Maldito Enrollado de la Bendita Dirección

Como bien se sabe, el 4 de febrero fue “Inicio de Primavera”, según el antiguo calendario lunisolar, y su día anterior (3 de febrero) “setsubun” o “cambio de estación”, donde cada año se vuelve más intensa la campaña comercial para vender el nada tradicional “Ehômaki” (“Enrollado de la Bendita Dirección”), que viene a ser una versión gruesa y larga de lo que en el extranjero se conoce como “maki zushi” y que, según sus promotores, se debe comer de un solo bocado mirando hacia la supuesta “bendita dirección”, que, según sus promotores, cada año cambia y en caso de este año fue el nornoroeste, y así se trae buena suerte o no sé qué…

dscn1489 dscn1491

Y… como suele ocurrir con este tipo de comercialismo aquí, este también ocurre (o mejor dicho, “parece que ocurrió” porque es algo que solo escuché hablar, sin que yo mismo realizara investigación para comprobar nada…, para dejar en claro las cosas) que algunos vendedores de cadenas de tiendas de conveniencia tuvieron que realizar la llamada “venta suicida”, que consiste en comprarse ellos mismos cantidades que jamás necesitaron de Ehômaki, gastando dinero de su propio bolsillo y para así lograr el objetivo de venta impuesto por su empleador, práctica que se supone que ocurre también con las Postales de Año Nuevo, siendo sus víctimas los empleados de la Oficina de Correos, etc.

De todas maneras, lo que está concretamente claro es que yo pasé más de la mitad de mi vida sin jamás oír mencionar su nombre y fue recién hace algo de 15 años cuando por primera vez encontré esa palabra Ehômaki en el ya desaparecido periódico en español en Japón que aún existía en ese entonces.

Y, bueno, esta vez pensaba no hacerle caso al ruido que no me parece nada serio pero resulta que en un supermercado en qué entré para comprar carne esa noche, termino encontrando un brazo de reina con un mención de la supuesta bendita dirección (y es que con tal de vender, los fabricantes panaderos también hicieron lo suyo con cualquier producto de forma parecida, cilíndrica y enrollada) que estaba al increíble precio de 30 yenes y, en fin, caí en la tentación, netamente por el precio y para nada por la supuesta bendita dirección, a pesar de mi necesidad de abstenerme de tomar carbohidratos y grasa en exceso.

dscn1493 dscn1494

Así que…. qué maldito rollo fue, pero de todas maneras digamos que la primavera, en el hemisferio norte, se acerca y pronto estaremos dejando de tiritar de frío. Eso sí que no está tan mal.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Maldito Enrollado de la Bendita Dirección

  1. Hola 759,
    Me he sorprendido al leer la entrada, pensaba que el comer Ehômaki era una costumbre arraigada de muchos años atrás, aunque, la verdad, cuando leía que había que comérselo en un sólo bocado, me recordaba a la costumbre de comerse las doce uvas los últimos doce segundos de la noche de fin de año… uno termina corriendo el riesgo de atragantarse.
    No había escuchado hablar del término “venta suicida”, pero sí me ha tocado presenciarlo, en una ocasión que fui a un restaurante de comida rápida, al recibir mi ticket ví que tenía una cantidad distinta a la que pague y que incluía más artículos. Cuando pregunté el porqué, me explicaron que lo hacían para alcanzar las famosas “metas de ventas” y los empleados pagaban la diferencia…¿puedes creerlo? Me parece algo injusto y de muy mal gusto, pero en fin, pareciera que al final se trata de vender por vender.
    El pastel de la foto se ve muy rico,por cierto, he escuchado que en otros lados a ese mismo tipo de pastel se le llama “brazo de gitano”, mientras que aquí en México lo conocemos como rollo, rollo de fresa, mango, cajeta, etc.

    Saludos 🙂

  2. 759

    Hola Paprika,
    Así que en México también sucede algo parecido. La diferencia sería que aquí las víctimas de la imposible meta no “regalan” así nomás los productos a clientes desconocidos sino primero piden “ayuda” a sus amigos, familiares y parientes y todo y luego de todo esfuerzo sin cumplir con la meta, se resigan a comprarse las cosas por sí mismos, para posterior consumo por ellos mismos o para botar al final en caso de ser la cantidad imposible para autoconsumo… cuando lo más sensato sería, demasiado obvio, que las casas matrices de franquicia fijen metas de venta/producción más realista, y dejar de buscar solo beneficios de ellos mismos a costa de los últimos peones de la cadena de producción/distribución (aunque, aparentemente, la práctica no va a cambiar y más bien, cada vez más se inventan otros productos para vender para otras fechas… )
    Gracias por el comentario. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s