Archivo mensual: noviembre 2007

Cartas del parque

Hace casi 10 años, creo, que vi la película cubana “Cartas del Parque”, la historia de un escribano, un chico que sueña con volar y una chica…. El chico y la chica empiezan a cartearse pero para eso, sin saber, recurren al mismo escribano para que les redacte sus cartas, metiendo así al escribano en una rara situación de tener que ir escribiendo y respondiendo las cartas de su propia autoría. De un momento el chico se va de viaje y dejan de llegar sus cartas, pero en vez de él el escribano le sigue escribiendo a la chica…

Interesante película fue, que quisiera volver a ver y quizá me gustará más, al pensar que yo de repente podría caer en la misma situación que el escribano un día… O, es solo una rara imaginación mía, no sé.

Lo cierto es que de alguna manera soy un entrometido entre unas parejas que se escriben, aunque (lamentablemente) no se trata de parejas de enamorados.  Mis “clientes” son nenes latinos y sus “padrinos” japoneses, quienes se cartean dentro de un programa de intercambio de una ONG de cooperación internacional con que colaboro como traductor, así es que, si bien no “redacto” propiamente dicho, sí traduzco las cartas, de ida y vuelta. Y, bueno, por aquí no pasa nada romántico, pero las cartas, de los nenes sobre todo, son muy lindas y me permiten saber de su vida en la capital o en el campo, escuela, familia, etc. Y el privilegio del entrometido traductor es poder leer cartas de muchos nenes (mientras que los “padrinos” solo reciben las cartas de sus respectivos ahijados)… Eso sí me gusta, y por ahora creo que seguiré tratando de traducir, de la mejor manera posible, los mensajes contenidos en las cartas originales…

Y… por cierto, aparte de la cooperación internacional, también he tenido experiencias de traducir otros tipos de cartas, de amor inclusive. Así es que si alguien necesita traducir cartas de amor, recuerde que de repente podría estar yo a su disposición…..

4 comentarios

Archivado bajo películas, voluntarios

Unas palabras para comenzar…

Hace casi un año atrás vi, en un programa de televisión, un reportaje sobre el “Tren Macho” que cubre la ruta Huancayo-Huancavelica en la sierra del Perú. Demora seis horas para recorrer el trayecto de 128 kilómetros (sea, su velocidad no dista mucho de la de bicicleta..). Se trata de un tren para la necesidad de los pobladores locales,y no especialmente para el turismo, pero su paisaje, del altiplano a 3600 metros sobre el nivel del mar, es excelente y…. sin duda es uno de los trenes en que me gustaría viajar algún día. Y, bueno, me gusta eso de que es un tren para la vida diaria, porque así sería una manera de estar en contacto con la gente…
Pero…. eso de “Tren Macho”, ¿qué tiene que ver con el título de “Unas palabras para comenzar”? Pues, al pensar en inaugurar este primer espacio mío, se me ocurre que mi blog, muy probable e involuntariamente, va a tener algo en común con el Tren Macho: La impuntualidad, de donde precisamente viene ese apelativo de “Tren Macho”, del que por ahí dicen que sale cuando quiere y llega cuando puede, interesante frase que seguramente podría aplicarse a este blog también, “escribe cuando quiere y responde cuando puede”… Realmente no sé si Meu Quaderno va a ser un diario o un semanario, aunque concretamente espero no termine siendo un bimensual, eso no. Y por otra parte, algo muy lindo es que, a pesar de sus defectos, el Tren Macho sigue contando con no pocos usuarios fieles, y entonces, cómo no voy a esperar que mi blog también tenga sus lectores fieles… No voy a desear demasiado pero unas cuantas personas, quizá, si es que pueden aguantar la impuntual y desordenada escritura mía, les agradeceré un montón y yo estaré re contento..
En este Meu Quaderno, espero poder ir compartiendo de todo un poco: cosas de poca importancia, curiosidades, noticias de Japón y Latinoamérica, experiencias, viajes… y, bueno, ya veremos qué sucede.. Gracias.

3 comentarios

Archivado bajo general