Bajón de luz

Son las 14:11 y recién acabamos de volver al trabajo luego de la pausa para el almuerzo (12:45-13:45). Y… de súbito se apaga la luz, sin aviso alguno. Un apagón. Es algo que en algunas zonas puede suceder unas cuantas veces al año, en caso de las llamadas “lluvias guerrilleras” acompañadas de tormenta eléctrica, pero esta vez, muy extrañamente ocurre sin que llueva ni truene nada. ¿Será algún accidente o fallas técnicas en la Compañía de Electricidad de Tokio?

Pasa el tiempo y la luz no vuelve, cuando lo normal sería que un apagón momentáneo termine en cuestión de unos cuantos minutos, diez minutos o algo así… y lo único concreto es que voy perdiendo ya las ganas de trabajar esta tarde. Quienes tienen tareas urgentes o con una fecha límite deben estar bien preocupados pero afortunadamente no tengo nada así, y ahora, con este pretexto para no trabajar, estoy más bien entretenido y relajado.

Más de media hora después se anuncia que el apagón se debe a un fallo en el circuito local del “Pabellón IV” (donde estoy trabajando) y que no se prevé restablecer la luz antes de las 17:20, hora de terminar de trabajar. De ahí que se invita a los empleados afectados a marcharse temprano esta tarde, recurriendo a la modalidad laboral llamada “horario flexible”, que permite al empleado entrar/salir del trabajo a la hora deseada si cumple con la hora núcleo (10:05-15:00, en que sí que se debe estar trabajando) y el total de las horas trabajadas de cada mes (no recuerdo cuántas en concreto). O sea que… por hoy nos invita a dejar de trabajar ya, sin que eso signifique permitirnos trabajar menos; simplemente es para trabajar más otro día.

En todo caso, me dirijo ahora a la sala de servidores a ver si me dan algunas instrucciones u órdenes. Teóricamente los “servidores”, en caso de apagón, seguirán primero con UPS y luego con los grupos electrógenos que dicen que hay para emergencia. Me dicen ahora que los grupos electrógenos en cuestión tendrían el combustible para 14 horas y, por lo visto hasta el momento, se está consumiendo menos combustible de lo previsto y por otra parte el apagón se resolvería esta noche o antes de la mañana, lo cual me deja más tranquilo porque me libra de la tarea de apagar los servidores y volver a prenderlos luego del restablecimiento de la luz…

Y…, en fin, nada.

Solo fue escena de un día de trabajo un poco inusual.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s