Archivo mensual: abril 2009

Una semana de cine

Se supone que fue la industria cinematográfica la que inventó el nombre de la “Semana Dorada” hace medio siglo, y porque realmente fue una semana “dorada” para las salas de cine, que contaban con elevado número de espectadores por los muchos días feriados que hay en este período. Bueno, supongo que especialmente fue así en el principio, cuando en realidad no había tantos días libres (solamente tres feriados dispersos, en lugar de cuatro, entre ellos tres feriados seguidos, que tenemos ahora, y también habría que ver que aún no era común descansar los sábados…) como para hacer grandes viajes (ni nada de viajes al extranjero), y entonces creo que ir al cine debe haber sido una buena y alcanzable opción.

Y, teniendo o no en cuenta el origen de la Semana Dorada, esta vez mi semana de descanso comienza con unas películas, aunque en formato DVD. Y es que en las tiendas que sigo frecuentando de videos y libros usados, acabo de tener un poco de suerte, de encontrar unos DVDs a precios aceptables, de una película de Penélope Cruz, otra película española de terror, y otra bien antigua de Alfred Hitchcock que no se sabe por qué viene con audios doblados en japonés, español, y portugués a pesar de ser una edición exclusiva para el mercado japonés. (pero sería interesante si los amigos latinos en Japón pudieran encontrar muchos discos así…)

Para estas vacaciones me gustaría también ir al cine de verdad, antes de que se acabe una película que me interesaba ver (de la que comenté hace poco)… Pero, bueno, luego de pasar un día de descanso, no estaría mal salir un día a pasear fuera, con este buen clima que hace, así que mañana… vamos a ver si consigo sacar unas fotos para compartir después….

5 comentarios

Archivado bajo naderías

Votaciones

Cuando fui a ver las dos películas de Steven Soderbergh sobre el Che Guevara hace un par de meses, algo que me llamó la atención fue que el nombre de su actor principal se pronunciaba aquí como “Benichio” y no “Benisio”. Bueno, ahora mismo me doy cuenta de que el puertorriqueño tiene ascendencia italiana, y quizá por eso… pero no sé cómo es el otro caso, de esta congresista peruana cuyo nombre aparece repentinamente en el ránking de palabras más buscadas en Yahoo Japón, donde encontramos el nombre “Luciana” transcrito en japonés como “Luchiana” y no “Lusiana”… ¿Será que también es de ascendencia italiana, o solo se trata de una confusión de parte de los japoneses?

En todo caso, no es que la haya buscado, sino que simplemente encontré el ránking publicado en un periódico japonés que siempre leo y me llamó la atención… Y de todas maneras, de ahí me entero de una votación que hubo en un periódico español, donde resulta que una japonesa sale elegida como la “política más bella del mundo”, gracias especialmente a los votos de los “lectores” japoneses de la página. Debe ser algo insólito que haya habido tanta participación de japoneses en una página en español, pero quizá sea comprensible también, dada la presencia aquí de quienes gustan de esas cosas, que para qué negar…

Tengo un amigo, por ejemplo, que en las elecciones suele votar por la candidata que le parece más linda. Una vez se llevó la sorpresa de que saliera elegida su “candidata”, por quien no había votado para elegirla como congresista sino que, creyendo que su voto no tendría ningún peso, simplemente había hecho una broma eligiendo a la más bella… Bueno, es solo un caso aislado, y de ninguna manera es para generalizar, pero también sería interesante reconocer que tu voto sí cuenta y, de broma o en serio, puede estar cambiando el destino del país, de repente…  Y pienso en eso, cuando pronto (en octubre, a más tardar) vamos a tener elecciones generales a la Cámara Baja, donde esperemos que salgan candidatos en los que realmente podamos confiar, que sean capaces de cambiar la sociedad para mejor…

5 comentarios

Archivado bajo naderías

Secundaria nocturna

La amiga me pide que la ayude a hacer sus tareas. Saca unos papeles y son ejercicios de operaciones aritméticas, tipo

565 + 123 =

437 – 254 =

1/3 – 1/4 =

10.3 * 11.2 =

etc. Al parecer, con sumas y restas de números de tres dígitos no tiene mucho problema (solo que no recuerda bien cuál era el símbolo de sumar y cuál el de restar), pero no sabe qué son las fracciones ni decimales… Empiezo a explicar que “1/3” es como partir un chocolate en tres y de ahí tomar un pedazo; 1/4 es cuando un chocolate se parte en tres y de ahí se toma un pedazo; y para calcular la diferencia entre 1/3 y 1/4, se podría pensar que lo de “ partir un chocolate en tres y de ahí tomar un pedazo” es lo mismo que “partir el chocolate en 12 y de ahí tomar cuatro pedazos”, y de la misma manera se puede pensar que 1/4 es lo mismo que 3/12; así que ….

Si esta amiga fuese una nena de primaria, no sería nada raro, pero si es una mamá con hijos en edad escolar, ….. es el caso. Bueno, no sería un caso muy común aquí, pero será una diferencia entre Japón y Sudamérica. Me dice que ha empezado a ir a una escuela y me enseña su horario, preguntándome la lectura de los nombres de asignaturas y de profesores, y yo me doy cuenta de que es una secundaria nocturna.

Y sí, ya sabía la existencia de las “secundarias nocturnas”, que dan clases para personas que por algunos motivos han pasado la edad escolar sin terminar la enseñanza obligatoria (primaria y secundaria básica). Sus alumnos eran, típicamente, japoneses mayores que no pudieron recibir la educación por pobreza, marginación social, etc, (y es que Japón también fue un país pobre), pero últimamente también se están dando casos de extranjeros que se matriculan para recibir la educación básica que no pudieron recibir en su país de origen, y a la vez estudiar el idioma japonés, como el caso de la mamá sudamericana.

Es algo que había oído, pero no es lo mismo el solo oír y el tener contacto directo con alguien que estudia ahí; un contacto que a mí también me permite aprender cosas nuevas..

9 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Diosa de lavado de dinero

kitkat

No soy coleccionista del popular KitKat ni tenía idea, hasta hace tres semanas, de cómo un chocolate poco especial podía ser objeto de colección para alguna gente… pero, bueno, si puedo decir algo, es que este chocolate puede ser un gran talismán para un sector de los japoneses, en alguna época del año, o más concretamente, para los estudiantes en la época de exámenes de ingreso al bachillerato o universidad. Y eso porque su nombre KitKat, en japonés suena muy parecido a “Kitto katsu” (o “Seguro que ganarás”) con que esperan tener suerte en sus estudios…

Y me parece interesante ver que aquí hay tantos casos parecidos, donde un simple juego de palabras puede ser motivo para creencias, devociones o cultos populares, cuando en otras culturas me parece que estas cosas de fe muchas veces se basan en hechos más “serios”, profecías, fenómenos sobrenaturales, o milagros, como es el caso del Señor del Milagros, venerado por muchos peruanos por sus “milagros” que conceden… y cuya procesión se puede ver incluso en Japón.

cristomorado

Pero, bueno, creo que es demasiado exagerado comparar el fortuito nombre de un chocolate con una fe popular tan seria y fervorosa…. En lugar de un simple chocolate de fortuito nombre, sería mejor dar otro caso un poquito más serio, y así citaré ahora el caso de la diosa Benzaiten, que forma parte de los populares Siete Dioses de la Fortuna. Por lo que leo en Wikipedia, era una diosa hindú llamada Sárasuati del conocimientos y las artes, pero ocurre que al llegar a Japón y al sincretizarse con el budismo-shintoísmo, adquiere un carácter más, el de “Diosa de Fortuna” porque su nombre traducido en chino incluía este kanji (genio, talento, etc) cuya pronunciación en japonés se podía asociar con este otro kanji (fortuna, dinero, etc).   Yo creo que con este tipo de juego de palabras, también podríamos convertir, por ejemplo, a la Virgen María en una diosa de riqueza porque, claro, su nombre “maRIa” contiene el sonido de “RI” de “RIqueza”, pero bueno….

Sin entrar en demasiado detalle que aún no termino de averiguar, un día paso por uno de esos santuarios shintoístas donde se venera a esta diosa hindú nacionalizada japonesa. Aquí vemos que no sé si será por lo de “fortuna/dinero” o no, se ha adoptado un curioso rito, de lavar el dinero.

benten1benten2

Dice la instrucción que, luego de rezar ante la Diosa, puedes colocar monedas en una cesto y lavarlas (o purificarlas), echándoles agua bendita con el cazo o sumergiéndolas en el agua del Manantial de la Fortuna. Y el dinero lavado hay que utilizarlo bien, en algo valioso…

Bueno, independiente de creer o no creer en el poder del juego de palabras… Suerte para todos.

9 comentarios

Archivado bajo costumbres, creencias, japón

El show tiene que seguir

En la única casona, medio oscura y algo fantasmagórica, de esta apartada isla están recluidos seis artistas de diferentes géneros (pintor, calígrafa, cantante, compositora, escritor, ilusionista…), cada uno trabajando o angustiando para realizar su mejor obra con que pretende salir elegido como “Maestro de Arte”… Llega la fecha decisiva fecha pero el único barco que comunica la isla con el resto del mundo no llega, por el tormentoso tiempo. Reina el tenso aire, y es cuando descubren el primer cadáver, de uno de los artistas. Al no haber más personas en la isla, los rivales empiezan a sospecharse uno a otro, y el caso se convierte misteriosos asesinatos en serie, porque uno tras otro van desapareciendo los artistas y apareciendo sus cadáveres. Al final queda el ilusionista, que tras la desaparición de todos sus rivales, parece haber asegurado su título de Maestro de Arte, con su “obra de magia” con que logró eliminar a sus rivales…. Y se apaga la luz.

Vuelve la luz, y en el escenario aparecen todos los actores, que se presentan y saludan ante el público espectador. Bueno, el teatro duró unos 10 minutos nomás, inesperadamente corto, o no sé si habrá una segunda función…. pero no. Pronto me doy cuenta de que solo acaba de terminar un teatro dentro del teatro, y el teatro en sí apenas había comenzado, a presentar este drama que tiene como protagonistas a los integrantes de este grupo de teatro aficionado. Algunos chicos están conforme con lo que están haciendo, pero otros no, porque el guionista del grupo siempre escriben suspenses, con asesinatos, cuando más lindo sería crear historias más positivas y sin muertes. ¿No podría ser una historia romántica, de amor, por ejemplo? Así insiste una chica que para no está interpretando ningún papel en la presente obra. Algunos la entienden, pero otros no le hace mucho caso. Bueno, la próxima obra podría ser, quizá, pero por lo pronto no. Los chicos se despiden, hasta el día de la siguiente función.

Llega el día y vuelven los chicos, pero falta uno. Cuando quedan pocas horas para la función, suena el teléfono y se enteran de que el chico ha sufrido un accidente de tránsito, y entonces.. ¿habría que suspender la función del día, o alguien interpreta el papel del chico accidentado? Se ofrece la chica romántica, y tras una breve prueba deciden que así va a ser. Lo bueno es que su personaje podía ser hombre o mujer, sin cambiar mucho argumento, afortunadamente.

Sube el telón y… sale la chica, que en el primer acto será asesinada…. pero no. Se resiste la chica, desobedeciendo el guión, y de ahí tremendo lío detrás de la escena. La chica rebelde vuelve a insistir en hacer una historia sin asesinatos, y para eso tiene pensado, por su cuenta, su argumento en líneas generales, cuando lo concreto es que en el escenario ya la chica ha cambiado el rumbo de la historia y es imposible volver al guión original. De ahí que algunos aceptan el cambio de historia, pero otros se oponen porque no se sabe cómo actuar sin tener un guión propiamente dicho, y es que lo que tiene la chica es solo una idea, carente de mucho detalle, diálogos, etc, convirtiendo la obra en un increíble conjunto de improvisaciones, donde algunos colaboran y otros no, mientras que también hay unos que hacen lo que les da la gana, un espectáculo de baile fuera del contexto en el escenario, etc… . Pero, a pesar de todo, el show tiene que seguir adelante, para no decepcionar a los espectadores que se han tomado la molestia de acudir, y sí, la historia que parecía tan caótica y desordenada, milagrosamente se va arreglando y termina construyendo un gran canto al amor.

Es la segunda vez que asistí a una presentación de teatro aficionado, y la verdad es que fuimos sin saber absolutamente nada sobre la obra. Y es más, antes de salir de casa dudamos mucho entre ir al teatro o mejor quedarnos charlando en casa, porque fue un día de tremenda lluvia y viento. Y para llegar al local, casi nos perdemos…. pero, en fin, creo que valió la pena, porque me divertí bastante, mucho más de lo que me imaginaba, viendo esta obra titulada El show tiene que seguir.

4 comentarios

Archivado bajo naderías

Náufragos

Recuerdo que fue hace poco más de 15 años y en un periódico editado aquí en portugués, donde por primera vez leí algo sobre la película ¡Viven!, que narra la historia de un accidente aéreo ocurrido en los Andes en 1972 y cuyos sobrevivientes incurrieron en antropofagismo para vivir hasta ser rescatados… Aunque no fui al cine en esa ocasión, el tema no dejó de llamarme la atención, y ahora sí, espero un día poder ir a ver esta otra película, un documental sobre lo ocurrido, que incluye entrevistas con los propios sobrevivientes del accidente y de cuyo estreno, hoy mismo en Tokio, me entero por un periódico editado aquí, ahora en español.

Un día estaba conversando con unos amigos, y nos pusimos a pensar en esto: ¿Si estuvieras en la misma situación, tú comerías la carne de tus amigos muertos?, interrogante al que no tenemos una respuesta muy clara… En caso mío creo que no sabré qué decir, mientras no esté en esa circunstancia… (a ver si alguien tiene su respuesta ya…) pero, bueno, si me fijo en un hecho, es que al menos no se trató de una matanza o asesinato para tomar carne, sino que solo se aprovechó una parte del cuerpo ya muerto por causas ajenas a la voluntad de los aún vivos, práctica que no sé si algo tiene en común con transplante de órganos, que es aceptado por alguna gente y admitido legalmente en algunos países, incluido Japón. Por ahí una tonta curiosidad mía sería saber la opinión de los vegetarianos… Vegetarianismo y antropofagismo parecieran dos prácticas extremamente opuestas, pero es que tengo algunos amigos vegetarianos que afirman serlo para no matar ni hacer sufrir a los animales (y para eso dejan de comer no solo carne, sino cualquier producto de origen animal, ya sean huevos, leche, aceite, etc, al considerar que para conseguir estos productos, si bien no matan, sí maltratan a animales en algunos casos), y entonces se me ocurre pensar que ese tipo (y no otro) de vegetarianos podrían actuar de la misma manera que los no vegetarianos en circunstancias como las que pasaron los sobrevivientes del accidente.

No sé pero, en fin, habrá que ver también las diferentes formas de afrontar la muerte y tratar los restos mortales. Para alguna gente puede ser que una vez muerta la persona, el cuerpo sin alma se convierta en meros compuestos proteicos carentes de cualquier importancia espiritual, mientras que para otros el cuerpo sigue perteneciendo a la persona difunta y en espera de una futura resurrección… y otros pueden pensar de diferente manera: “Si le cortamos la pierna al difunto, él no podrá caminar en el más allá”, “Si le sacamos los ojos, no podrá ver en el más allá”, etc. Y en Japón parece que hay una idea de que el cuerpo es un regalo especial de padres a hijo, y que nadie (incluso el propio hijo) tiene derecho a dañarlo (y también es que, tras la muerte, muchos familiares desean que el difunto pueda llegar en perfecto estado, bien limpio y presentable, al más allá, siendo esto uno de los impedimentos para transplante de órganos en Japón, aún en caso de que el propio difunto haya expresado su voluntad de ser donante).  La verdad es que hay tantas ideas, creencias, y costumbres…

Si de la muerte, vida y transplante de órganos se habla, me acuerdo de “21 gramos” (que sí he visto) por ejemplo, y si de la forma de tratar los restos mortales en Japón, creo que estaría demás mencionar el título de una película, pero para hablar del milagro en los Andes, bueno, tendré que ver la película antes…

10 comentarios

Archivado bajo películas

Flores de cerezo

Se tuvo que esperar más de dos semanas para que, luego de la primera declaración del inicio de florecimiento de cerezos, llegara por fin el estado de florecimiento en pleno. Debe haber sido una lentitud récord, por el frío que repentinamente volvió y duró un tiempo inesperadamente alargado, en que además del frío hubo varios días de vientos tormentosos, que incluso hicieron estrellar un avión en el aeropuerto de Narita, paralizando el tráfico aéreo ahí durante un día entero, incidente que debe haber asustado a más de un amigo que justo estaban por viajar a Japón o que de aquí esperaban la llegada de sus amigos visitantes…

Pero, bueno, parece que el invierno decidió irse por fin, y vuelve el calor de primavera y su paisaje, que de una vez por todas se llena de flores de cerezo, coincidiendo justamente con la ceremonia de ingreso de muchas escuelas primarias, secundarias… y ¿de universidades también? Bueno, alguna vez comenté a alguien que aquí el año escolar es del 1º de abril al 31 de marzo y por eso la ceremonia bla bla bla…, sin esperar que ese simple hecho pudiera parecer bien raro para alguna gente, y es que ¿cómo se podría decir que el año escolar empieza el 1º de abril si en realidad las actividades comienzan días más tarde? Bueno, parezca raro o no, el hecho, el hecho es que muchos centros educativos inician sus actividades el primer lunes de abril sin que eso afecte al ciclo de año escolar que nominalmente sigue siendo del 1º de abril al 31 de marzo. Lo curioso es que lo mismo no sucede en las empresas, donde lo normal es que los empleados novatos entren a trabajar (o a entrenarse) ya desde el 1º de abril, a menos que la fecha caiga domingo. Bueno, son cosas del pasado muy lejano para mí, pero a la vez muy “cerca”, porque cuando voy al trabajo cada mañana, paso frente a dos colegios secundarios, que, como típicas escuelas japonesas, en estos días se llenan de flores de cerezo. Así es que vuelvo a agarrar mi cámara fotográfica y …

sakura1

sakura3sakura4

Sacar y publicar fotos de flores de cerezo, podría ser poco original, pero así es la vida aquí….

8 comentarios

Archivado bajo japón, naderías