Archivo mensual: agosto 2011

Tareneko

¿Alguien ha visto y/o recuerda este perezoso panda? Bueno, para quienes no lo sepan todavía, se llama Tarepanda, que gozó de buena popularidad allá por los años 1999-2000 más o menos, aunque de ahí no logró llegar a donde llegó la famosa Hello Kitty, pues su moda no duró demasiado tiempo; ahora no sé cuántos lo recordarán.

De todas maneras, habría que dejar en claro que no soy un fan muy especial del panda ni suelo coleccionar cosas de marchandise, pero es que por algún capricho he probado suerte con el UFO catcher alguna vez, ya en tiempos remotos, y de ahí todavía conservo algunos premiso conseguidos…

Pero ¿para qué sacar tal memoria precisamente ahora?

Bueno, es por un gato. Un día, en mi camino de vuelta a casa después del trabajo, lo vi por primera vez en un parqueo, muy plácida… o perezosamente descansando. Al día siguiente, a la misma hora, lo encontré en el mismo lugar y en la misma posición, y al día subsiguiente…. Y realmente no sé quién resistiría sacarle unas cuantas fotos, a ver:

El gato, descansando plácida perezosamente:

Por ahí pasa un amigo:

Se saludan:

y el amigo se va:

Y nuestro protagonista, sigue descansando plácida perezosamente:

A ver, quién no dirá que es una auténtica versión felina de Tarepanda.

Escenas de unas perezosas tardes de verano…

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo animales, japón

Postales

Nuestro hermano mayor, Fulano Mengánez, quien desde antes estaba en tratamiento médico por X enfermedad, falleció el día ** del mes **, a los ** años de edad.

Aquí les expresamos nuestro profundo agradecimiento por los favores que brindaron al difunto en vida.

Los funerales ya se han realizado.

Les pedimos disculpas por la demora en avisarles.

Así se lo comunicamos atentamente….

Mes ** del Año ** de la era del Emperador X

(Nombres y domicilios de los remitentes)

* * * * * * * * * * * *

Creo que fue esta la más formal de todas las tarjetas postales que he preparado hasta este momento, y mi curiosidad ahora sería saber si en otros países se puede mandar este tipo de avisos por tarjetas postales. En caso de los obituarios supongo que más común sería colocar avisos en los periódicos (cosa que no sucede en Japón, a no ser que el difunto haya sido alguien bien famoso o de elevada posición socioeconómica) y, de todas maneras, se podría decir que en Japón está más extendido el uso de tarjetas postales en todos los campos (tal como se puede ver en caso de las postales de Año Nuevo), por lo que los manuales de correspondencia internacional, sobre todo para los estudiantes de inglés y que abundan en las librerías, no dejan de aconsejarnos evitar el uso de postales excepto en casos muy adecuados (breves saludos desde lugares visitados en viajes, etc).

Como sea, aquí les presentaré dos otros tipos de postales, que tal vez no se puedan encontrar en otros países:

Postales de ida y vuelta:

Es de tamaño doble, que se puede plegar en dos como si fueran tarjetas comunes en los países occidentales, pero la gran diferencia está en que se trata de dos postales (para “ida” y para “vuelta”) juntas, que son utilizadas para ciertas comunicaciones donde el remitente desea recibir la respuesta sin falta: aviso de una reunión que requiere de la confirmación de sus asistencia, muy típicamente. En tal caso, el remitente puede imprimir en la parte de “ida” el nombre y dirección (en el anverso) de su destinatario y el aviso de su reunión (en el reverso), y en la parte de “vuelta” el nombre y dirección del organizador de la reunión (en el anverso) y el formulario de respuesta (en el reverso). El destinatario de esta postal doble puede cortarla en mitad para quedarse con la parte de “ida” y echar al buzón la parte de “vuelta” sin antes dejar de rellenar la respuesta.

Un detalle aquí es que el remitente del aviso suele imprimir el formato de respuesta con expresiones muy respetuosas referentes a su destinatario, como “su precioso nombre”, “su precioso domicilio”, etc. Entonces el destinatario tiene que tacharlas así: “su precioso nombre”, “su precioso domicilio”, y a la vez hacer lo contrario en el otro lado (anverso de la “postal de vuelta”), donde suele estar impreso el nombre del receptor de la respuesta así: “Para: Fulano Mengánez” que se tiene que poner algo más respetuoso: “Para:  Sr. Fulano Mengánez”. Es un protocolo demasiado detallista, que no me gusta, pero hay que saberlo… para que no nos consideren unos ignorantes.

Postales multicapas:

La mayor desventaja de las postales sería la falta de privacidad, ya que el mensaje va descubierto y sin sobre, por lo que no debería usarse este medio para enviar informaciones muy privadas o confidenciales…. O era así hasta hace cierto tiempo pero, bueno, parece que las cosas han cambiado y ahora se usa más postales, para enviar cualquier información: como facturas de tarjeta de crédito, estado de cuenta bancaria, por ejemplo.

Bueno, para envío de datos confidenciales se ha inventando un tipo de postal especial, que llega como cualquier postal así:

que de una esquina se puede ir despegando,

para al final abrirse así totalmente:

En realidad es una hoja delgada de triple tamaño, que al enviarse se pliega en tres y se pega de manera que se convierta en una hoja de tamaño y grosor de postal y que se pueda cerrar y abrir una sola vez para asegurar la confidencialidad. Podría parecerse al aerograma, pero no se pega solo el borde sino la superficie entera (requisito indispensable aquí para ser admitida como “postal”) y, al enviarse como postal, la tarifa es más barata que una carta. ¿Existirá esto en otros países?

Deja un comentario

Archivado bajo japón

La cortina verde

Me han contando que el edificio de la Embajada del Japón en Ecuador tiene sus ventanas en el lado sur, tal como suele ocurrir en la gran mayoría de las casas japonesas porque así nos gusta tener las habitaciones bien iluminadas y cálidas con el sol. Y también es conveniente tener las ventanas en tal posición, para poder colgar y secar ahí la ropa lavada. Solo que a los diplomáticos japoneses les faltó recordar que en Ecuador la posición del Sol es totalmente diferente que en Japón: para aprovechar la luz solar ahí no sirve tener las ventanas hacia el sur sino hacia arriba, o lo más práctico sería instalar paneles traslúcidos en el techo.

De todas maneras, tener las ventanas al sur sería la manera más simple de utilizar la energía solar, bastante conveniente en algunas épocas del año pero no tanto en verano, cuando no necesitamos tomar más calor en la habitación… y de ahí tenemos las persianas de caña desde la antigüedad.

En mi habitación particularmente, tengo dos ventanas con sudare hace años…

Bueno, este verano, con la necesidad mayor de refrescarse sin consumir electricidad, aparecen numerosos otros trucos e ingenios, entre los cuales parece estar de moda la denominada Cortina Verde, o ciertas especies de plantas enredaderas cultivadas para cubrir el exterior de las ventanas. Pueden ser, por ejemplo, de campanitas o de melón amargo (conocido como gôya en Japón), para cuyo cultivo solo se necesitarían unas macetas (que se colocan debajo de la ventana) y una malla de plástico (que sostendrá las plantas crecidas para formar la “cortina”) y un poco de cuidado… Al parecer, la tendencia actual es cultivar gôya, quizá porque da frutas además de la “cortina”. Bueno, yo por ahora no estoy cultivando nada pero, a ver, doy una vuelta por mi zona y de verdad hay muchas casas con sus cortinas verdes:

y también hay gente que combina las dos cosas (la cortina sobre la persiana):

3 comentarios

Archivado bajo japón

El lanzallamas

Acompañando a unos amigos a cortar las malas hierbas de su jardín, recuerdo algo que escribí hace tres años sobre “cultivo de arroz con patos”, una manera de utilizar aves en lugar de pesticidas para controlar las hierbas no deseadas en los arrozales.

Otra manera para combatir las malas hierbas sería recurrir al lanzallamas para tal fin, que no sé si es muy popular, muy eficaz, etc., pero a veces encuentro sus publicidades en los periódicos y revistas. Se podría decir que es ecológico y seguro también, en el sentido de que no usa sustancias químicas, pero, tratándose del uso de fuego, su manejo puede tener cierta restricción y requerir cierto cuidado, mientras que concretamente sería una desventaja, ecológicamente hablando, la quema de combustible (petróleo o gas).

Cambiando ahora de escenario, creo que no pocas personas habrán visto fotos así de Machu Picchu, especialmente en estos últimos meses de celebraciones del “Centenario de Machu Pichcu para el Mundo”,

… y, de una rara combinación y mezcla de todo lo mencionado arriba, nace mi idea de este novedoso lanzallamas.

 
(Cliquear la imagen para agrandar)

Bueno, no es para tomarlo muy en serio. Es solo un intento de volver a dibujar algo…  Un pequeño pasatiempo de fin de semana.

2 comentarios

Archivado bajo dibujos