Tanabata

El 7 de julio se celebra aquí una festividad llamada Tanabata (Festival de Estrellas), cuya principal costumbre es colocar ramas de bambú donde se cuelgan papeletas de color con deseos de las personas. En algunas localidades se realiza el festival a lo grande y una avenida entera se llena de adornos gigantescos y también hay lugares donde la celebración viene con un mes de retraso, por cuestión al tomar la fecha 7 de julio según el antiguo calendario lunisolar pero, bueno, me parece que lo más común sería celebrar el festival el 7 de julio gregoriano y sin demasiado lujo. Esta vez he visto bambúes adornados en parques, estaciones de tren, establecimientos comerciales y centros de actividades comunales, donde junto con el bambú estaban también a disposición del público plumas y hojitas de papel para que colocáramos libremente nuestros deseos.

Y viene aquí una curiosidad mía también: ¿será que a los japoneses les gusta exhibir sus deseos?, ¿los no japoneses podrán compartir estos gustos?, etc. Y es que lo de colgar los deseos en lugares abiertos al público, ocurre también en templos y santuarios con su Ema, con la pequeña diferencia de que en esos recintos religiosos suele tener un precio esa tablita de madera mientras que los papeles de Tanabata suelen ser gratis…

Como sea, yo me divierto observando lo que la gente desea…, que a veces son cosas muy realistas o pragmatistas, y otras… cosas bien raras, o muy soñadoras.

Hoy estuve mirando un poco y encontré deseos tipo “Quiero aprobar tal o cual examen”, “Quiero llevarme bien con XXX (nombre de su pareja)”, “Quiero ser un gatito”, “Quiero tener una hermanita”, “Salud y paz en la familia”, entre otras.

No sé si a alguien se le ocurrió colocar ahí uno de “Quiero lograr correr los 21,1 kilómetros en menos de 90 minutos”…. Bueno, yo hubiera podido pedir tal deseo pero no se me ocurrió a tiempo, porque en estos días he estado más ocupado de fijar mi supuesto objetivo en mi trabajo para el presente año fiscal y eso no es cuestión de pedir cualquier fantasía sino hacer una promesa, que necesariamente implique cierto grado de progreso, que vaya de acuerdo con el plan de acción de la organización y que luego debe ser aprobada por mi jefe…., ay qué tal quebradero de cabeza, que ojalá pase lo más pronto posible.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s