimiento de quien fuera nuestro gran amigo
Panasonic RF-H565
(Q.E.P.D.)
Ocurrido el 16 de abril del 2015
Y presentan su más profundo sentimiento de …
Sus restos serán velados y colocados en el contenedor de material reciclable de…

O, si es para hablar un poco más en serio, es simplemente un aparatito de radio pero es que su repentino “fallecimiento” me ha dado grandísima por ciertos motivos. Bueno, es una radio portátil bien vieja, que compré hace mucho tiempo (más de 20 años) para escuchar algunos cursos de idiomas que se trasmitían a la hora que yo estaba en el trayecto entre casa y trabajo. Me sirvió de gran manera durante unos años pero llegó un momento en que yo ya no encontraba cursos de nivel adecuado para mí y fue el momento de “jubilación” del aparatito. Bueno, la radio se “jubiló” pero nunca la boté y más bien la seguí usando en ocasiones. Y sucede que ahora… hace unos cuantos días decidí volver a usar la radio con regularidad, esta vez para escuchar noticias, servicios meteorológicos y otras informaciones para así mantenerme más o menos informado cuando, luego de empezar a vivir en la casa de huéspedes, ya no veo nada de televisión, no leo periódicos de papel, ni tengo acceso a internet tan plenamente. Y parecía que funcionaba perfectamente a pesar de ser un aparato tan viejo, de hace más de dos décadas. Aparentemente le fallaba alguna parte del circuito y no salía voz del parlante pero no importaba porque con el audífono funcionaba sin ningún problema. Estaba medio rota la tapa de la caja de pilas pero aún sin afectar su funcionalidad… Y, en fin, no estaban en perfecto estado pero lo suficientemente servible, con que yo estaba muy feliz con mi nueva fuente de información. PERO… llegó el fatídico día, en que yo, sin imaginarme de lo que iba a ocurrir esa mañana, salí media hora más temprano de lo habitual, para ducharme antes de tomar el tren. Entré al cuarto de ducha del “manga kissa” y me quité la camisa, que dejé caer al suelo… y ya fue demasiado tarde cuando me acordé de que en el bolsillo de la camisa tenía mi radio, que tras sufrir el impacto contra el suelo ya no volvió a funcionar…
Fue un pequeño pero grande descuido mío, y lo lamento profundamente.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El costo de la vida

    Hace casi un mes de mi vida en la casa de huéspedes y ya voy haciendo más o menos una idea de lo que cuesta vivir aquí en el centro de Tokio, a ver:

    • Pan de molde (una hogaza): generalmente cuesta alrededor de 110-130 yenes. Si es de buena calidad, puede costar algo más y si es en tiendas/supermercados más baratos, a veces hay ofertas, que pueden ser de 80-90 yenes. Yo al principio optaba por recurrir a la tienda de todo a cien yenes, que pensé que era la más barata pero luego me di cuenta de que había supermercados aún más baratos…
    • Zanahorias: alrededor de 20-30 yenes. La verdad es que están subiendo los precios de verduras, pero la zanahoria se mantiene relativamente barata…
    • Pimientos: alrededor 50 yenes.
    • Berenjenas: alrededor de 50 yenes…. Bueno, aquí hay, aparte de las berenjenas normales, “berenjenas largas”, del tamaño casi doble de las normales, que me parecen más económicas, así que si las encuentro en ofertas, siempre las compro…
    • Leche (de poca grasa, en envase de un litro): algo de algo de 150, 170, 200 yenes o algo así, pero yo siempre recurro a la tienda de todo a cien yenes, donde encuentro leche de su propia marca, al precio de 100 yenes y creo que es la más barata de todas.
    • Baño público (para bañarse): 470 yenes y parece que es el precio unitario de baños “normales” en todo Tokio, mientras que otros tipos de centros de baños termales fijan sus propios precios dependiendo de los servicios que ofrecen. Bueno, el precio de 470 yenes es mucho para mí, pero ahora he encontrado otra manera: aquí algunos locales del llamado “Manga-Kissa” (algo como cibercafés con videos y cómics a disposición del visitante) cuentan cuartos de ducha, con o sin costo adicional según el local. He encontrado unos locales de esos con ducha gratis, que cobran 200 yenes por los primeros 30 minutos, o sea que si entro ahí y me ducho y salgo del local en menos de 30 minutos, gasto solo 200 yenes, y sería un gran ahorro comprado con el precio de 470 yenes del baño público.
    • Baño (“Servicio Higiénico”, “Sanitario”, W.C….): cero yenes, y definitivamente es lo que sale más barato en Japón que en Latinoamérca. Aquí hay cuartos de baño en los parques, supermercados, salas de videojuegos, tiendas departamentales, etc. y en la gran mayoría de los casos es de uso libre y sin costo. A los latinos que visitan Japón les podría aconsejar que, en caso de tener necesidades urgentes, correr a la “tienda de conveniencia” más cerca (hay más de una en cada esquina en el centro de Tokio, y están abiertas las 24 horas del día) o a un pachinko (sala de una especie de tragamonedas, que también hay un montón, sobre todo cerca de estaciones de tren) y ahí muy seguramente podrán entrar al baño.
    • Morrones, rojos y amarillos: me parece que cuesto 100 yenes o más en la mayoría de los supermercados, pero hay una única verdurería que queda entre mi oficina y la estación de tren donde, no sé cómo, un saco de tres morrones (uno amarrillo y dos rojos, o dos amarillos y uno rojo) cuesta 100 yenes. Siempre voy ahí a comprar estos morrones baratos.
    • Coca-Cola (una lata de 350ml): 130 yenes oficialmente, y un poco más barato en los supermercados…

    Bueno, viviendo en una “casa de huéspedes”, no estoy pagando la cuenta de luz y gas (digamos que va incluida ya en el precio de la habitación..) y por ahora pareciera que solo me interesan los precios de alimentos, pero si les interesan saber precios de otras cosas, pueden preguntarme y podría intentar averiguar…

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Mi 14a carrera

El último sábado de marzo volví a correr otra media maratón y esta vez sí, decidí participar en la misma carrera donde estuve el año pasado, la que fue mi segunda experiencia y que realmente me gustó por varias razones: porque por primera vez tuve el gusto de correr por la vía pública, porque en el evento pude disfrutar, además de lo netamente atlético, un ambiente festivo y también una muy buena acogida que nos dieron los organizadores y voluntarios de la maratón y los pobladores en general de la localidad, tal como quedó demostrado desde el primer momento desde que salimos de la estación del tren.
Así, luego de un año volví a visitar la misma localidad y sentí lo mismo que hace un año atrás: que la gente de aquí realmente hace lo posible para recibirnos de la mejor manera y para hacernos sentir muy bien, cosa que muy bien podría ser descrita con la palabra japonesa hecha muy famosa por ser usada en la presentación del plan de Tokio para albergar los Cinco Anillos del 2020: “o-mo-te-na-shi”. Y así fue:

Y otro gusto aquí fue que, a pesar de ser un evento muy pequeño (con apenas 700-800 participantes), es una media maratón hecha y derecha, para recorrer la vía pública y con “motos blancas” (como se conocen aquí, las motos de la policía) que nos guían, etc., a la vez que lo de haber reducido número de participantes, evita el taco (como dirían los chilenos; o “caravana”, “embotellamiento”, etc en otros países) al momento de partida.

Bueno, por la ausencia del “taco” inicial, aquí no hay necesidad de imponer orden en la línea de partida (por el tiempo estimado de llegada de cada corredor, etc. como se hace en carreras con mayor número de participantes), sin que se deja simplemente que los corredores vayan haciendo la fila por orden de llegada… (hablando de la “llegada” a la línea de partida; no la “llegada” al terminar de correr los 21km). Y yo aprovecho esta libertad y, con toda modestia, me atrevo a ponerme en la primera fila, casi… Bueno, digo “casi”, porque no me puse en la primerísima fila, sino en la segunda o tercera… ya que en la primera fila está reservada para los corredores invitados, o esta vez las corredoras invitadas:

De todas maneras, si es que me puse en las primeras filas, intenté arrancar con una velocidad más o menos correspondiente a la posición para no ser un sinvergüenza, y comencé a correr al ritmo de 4 min/km, aunque a un kilómetro o dos ya empecé a bajar un poquito porque sé que aún no soy capaz de cubrir los 21,1km a tal velocidad, sino un poquito más lento: 4,5 min/km que digamos. Y así seguí corriendo y corriendo. Hubo una vez, a los 17km más o menos, que al estar corriendo casi en solitario estaba quedando un poco flojo y bajando demasiado el ritmo, pero al darme cuenta de eso intenté volver a correr con más fuerza y parece que logré evitar echar a perder la carrera. Otra cosa que sucedió fue que más o menos a la mitad de la carrera se me adelantó un corredor invidente con su guía acompañante y la verdad es que nunca logré volver a alcanzarlos. Me pareció bien admirable su fuerza física y mental. Y una cosa más que no puedo dejar de comentar, es el lindo paisaje del campo del que pude apreciar, por el buen tiempo que hizo esta vez a diferencia del cielo densamente nublado del año pasado, por las flores que llenaban los dos lados de la ruta, y lo que realmente me dio gusto ver: los invernaderos reconstruidos…. y es que el año solo vi invernaderos destruidos, aplastados por las tantas intensas nevadas que tuvimos en febrero. Así que si el año pasado fue muy triste ver los restos de la destrucción, este año fue una alegría ver todo lo reconstruido y sentir así la voluntad de seguir adelante de este pueblito.

Datos de mi GPS:

09:20 on Sunday 29 March 2015

21.2km 1:36:20 4:32/km

Elevation 13m
Calories1490
Elapsed Time 1:36:23

Lap Distance Time Pace GAP Elev
1 1.0 km 4:02 4:02 /km 3:58 /km 0 m
2 1.0 km 4:27 4:27 /km 4:29 /km -2 m
3 1.0 km 4:30 4:30 /km 4:26 /km 3 m
4 1.0 km 4:33 4:33 /km 4:29 /km -1 m
5 1.0 km 4:37 4:37 /km 4:35 /km 2 m
6 1.0 km 4:35 4:35 /km 4:31 /km 3 m
7 1.0 km 4:40 4:40 /km 4:38 /km 3 m
8 1.0 km 4:33 4:33 /km 4:33 /km 0 m
9 1.0 km 4:27 4:27 /km 4:32 /km -5 m
10 1.0 km 4:25 4:25 /km 4:25 /km -1 m
11 1.0 km 4:33 4:33 /km 4:28 /km 2 m
12 1.0 km 4:37 4:37 /km 4:37 /km 1 m
13 1.0 km 4:35 4:35 /km 4:33 /km 3 m
14 1.0 km 4:38 4:38 /km 4:42 /km -4 m
15 1.0 km 4:37 4:37 /km 4:40 /km -3 m
16 1.0 km 4:50 4:50 /km 4:51 /km -1 m
17 1.0 km 4:38 4:38 /km 4:38 /km 0 m
18 1.0 km 4:40 4:40 /km 4:39 /km 0 m
19 1.0 km 4:42 4:42 /km 4:41 /km 1 m
20 1.0 km 4:30 4:30 /km 4:28 /km 2 m
21 1.0 km 4:23 4:23 /km 4:20 /km 3 m
22 0.2 km 53s 4:03 /km 4:17 /km -1 m

———————-

En todo caso, ya llegamos a la final de esta carrera y disfrutamos de la sopa caliente de las señoras locales. Yo la verdad es que para el día de hoy seguía sin recuperar la mejor condición física y más bien me dolían muchas partes del cuerpo, pero digamos que no corrí tan mal. Fue mi tercer mejor récord, con cinco segundos de diferencia de la carrera de hace tres semanas. Ya tengo programado la próxima carrera, que será el 25 de abril para entonces espero estar de lo mejor para renovar mi mejor marca, y también estoy con ganas de participar en la misma media maratón de hoy la próxima primavera.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized