Himno del desempleado parado en una pata

No soy de los que leen regularmente las revistas o páginas web que cada día, semana o mes presentan nuevos métodos de ejercicios para “dieta” (“adelgazamiento” en realidad en la mayoría de los casos, eliminación de grasa o fortalecimiento de no sé qué parte del cuerpo) para probarlos y dejarlos a los tres días porque no consiguen resultados inmediatos… Bueno, no soy tan metódico ni tampoco estoy muy interesado en el tema de la llamada “dieta” ni “ejercicios”…

A pesar de lo arriba dicho, resulta que últimamente terminé agregando dos ejercicios a mi rutina diaria, o más bien mi rutina para cada fragmento de tiempo en que me desocupo momentáneamente a cualquier hora del día. Son ejercicios bien sencillos que cualquiera puede realizar y que requieren solo uno, dos o tres minutos para cada sesión. A ver:

  • “Parado en un pie”: Te paras derechito, con los brazos en jarra, y elevas tu pie izquierdo hasta tener la rodilla a la misma altura que las caderas. Te mantienes en esa posición durante 20 o 30 segundos y luego haces lo mismo con el otro pie. Puedes repetirlo tres veces, con los ojos cerrados si puedes.
  • “Silla de aire”: Puedes imaginar que tienes una silla con su espaldar pegado a la pared de la habitación. Te sientas en esa silla imaginaria (inexistente en realidad) y te mantienes en esa postura durante 30 segundos con la punta de los pies hacia adelante, 30 segundos con los pies hacia fuera y otros 30 segundos con los pies hacia dentro.  Puede ser con los brazos estirados hacia adelante durante todo el tiempo.

Encontré estos ejercicios en la revista RUNNERS (ediciones de este mes y del mes pasado) para fondistas aquí y, como son bien fáciles y quitan muy poco tiempo, decidí hacerlos en cada rato libre de mi vida diaria a ver si luego mejoro mi rendimiento en medias maratones y, bueno, teóricamente sirven para fortalecer ciertos músculos como cuádriceps femora, glúteo mayor, isquiotibiales y no sé cuáles más… y pueden ser recomendables para gente ajena al atletismo también, ya sea para tener caderas y/o piernas atractivas (no es mi caso, pero es que buscando informaciones para este tipo de ejercicios me impresiona la cantidad de las páginas que aparecen sobre belleza dedicadas a las mujeres) o para detener el envejecimiento, sobre todo en caso de las personas que llevan una vida muy sedentaria, como muy fácilmente se puede encontrar informaciones al respecto aquí o aquí o en donde sea.

Así es que quienes quieren, pruébenlos.  A mí, me resulta refácil el parado en un pie pero no tanto la silla de aire, y de todas maneras voy a seguir perseverando.  Invertí 108 yenes ya para eso, a comprar un temporizador de cocina digital especialmente para mis nuevos ejercicios…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s