A caminar

Es septiembre y ha comenzado nuevamente la anual campaña de caminata en mi oficina, donde los empleados podemos intentar caminar determinada cantidad (610 mil pasos en concreto) en dos meses para luego ganar un pequeño premio en caso de lograr la meta. Yo, como cada otoño, no necesitaré hacer nada en especial sino simplemente tratar de no olvidar registrar el número de pasos de cada día y no olvidar tampoco entregar la hoja de datos sin demora (y es que, de hecho, una vez perdí el derecho de recibir un reloj de pulsera porque me olvidé de enviar el papel…). Bueno, en realidad, he acumulado ya los 610 mil pasos durante las tres primeras semanas del período de la campaña y no necesito contar más pasos pero a ver hasta cuántos pasos llegaré al final.

Y ahora empiezo a pensar ya en el premio que podría recibir… En su catálogo figura, entre otras cosas, dos cosas que me interesan:

Antes que nada, yo no he tenido alta presión arterial ni nunca me ha interesado saber la cifra, y dudo que, de tener el aparato, lo utilice diariamente como se esperaría… No se sabe, pero a la vez pienso que no resulta nada interesante pedir otros artículos más comunes, como “paquete de detergentes para cocina (o para lavar ropa)”, que servirán sin duda pero no traen nada divertido…, así que mejor “arriesgar” y optaré por pedir algo que en otra ocasión no se me ocurriría comprar por iniciativa propia.

En todo caso, aún faltan tres meses para recibir el premio que fuere, y por ahora solo seguiré caminando.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s