Archivo mensual: mayo 2019

La corona 2

No duró dos años la corona dental que me pusieron la vez pasada, que volvió a caer hace dos semanas para así obligarme a acudir al dentista. Fue una tarde en la oficina, cuando tomaba algo de galletas y de súbito me di cuenta de la caída de la corona. Esta vez tomé la precausión de guardarla en una bolsita plástica para entregársela al dentista, lo cual resultó ser bastante acertado y la doctora que me atendió no tardó mucho en ponérmela de nuevo, con una rapidez y facilidad que ni me imaginaba, aunque… de todas maneras el asunto va a ser largo, dos meses o tres, o no sé cuántos, porque a la doctora se le ocurre, además del tema de la corona misma, volver también a reanudar el chequeo y limpieza dental que había dejado durante mucho tiempo, cosa que ocurre en mal momento porque, a no ser que por casualidad todo termine antes del fin de junio, en julio pierdo todo (seguro de salud de mi compañía, y también el motivo para elegir esta clínica, ubicada en el lugar conveniente para acudir después del trabajo pero no se sabe luego de mi decapitación [o despido o como quiera llamarse] el 30 de junio; estaría bien si por casualidad consigo otro trabajo cerca de ahí pero en otro caso, sería mucho desplazamiento y mucho gasto en pasajes de tren…).

Pero, en fin… lo único que se puede sería tratar de tomar las cosas con más positivismo. Quizá sea para arreglarme todo lo arreglable al momento de iniciar un nuevo camino en la vida, para luego tener más cuidado para no necesitar volver a acudir a ningún doctor. Ojalá.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¡La encontraron!

Fue un atardecer, que iba yo caminando como siempre de la estación de tren a la casa y al entrar a una callecita estrecha vi que los vecinos de la zona salían a la calle y hablaban, junto con unos agentes policiales que habían acudido al lugar por no sé qué motivo pero, por la presencia ahí de un auto de policía, la escena parecía ser de un accidente de tránsito, de esos que tanto conmocionan al pueblo japonés en estos últimos meses al cobrar la vida de tantos niños, madres y maestros de guarderías y herir a muchos otros… (como este y este otro…)

Y no era así. Por lo que dicen algunos de los presentes….

No tendría mucho valor si se tratara de una tortuga de tal especie, pero esta especie, así grandota…”

¿No saben? Yo he visto anuncios pegados por ahí por la estación, que ofrecen tal monto de recompensa….”

“¿Ah, sí?

Un policía sostiene una caja de cartón y supongo que dentro está la supuesta tortuga….

Creo que muy seguramente la encontraron.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Feria de tulipanes

De la localidad de Tonami, prefectura de Toyama.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Ruta Alpina de Tateyama Kurobe

Para esta semana de descanso, “dorada” como dicen algunos y “como cualquier otra” o “peor” para otros, al menos decidí hacer un pequeño paseo de fin de semana y mi primer destino fue la Ruta Alpina de Tateuyama Kurobe, para cruzar un área montañosa de 900-2400 metros de altura, combinando diferentes medios de transporte (ómnibus eléctrico, teleféricos, funiculares, trolebús, etc.) cuyas estaciones son a la vez puntos de partida para paseos de diferentes distancias y paisajes naturales o bien para excursiones alpinistas propiamente dichas o esquí de fondo…

Yo, sin tener en mente el practicar deportes de invierno aquí, solo quería disfrutar visualmente de sus paisajes y de realizar quizá un breve paseíto en alguna que otra estación… y fue así:

Bus eléctrico desde el punto de partida:

La represa de Kurobe, de 186 metros de altura y de tipo “arco”, diseñada para resistir la presión del agua con su forma arqueada a pesar de su delgadez:

Teleférico y funicular y trolebús y…

Todo el paisaje blanco

El famoso muro de nieve, que alcanzaba la altura de 16 metros (pero que no logré registrar el punto más alto, porque mi cámara no resistió el frió

Y más paisaje de nieve…

Si hubiera hecho buen tiempo, hubiera podido disfrutar de paisajes más espectaculares pero no tuve tal suerte, y me tocó más bien un concurso de resistencia al frío.  Creo que la próxima vez (si tuviera la oportunidad) creo que iría en verano u otoño, o bien en primavera pero con más tiempo para poder elegir un día soleado.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized