Archivo mensual: febrero 2012

Arroz mágico

Si alguna vez he hablado del “arroz con hongos”, hoy les presento un sabor nuevo: “arroz con shiso y wakame”. Bueno, para hablar de esta sencilla comida no sé si hay que empezar por dar explicaciones sobre los ingredientes, con nombres en japonés que harían suponer que no serían demasiado comunes en Latinoamérica. Me parece, al menos, que en caso del alga he escuchado mencionarla así, “wakame”, en algunas programas de TV o radio sobre cocina saludable y ahora mismo comprueba que su nombre aparece así sin cambiar, en Paula por ejemplo, donde además aparece otra receta de wakame y los datos para conseguir sus ingredientes, así que todo resuelto.

En cuanto a shiso, según Wikipedia parece que se llama perilla, aunque para confirmarlo yo preferiría que alguien me dijera que esta hierba en efecto se conoce con ese nombre en tal país, etc. Algunos latinos en Japón recordarán que hace unos años a Pepsi se le ocurrió hacer una rara cola verdosa con aroma de esta hierba que más típicamente acompaña a umeboshi.

Pero, bueno, el cuento de hoy es del arroz mágico: un tipo de arroz de conserva, una vez cocido y luego deshidratado de manera que después se puede preparar solo echándole agua, fría o caliente, y esperar un rato. Esta característica se parecería al de la famosa Sopa Instantánea (que, por cierto, para los japoneses es fideos instantáneos antes que sopa) pero la gran diferencia es que rara vez saboreamos el arroz mágico, más conocido como arroz alfa: solo en caso de desastres naturales, viajes al extranjero u otras actividades en lugares donde no se puede conseguir/preparar el arroz normal… Así es que resulta ser una gran curiosidad conseguir un paquete de arroz mágico en tiempos normales. Esta vez la oportunidad se me presentó un jueves cualquiera, cuando, al salir del comedor de la oficina encontré que regalaban gratis paquetes de arroz mágico y kampan, con el objetivo de renovar periódicamente la despensa de alimentos para prevención de desastres naturales.

Así que… a aprovechar.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo comidas

Hielos y deshielos

Por mucho tiempo no me fijaba, pero un día descubro que en mi zona, en pleno invierno, la temperatura mínima baja hasta cuatro o cinco grados bajo cero mientras que en el centro de Tokio la mínima sería apenas uno, cero o de repente un grado bajo cero. No sé si es para alegría o tristeza, pero quizá sea que en mi zona está un poquito menos presente el efecto invernadero.

En esos días de mayor frío, me gusta ver los ríos congelados… Científicamente no sé, pero da la sensación de que el invierno existe todavía, a pesar del famoso calentamiento global. Y tomo unas cuantas fotos, siempre caminando al ir al trabajo cada mañana. En este río hay peces debajo del hielo.

Aquí nieva solo unas cuantas veces al año, muy pocas veces pero al menos nieva. Y la calle pareciera haberse convertido en una pista de patinaje. Este paisaje normalmente desaparece en dos o tres días, pero hay lugares, poco soleados y con poco tránsito, donde la nieve convertida en hielo dura más tiempo. Y me gusta pasar por ahí cada mañana y noche.

Y un día de esos me entero de que ya se ha congelado la gran cascada de Hossawa, por donde ya he andado anteriormente pero siempre en primavera o verano, y entonces llamo a mi amigo a ver si vamos allá de nuevo, para ver el paisaje que debe ser espectacular. Y nos quedamos en ir dentro de dos semanas.

Pasamos dos extrañas semanas, soportando el frío y a la vez deseando que nunca llegue la primavera sino dentro de tres semanas… Siguen unos días fríos pero vienen otros relativamente templados y otros insólitamente templados para esta época, e incluso llueve fuerte un día, aunque luego vuelve el frío como esperábamos.

Y, por fin, el día del paseo. Hace buen tiempo y hay tanta gente que visita la cascada…

En ómnibus llegamos hasta el punto de partida, para de ahí caminar un poco más

y llegamos, y…

 

Dicen que la cascada congelada se derritió por la lluvia, justo hace una semana.

Aún queda un poco de hielo, que está creciendo de nuevo pero no se sabe hasta dónde. Gran decepción… pero de todas maneras el paisaje es lindo y juramos volver aquí el año que viene, ahora a mediados de enero para apreciar la cascada plenamente congelada.

Bueno, por ahora sí, esperamos la primavera.

2 comentarios

Archivado bajo general

Xiangqi

Yo estaba en el cuarto año de la universidad cuando lo encontré por primera vez, mirando un día en una tienda de artículos variados. Me pareció bien curioso y no dudé mucho… (bueno, solo un poco) en comprármelo, y unos días después lo llevé a la universidad a enseñárselo a un amigo a quien seguro que le iba a gustar, y le gustó.

Fue así el comienzo y desde ese día el xiangqi, o el ajedrez chino, se convirtió en nuestro juego preferido para cuando disponíamos de pedacitos de tiempo libre. Y sí, “pedacitos”, obviamente porque entre dos rivales ignorantes sin táctica ni estrategia alguna, las partidas eran siempre relámpagos y no se necesitaba mucho tiempo. Bueno, en realidad no usamos, casi, las fichas auténticamente chinas porque de tamaño estándar no resultaban muy portátiles que digamos y, en su lugar, usamos este mini xiangqi magnético,

fabricado con mis propias manos y que, con su reducido tamaño, encajaba perfectamente en una cartuchera metálica y se podía llevar y jugar en cualquier lugar, inclusive viajando en tren (donde precisamente jugábamos más, al volver de la universidad a casa).

Bueno, para tener más o menos una idea sobre el ajedrez chino, aquí vemos el nombre de las piezas y su posición inicial (cliquear la imagen para verla mejor):

Básicamente es un juego parecido al ajedrez internacional pero hay ciertas curiosidades y particularidades, a ver…

  • Tablero: Las piezas no se colocan dentro de las casillas, sino sobre los puntos (cruces de las líneas). En el tablero, hay una área llamada “Palacio del Nueve” en el fondo de cada bando (con líneas diagonales y con fondo gris… Bueno, el fondo gris es solo para esta explicación y no es parte del tablero) y un “río” entre los dos bandos (ahí donde están cortadas las líneas verticales y en su lugar aparecen cuatro ideogramas chinos de adorno).

Y las piezas son así…

  • General: Equivalente del Rey del ajedrez internacional, siendo el objetivo del juego el de capturar al General del rival. El General puede moverse un paso horizontal o vertical, mas no diagonal. Una importante diferencia es que el General no puede salir de su Palacio.
  • Oficial: Puede moverse un paso diagonal, mas no horizontal ni vertical. Tampoco puede salir del Palacio.
  • Elefante: De alguna manera es pariente del Alfil del ajedrez internacional, pero es mucho menos poderoso porque solo puede moverse dos pasos diagonales en cada jugada.  Y deben ser siempre dos pasos (no uno ni tres) sin saltar por encima de otras piezas (si hay otra pieza, del mismo color u otro, en la mitad de su trayecto, no puede desplazarse a esa dirección), aparte de que el Elefante no puede cruzar el Río (sea, se mueve siempre dentro de su propio territorio).
  • Caballo: Equivalente del Caballo del ajedrez internacional y se mueve de la misma manera (dos pasos hacia las direcciones de nornordeste, estenordeste, estesudeste, sudsudeste, sudsudoeste, oesudoeste, oesnoroeste, nornoroeste), pero con la gran diferencia de que el Caballo chino, al igual que el Elefante, no puede saltar por encima de otras piezas. Bueno, aquí, imaginariamente podríamos pensar en el trayecto en forma de “Y” (en caso de moverse hacia adelante: un paso vertical seguido de otro diagonal hacia adelante), “-<” (en caso de moverse hacia la derecha: un paso horizontal seguido de otro diagonal hacia la derecha”), etc., y entonces, el “punto de escala” en su trayecto debe estar desocupado para que el Caballo pueda moverse hacia esa dirección.
  • Carro: Exactamente lo mismo que la Torre del ajedrez internacional.
  • Cañón: En caso de un desplazamiento simple, se mueve de la misma manera que el Carro (o la Torre del ajedrez internacional). Para capturar a una pieza enemiga, debe saltar por encima de una pieza (siempre una; no dos ni tres…) colocada entre el Cañón y la pieza atacada. (Y es que para disparar un cañón se necesita una “plataforma”, que puede ser una pieza del mismo color u otro.  Sin la “plataforma”, el cañón no puede atacar a ninguna otra pieza.).
  • Soldado: Puede moverse un paso hacia adelante. Luego de entrar al territorio enemigo, puede también moverse un paso hacia la derecha o izquierda, pero nunca hacia atrás. Si llega hasta el fondo del territorio enemigo, de ahí solo puede moverse horizontalmente.

Y unas importantes reglas más:

  • Está prohibido que los Generales de los dos bandos se miren cara a cara (es decir, que los dos estén en la misma columna sin ninguna otra pieza entre ellos). Si a un jugador, en su turno, no le queda otra que poner las piezas en esta situación, pierde la partida.
  • A diferencia del ajedrez internacional, no existe el empate por “Rey Ahogado”. En tal caso, el bando cuyo General quedó ahogado (aunque no esté en jaque mate) pierde la partida.

Creo que ya sería suficiente (al menos para quienes saben algo del ajedrez internacional) y por si desean jugar, les dejo ESTO que pueden imprimir, pegar en papel cartón y recortar, etc. Bueno, hoy en día serían más populares los videojuegos, tipo PlayStation o del teléfono inteligente, pero no estaría mal divertirse a veces con juegos bien antiguos, o ¿no?

6 comentarios

Archivado bajo dibujos, general

Enrollado de la Bendita Dirección

A la hora del almuerzo, en el comedor de mi oficina.

B: …
A: Che, yo jamás vi ni oí hablar de eso cuando era nene.
B: Se supone que fue desde la década del 1990 cuando los supermercados, para aumentar su venta comenzaron a …
A: …

Escuchando la conversación de unos chicos desconocidos que por casualidad se sentaron a mi lado y justo hablan de eso que me llamaba la atención en estos días, noto la presencia de eso en el plato de otro chico, igualmente desconocido y que por casualidad acaba de sentarse a otro lado mío. Y este tercer hombre empieza a conversar con el cuarto hombre…

C: …
D: Dicen que eso existía desde antes en la región Kansai (centro-oeste de Japón)
C: …

Bueno, creo que esta vez ahorro el tiempo de investigación, porque lo escuchado en el comedor es ya suficiente para saber que el común de la gente tiene más o menos la misma impresión y el mismo nivel de conocimiento sobre esta supuesta “tradición” poco tradicional en la zona de Tokio. La única diferencia sería que muy poca gente habría descubierto su existencia a través de un pequeño artículo publicado en febrero de 2007 en el ya desaparecido único periódico en español editado en Japón…

De todas maneras, en estos últimos años está llegando fuerte el ehômaki (algo como “enrollado de la bendita dirección”). A ver, salimos a la calle y lo que encontramos ahí…

Recomendado del día”, en la pizarra colocada en la puerta de una taberna:

En una tienda de comida para llevar:

 

En otra tienda:

Colgado del techo de una tienda tipo SevenEleven:

El Sánguche Ehômaki de la panadería “Vie de France”:

Yo la verdad es que no he probado ninguno de los ehômaki de las fotos, pero… a ver, ¿a ustedes cuál les parece más delicioso?

3 comentarios

Archivado bajo comidas, costumbres, japón