La edad de desgracias

En este país existe una tabla de edades llamadas “yakudoshi” (algo como “edad de desgracias”), que indican edades en que supuestamente las personas (hombres y mujeres) van a pasar un año difícil, ya sea por enfermedades, accidentes, problemas laborales o, en fin, por cualquier asunto que les complica la vida, y de ahí algunos, al llegar a la edad indicada, acuden a algún templo budista o santuario shintoísta para que les hagan una especie de exorcismo preventivo denominado “yakuyoke” o “yakubarai” para librarse del mal.

En la supuesta tabla figuran las edades delicadas para hombres y las para mujeres, que podrían ser así según una de las tantas versiones que existen con mucha variación según cada región y denominación religiosa:

  • Para hombres: a los 4, 13, 25, 42 y 61 años de edad y
  • Para mujeres: a los 4, 13, 19, 33, 37 y 61 años de edad.

Y aquí hay bastantes detalles…. y para citar algunos, por ejemplo, lo que figuran ahí son los denominados “hon’yaku” (o “yaku” principal) y, además de lo principal, existen “zen’yaku” (o pre-”yaku”, que vendeía a ser el año anterior de cada “hon’yaku”) y “kôyaku” (o post-”yaku”, que vendría ser el año siguiente de cada “hon’yaku”). Algunos dicen que los “zen…” y “kô…” son meramente el antes y el después sin que ellos mismo tengan efectos de consideración, mientras que otros dicen que el mal comienza ya a la edad de “zen…” y termina recién a la edad de “kô…”, con que en realidad es un ciclo de tres años (de zen, hon y kô) en que conviene procurar seguir una vida sumamente prudente y cuidadosa. Otra nota sería que la edad aquí es la denominada “edad contada”, donde las personan pasan a tener “1 año de edad” al momento de nacer, y luego van aumentando un año de edad cada vez que llega el día de Año Nuevo, sin tomar en cuenta la fecha de nacimiento de nadie. Y el Año Nuevo mencionado aquí, podía haber sido el primero del primer mes según el antiguo calendario lunisolar, o podía también haber sido el día de “Inicio de Primavera” (4 de febrero según el actual calendario gregoriano en muchos casos)…. pero no existe una versión oficial unificada y parece que cada templo/santuario adopta su versión preferida.

En cuanto a su origen…. lo que muchos parecen decir es que se trata de ciertas etapas de la vida en que antes se producían muchos cambios: aquí antiguamente un chico podía ser considerado adulto a los 13 años y de ahí gran responsabilidad como tal, o era normal que una chica se casara y tuviera hijos a la edad de 13 años y luego, a los 33 años, terminara ya la crianza de hijos, etc. Cambios así en la vida familiar/social implicarían mucha carga en la vida y el estrés o cosas por el estilo que podían acarrear problemas también y por eso había que tener mucho cuidado… y para eso quizá no estaba de más algún que otro ritual supersticioso para que, con o sin fundamento válido, uno se sintiera más tranquilo. Entonces, quizá se podría considerar que lo de yakudoshi, en su época podía haber tenido cierto sentido pero no, en absoluto, el día de hoy porque el ritomo de vida ha cambiado totalmente, ahora no existe el casamiento a la edad de 13 años, las mujeres dan a luz mucho más tarde o no dan a luz, la mayoría de edad es a los 20 años y … muchos señores de 61 años siguen trabajando normal (para ganarse la vida, a menos que les sobre el dinero para vivir gastando y si es que tienen la suerte aún de encontrar empleo)… pero, en fin, cada uno tiene la libertad de creer o no creer en supersticiones sin sentido alguno, aunque a mí jamás se me cruzó por la mente la descabellada idea de hacerle caso al tema ni mucho menos hacerme el respectivo exorcismo.

En todo caso, aquí algunas tablas de años desgraciados:

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “La edad de desgracias

  1. Hola 759,
    ¡Qué curioso! No sabía nada al respecto, pero como bien comentas, tal vez esa creencia estaba basada en la época antigua, cuando el ciclo de vida de las personas era diferente.
    Aquí lo único que he escuchado es “acerca de la crisis de los 40” o de la mediana edad, aunque luego algunas personas la utilicen para evadir sus responsabilidades, pero esa es otra historia.

    Saludos,

  2. Wow qué buen texto, muy interesante, me alegra conocer cosas de la cultura japonesa y muy sensato, desestresarse así, de todas manerasya se me pasó el exorcismo de los 37, chispas, tendré que esperar a los 61! Saludos!!

  3. 759

    Hola Paprika,
    Pienso que es algo más universal la “crisis de la mediana edad”, que aquí también dicen y que cada uno puede enfrentar de acuerdo a su situación social, personal o de salud, y esperemos que podamos superar sin mucha dificultad… Y, bueno, aquí el “yaku” mantiene cierta popularidad porque a muchos japoneses les gustan supersticiones y debe ser un importante fuente de ingreso de los santuarios/templos, ¿no?
    Gracias por el comentario. Saludos.

    Hola Wawakuna,
    Muchas gracias por la visita y el comentario. Y si ya se te pasó, sin que te des cuenta, una ocasión de “exorcismo”, pienso que sería un motivo para alegrarse porque significaría que has pasado bien una edad supuestamente delicada sin necesidad de recurrir a algo no demasiado fundamentado.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s