Archivo mensual: enero 2018

La nevada

Una nevada en Tokio es siempre una noticia y lo es aún más si es muy intensa, tal como fue el lunes pasado por la tarde y noche, cuando la calle de aquí quedó cubierta de la nieve apilada de hasta 20cm de profundidad y muchos trabajadores tuvieron serie dificultad para ir a trabajar la mañana siguiente… tardándose más de dos horas en desplazarse una distancia donde normalmente se tarda unos 15 minutos en ómnibus, por ejemplo, cosa que a mí no me afectó, casi, porque corriendo suave y despacio, a pie, no necesité esperar los ómnibus que parecían nunca llegar…

Cuatro días después… la nieve va desapareciendo en las calles muy transitadas pero aún quedan tramos cubiertas de hielo, sobre todo en pequeñas callecitas sin mucho tráfico, y eso sí es un gran problema para mí porque precisamente es así la ruta de mi corrida matinal, donde por precaución no me animo todavía a reanudar mi rutina de cada día, cuando falta tan solo una semana para mi próxima media maratón… Ojalá que termine de retirarse o derretirse la nieve este fin de semana, o tendré que buscar otra ruta para poder correr sin peligro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El zapallo

Un día estaba caminando cerca de mi casa y por casualidad pasé al lado de un campo de cultivo, donde encontré esto que me pareció bien gracioso:

Seguramente fue que estaba el fruto en el punto exacto, atravesando la reja que marcaba el límite de la chacra, cuando empezó a crecer y así quedó incrustado. Debe haber sido producto de puro azar y nada para complicar más el asunto así, pero no es muy frecuente encontrar algo parecido y por eso me llamó la atención.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Luz nueva

Tuve una no grata novedad el último día de trabajo del mes pasado, cuando volví a mi habitación por la noche y me encontré con que la luz se negaba a encenderse. Toqué varias veces el interruptor y el tubo fluorescente permanecía apagado, ni un parpadeo. Esa noche llegué con la comida preparada para la cena, que opté por tomar en penumbra (solo con la luz de la pantalla de la computadora) y luego, como no tenía nada urgente que hacer, me acosté ya.

Menos mal fue que al día siguiente estaba libre ya. Luego de la corrida matinal de 21km, fui a la tienda de electrodomésticos que hay aquí cerca, a cinco minutos a pie, miré y pensé durante un breve rato y me decidí ya, porque no había tanta opción y el asunto se tenía que resolver sin postergar ni un día.

Me compré esto

y volví a casa, para primero sacar la lámpara muerta

y luego colocar la nueva, que es de LED

 

 

 

que quedó así. No está mal.

Según la fabricante, esta nueva lámpara tendrá la vida útil de 10 años, así que en caso de mudarme a otro lugar antes, me la llevaré sin falta a mi siguiente morada.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Maratón de Año Nuevo para la Salud (3)

Noto ahora que en más de una ciudad de más de un país se realizan corridas, algunas muy atléticas en serio y otras no tanto, el último día del año y pienso que serán como lo que hacen en más de una ciudad de Japón el primer día del año, tal como la “Maratón de Año Nuevo para la salud” donde suelo participar desde hace cuatro años.

El lunes pasado fui vez más a la primera corrida del año de mi zona y así fue:

Lunes 1 de enero de 2018, a las 9:59
10.5km 50:43 4:48/km
Altura 67m
Calorías 748
Tiempo transcurrido 50:43

Vuelta Distancia Tiempo Ritmo GAP Altura
1 1.0 km 4:25 4:25 /km 4:29 /km -10 m
2 1.0 km 4:36 4:36 /km 4:24 /km 11 m
3 1.0 km 4:36 4:36 /km 4:41 /km -12 m
4 1.0 km 4:55 4:55 /km 4:46 /km 10 m
5 1.0 km 4:46 4:46 /km 4:50 /km -9 m
6 1.0 km 5:00 5:00 /km 4:50 /km 10 m
7 1.0 km 4:48 4:48 /km 4:52 /km -9 m
8 1.0 km 5:00 5:00 /km 4:51 /km 7 m
9 1.0 km 4:50 4:50 /km 4:52 /km -6 m
10 1.0 km 5:05 5:05 /km 4:58 /km 4 m
11 0.5 km 2:37 4:45 /km 4:40 /km

No dejé de tomar los datos pero son solo para referencia (no para lamentar ni halagar nada) ya que el objetivo del evento no era procurar lograr un buen récord, sino más bien mantenerse activo y en buena salud. Y… así comenzó un nuevo año, que ojalá sea un poco menos sufrido que el anterior.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized