Archivo mensual: noviembre 2014

Torta de plátano

Viernes por la noche, en el tren de regreso a casa después de terminar otra jornada laboral, ya tranquilo porque mañana es un día de descanso, abro mis libros de recetas y empiezo a pensar, a ver qué se podría preparar mañana…, algo que no sea demasiado difícil de preparar y que no necesite ingredientes que no pueda conseguir antes de llegar a casa. Y es que se está convirtiendo, casi, en otro pasatiempo mío el preparar algún postrecito los sábados por la mañana, si es que no estoy ocupado. Bueno, para hacer algo rico, relativamente fácil y nuevo, esta vez optaré por intentar preparar una torta de plátano porque, al chequear su receta, veo que tengo casi todos los ingredientes ya. Únicamente me faltaría un poquito de pecana, que conseguiré en un mini-market que queda cerca de la estación de tren donde bajo.
Así fue que a la mañana siguiente, esta vez decido decido primero sacar y colocar bien ordenados todos los ingredientes en la mesa, a ver si así trabajo con mucha eficacia:
Aparte de la pecana que primero se asa ligeramente en el horno,

IMG_0001

usaré dos yemas de huevo, 30 gramos de azúcar (para azúcar dorado), dos claras de huevo y 20 gramos de azúcar (para merengue), un plátano y un poquito de jugo de limón, 50 mililitros de leche, 75 gramos de harina y una cucharadita y media de levadura…

IMG_0003

Y la preparación:
En un bol se coloca el plátano (sin cáscara), se le echa jugo de limón y se lo aplasta con batidor hasta que quede como un puré.

IMG_0004 IMG_0005

Se le agregan las yemas de huevo y se mezclan bien los ingredientes.

IMG_0006

Se pone a hervir en otra olla los 30 gramos de azúcar con una cuchara de agua, hasta que se pone dorado y empieza a salir humo. Se le agrega dos cucharas de agua caliente y se revuelve rápidamente.

IMG_0008 IMG_0010 IMG_0011

Este azúcar dorado se echa al bol del puré de plátano y se mezcla bien.

IMG_0012

Al bol se echa también la leche, y luego el merengue (de los 20 gramos de azúcar y dos claras de huevo, mezclados y bien batidos) y se mezclan rápidamente.

IMG_0014 IMG_0018 IMG_0019

Se agrega al final la harina, levadura y pecana (esta última, asada durante 10 minutos a 170 grados y luego aplastadas en pedacitos) y se mezclan bien los ingredientes.

IMG_0021

Se coloca la masa en el molde (como yo no tengo molde para nada, recurrí al papel de aluminio para improvisar algo… mi libro indica que se use un molde rectangular de 15cm x 15cm)

IMG_0022

y ¡al horno, durante media hora a 180 grados de temperatura!

IMG_0023

Y así salió mi trabajo de hoy. A ver ¿qué tal?

IMG_0024 IMG_0025

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Mi primer verdadero “pie” de manzana

Mis amigos tomaron con gusto mi “mini pie” de membrillo pero hubo algo que no resultó ser demasiado conveniente: el uso de la palabra “pie”, porque al escuchar dicho nombre mis amigos imaginaron el “pie” más común, sea, el “pie” más grande, con su tapa más gruesa y crocante y todo que ya les dio tantísima ilusión… y no un “mini pie” con tapa de gyôza…, algo que los dejó un poquito defraudado, a pesar de mi precaución de no decir “pie” a secas sino siempre “pseudopié” para aclarar el asunto…
Fue así que no tuve que pensar dos veces para fijar mi siguiente reto: preparar un verdadero “pie” de manzana. Estaría demás decir que en la red se pueden encontrar sinnúmero de recetas de pie de manzana y es también fácil conseguir algún que otro recetario en las librerías y, bueno, tras una intentona casi fallida con una receta de CookPad decidí realizar mi segundo ensayo, ahora con un recetario impreso titulado “Dulces que no te hacen engordar” que encontré en una librería de segunda y que recopila recetas para preparar diferentes tipo de pan, pasteles y dulces sin aceite, mantequilla ni margarina. El libro me llamó la atención porque esto que se llama repostería o algo así en que me estoy metiendo, lo bueno es que es divertido aprender a preparar (y probar) diferentes tipos de delicias pero lo malo o sorprendente es la increíble cantidad de grasa y azúcar que se usa y de ahí las tremendas calorías y los temidos kilitos de más… No tendría mucho problema si siempre contara con numerosos comensales para consumir el resultado de mis ensayos, pero si es que la realidad es otra, no estaría mal tener cuidado al respecto también, ¿verdad?
De todas maneras, aquí va la crónica fotográfica de mi pie de manzana. (Supongo que no hace falta mucha explicación…).

Harina, maizena, levadura y un poquito de sal:

L7050705

También usé yema de huevo:

L7050706

Con leche:

L7050707

La pasta blanca es yogurt previamente desecado durante una noche:

L7050709

Empezando por echar yogurt a la harina:

L7050710

Luego le eché el líquido de huevo y leche:

L7050711

Y empecé a hacer la masa:

L7050712

Un intervalo de 10 minutos:

L7050713

Y la chamba continúa:

L7050714 L7050715 L7050716
Tras otro intervalo, continúo:

L7050719 L7050720 L7050721
Tras otro intervalo, y cuando está hecha ya la masa:

L7050722 L7050723

Listo para ir al horno:

L7050726 L7050727

Horneando, a 180 grados durante 25 minutos:

L7050728

Y salió así:

L7050729 L7050730 L7050735

Creo que no quedó tan mal y espero poco a poco ir perfecionando lo que me falta.

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Panqueque con mermelada de manzana

Un sábado de cielo nublado, casi lluvioso… es cuando no dan ganas de realizar actividades al aire libre pero ideal para aprovechar el rato libre para seguir con mis travesuras en la cocina. Visito a unos amigos y, tras comer mi mini “pie” de membrillo

panqueque1

y platicar un momento, me meto en la cocina y empiezo a preparar…, sí, panqueque y mermelada de manzana.
Para la mermelada decidimos usar tres manzanas,

panqueque2

que pelamos y cortamos en pedazos, para luego agregarle azúcar (40% del peso de la pulpa de manzana) y empezar a cocer esta mezcla en una olla a fuego lento durante un largo rato, sin dejar de vigilarla y revolverla para que no se queme…. Bueno, solamente eso y no hay nada complicado.

panqueque3 panqueque4 panqueque5

Mientras tanto, empezamos al mismo tiempo a preparar panqueques. Bueno, en otras partes del mundo no sé, pero aquí se puede conseguir en el supermercado la harina especialmente elaborada para eso, con azúcar, levadura y sal, etc. ya mezclados,

panqueque6
así que lo único que falta es el ingrediente líquido: leche o agua, según la disponibilidad y gusto, y huevos. Mezclamos los ingredientes en un bol y preparamos la masa,

panqueque7 panqueque8 panqueque9

y ahora agarramos la sartén, que previamente calentamos bien con un poquito de aceite y luego dejamos enfriar un momento antes de cocinar. De ahí, echo una porción de la masa la sartén

panqueque10

y la calentamos durante unos tres minutos,

panqueque11

la volteamos

panqueque12

para seguir cocinando unos dos o tres minutos más…. y listo.

panqueque13

Dejamos enfriar la sartén durante un rato, y vamos con otra porción… hasta agotar la mezcla de la masa.

Con la harina que compramos, alcanzamos preparar ocho panqueques

panqueque15

y la verdades que somos tres hoy día, así que optamos por comer 2 y 2/3 cada uno. Un poquito raro pero sería para la paz mundial.

panqueque16

La mermelada, a la que al final de la preparación le echamos un poquito de jugo de limón, salió así

panqueque17

y ¡a comer!

panqueque18

Bueno, sería interesante aclarar que normalmente son mis amigos quienes preparan la comida mientras que yo suelo dedicarme exclusivamente a comer, y la verdad es que hoy fue la primera vez que interpretamos los roles a la inversa, donde preparé yo la comida para que la prueben mis amigos. Lo bueno es que la pasamos bastante bien, y a ver qué voy a (aprender a) preparar la próxima vez…

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Mini “pie” de membrillo

Ahora sí, tras una semana de espera llegó mi diploma de la (media) maratón del lago Suwa:

record-suwako2014

donde consta que tuve el “tiempo bruto” de 1:37:36 (oficial, desde el momento de la partida oficial hasta mi llegada a la meta) y el “tiempo neto” de 1:36:36 (solo para referencia, desde el momento en que crucé la línea de partida), así que se podría decir que he tenido prácticamente el mismo récord que la vez pasada, en Minami Bôsô” pero, de todas maneras, con un poquititito de mejora, por diferencia de 5 segundos. Bueno, digamos que al menos he mantenido mi rendimiento y lo logré por primera vez en una ruta de media maratón oficialmente reconocida por la Asociación Japonesa de Federaciones de Atletismo. No está mal.
Y ahora, la otra cosa que tenía pendiente del recuerdo del lago Suwa: el membrillo…
Bueno, tras pensar un poco y averiguar las informaciones disponibles en la red, decidir preparar un “pseudopié” de membrillo. Aquí agrego el prefijo “pseudo” porque lo que voy a hacer ahora es una versión muy simplificada y quizá no un “pie” muy auténtico, lo cual podría defraudar a algunos comensales que lo quieren lo más tradicional y verdadero. Como sea, comenzamos:
Por el momento vamos a usar solo un membrillo, que luce así:

IMG_0423

Lo partimos en ocho y le quitamos la cáscara y corazón:

IMG_0424 IMG_0425

y lo picamos así:

IMG_0426

Pasamos la pulpa en un recipiente hondo, que luego llenamos de agua y lo dejamos por un rato:

IMG_0427 IMG_0428

Luego de esperar cinco minutos, botamos el agua, le agregamos el azúcar (25% del peso de la pulpa de membrillo) y mezclarlo bien:

IMG_0429 IMG_0430

Lo tapamos con film plástico y lo calentamos en microondas durante 6 minutos:

IMG_0431
Durante el calentamiento, revolvemos la mezcla una vez cada por cada 90 segundos:

IMG_0432

Ahora está listo el relleno, y ahora vamos a usar la tapa de “gyôza”. Bueno, “gyôza” es una especie de empanadilla china, cuya tapa se puede comprar en supermercado si se desea ahorrar tiempo de prepararla en casa):

IMG_0434 IMG_0435

Extendemos una tapa, colocamos cierta porción de la pulpa de membrillo y le echamos un poquito de canela:

IMG_0436

Y la cerramos usando una tapa más. En la tapa de arriba hacemos unos huequitos, pinchandola con un tenedor pequeño:

IMG_0437

A partir de un membrillo, conseguimos hacer 9:

IMG_0438

Y ahora, ¡al horno! (más o menos a 200 grados de temperatura, hasta que quede más o menos bien horneado y un poco dorado):

IMG_0442

Así quedó, y ¿qué tal?

IMG_0444 IMG_0445

Quizá no del todo perfecto, pero salió bien rico para ser mi primer intento:

IMG_0447

Bueno, habrán notado que la preparación del relleno es prácticamente lo mismo que mi manzana al día; solo que en caso de membrillo, no usamos la cáscara, agregamos los pasos de pasarla pula por agua y luego agregarle azúcar, además de hacer los trozos de pulpa más pequeños… y también tener cuidado al usar el cuchillo porque el membrillo es bien duro. Y de ahí, una vez listo el relleno, simplemente le pusimos la tapa ya hecha… En fin, es una preparación bien fácil pero lo cierto es que con un poquitito de trabajo extra, conseguimos un resultado que pareciera ser un poquito más elaborado.   Qué divertido, ¿no?

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Una vuelta al lago Suwa

Un mes después de disfrutar del paisaje de la costa del Océano Pacífico volví a viajar un poco lejos, esta vez al interior y más específicamente fui al lago Suwa, en la prefectura de Nagano. Bueno, la verdad es que yo llevaba muchos años sin viajar así lejos dentro de Japón y por eso el solo hecho de salir de la región de Kantô (compuesta por las prefecturas de Tokio, Saitama, Chiba, Gunma, Tochigi e Ibaraki) me daba mucha ilusión y de verdad me gustó mucho el viaje en tren durante dos horas y media, con el paisaje que fue tan lindo…

suwako1 suwako2 suwako3 suwako4

El único problema fue que no logré sacar fotos lo suficientemente lindas, ya sea por la incapacidad del fotógrafo o por la cámara medio malograda…

En todo caso, el tren llegó puntualmente, a las 8:35 de la mañana, a Suwa

suwako5

y de ahí nos dirigimos primero a la recepción del evento de hoy (¡Maratón del lago Suwa!) para recibir la tarjeta de número y luego pasar ir al gimnasio municipal, que quedaba a 5 minutos, a cambiar de ropa y dejar las cosas y volver otra vez al centro de la carrera. La carrera comienza a las 10:00 y la verdad es que queda muy poco tiempo para prepararnos…, así que con toda prisa me alisté y muy a última hora logré entrar a mi bloque de partida, poco antes de las 9:40, hora límite para entrada. Y es que esta vez fue un evento bien grande, con 8000 participantes, que se repartían en 6 bloques según el tiempo estimado de cada uno para terminar de correr… Si uno no llegaba a tiempo para la entrada, automáticamente se tenía que ponerse al último bloque y eso sería mucha desventaja… excepto el caso de los corredores correspondientes oficialmente al último bloque… Bueno, a mí me correspondía ponerme en el tercer bloque y por suerte pude entrar ahí.. .

suwako6

Como sea, partimos 20 minutos después: a las 10:00 en punto supuestamente… pero en realidad, no. Porque hay tantos participantes, que casi no se mueven nada durante un rato después de la partida oficial… los que estamos detrás tampoco y los que están detrás nuestro tampoco. Es algo que había oído ya, del famoso atasco inicial luego de la partida, que por primera vez experimenté en vivo y en directo (porque nunca antes había participado en maratones tan grandes)… De ahí que, bueno, en caso mío perdí exactamente un minuto por tan solo llegar a la línea de partida y de ahí unos cuantos minutos más antes de empezar a correr plenamente. Bueno, luego de pasar ese rato impaciente… ahora sí empieza la carrera y ahora solo intentar hacer lo mejor de mí como siempre. La mala suerte fue que a los 5 km más o menos se desató el cordón de mi zapatilla y, luego de seguir corriendo unos 3 km más, ya no podía seguir así y tuve que parar un rato para volver a atarlo bien… Creo que fue el único contratiempo; por lo demás, sin mayor problema pude correr hasta el final. Y la verdad es que fue lindo el paisaje alrededor del lago y también nos animó mucho la presencia de gran cantidad de gente local que salía a la calle a alentarnos, además de la óptima condición climática del día: una temperatura no demasiado alta, humedad baja y el cielo soleado con un poco de nubes… Siento no poder compartir lo que vi durante la carrera, pero es que yo a la hora de correr me concentro en eso y no saco fotos, videos ni nada… (Sería interesante correr con algo como GoPro en la cabeza para filmarlo todo).

suwako7
De todas maneras, llegamos al final y…. En la maratón del lago Suwa, a los que terminamos de correr 21.0975km nos ofrecieron una manzana (uno de los productos principales de la prefectura de Nagano) y una toalla especial (que vendría a ser una prueba más de la misión cumplida) y agua.

suwako8  suwako10

Dentro del recinto del evento había más puestitos de venta de comida, donde, luego de morder la manzana, no resistí las ganas de probar este ayu asado

suwako11

(pescado de agua dulce, típico también de la zona montañosa del interior), un dulcecito llamado Goheimochi (típico de Nagno igualmente), etc… y, en fin, digamos que no me libré de la tentación de siempre.

suwako12

Además de llenar aquí mismo mi propio estómago, pensé también llevar algo a mis padres y a mis amigos y elegí, a ver: un paquete de wakasagi (otro pescado de agua dulce, del mismo lago Suwa) cocinado, enlatados de langostas de tierra y de orugas de avispa (y es que en Nagano existe cierta tradición entomofágica, que es parte de la cultura/gastronomía local y no es para hablar de “salvajes” ni nada, y en todo caso, siempre dicen que es una delicia la oruga de avispa, aunque yo no puedo comentar nada ya que aún la he probado).

suwako13

Luego de llegar a la estación de tren de vuelta, encontré que se regalaban membrillos cosechados ahí mismo y no dudé en aprovechar, a ver si voy a aprender a preparar algún otro dulcecito más, del cual les prometo que hablaré en la siguiente entrada.

suwako14
Y otra cosa más, es que esta estación ofrece gratis el servicio de baño termal para pies,

suwako15 suwako16 suwako17

que es una de las tantas formas de utilizar el famoso onsen de este país y eso en sí no es raro, pero lo particular aquí es que se ofrece tal servicio en el andén de una estación de tren, y de forma gratuita. Creo que no existe tal caso en otras estaciones. Bueno, aunque yo, a diferencia de muchos japoneses, no soy amante de baños termales, esta vez opto por meterme ahí un rato, que, habría que admitir, debe ser una buena forma de recuperar los pies del tanto esfuerzo del día…
Y, bueno, así terminamos un lindo domingo lleno de deportes, gastronomía y un poco de cultura. Y… ¿el resultado de la maratón? Bueno, la única desventaja de la maratón del lago de Suwa es que no nos entregan el diploma el mismo día, sino que nos lo mandan por correo una semana después. Así que se lo comentaré en la próxima entrada también…

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized