Mi primera semana del año

En resumidas veces, resulta bien fácil describir qué tal me fue en los días de descanso:

  • No practiqué ninguna de los ritos, tradiciones, actividades, etc típicas de Año Nuevo.
  • No comí nada típico de Año Nuevo.
  • No vi ningún programa televisivo típico de Año Nuevo.
  • No tuve ningún (re)encuentro con ningún amigo, familiar ni parientes.
  • No recibí ningún correo típico de Año Nuevo.

mientras que…

  • Sí logré perder unos kilitos de más (algo de seis kilos).
  • Sí participé, por tercera vez, en la “Maratón de Año Nuevo para la salud” y seguí con mi matinal corrida de 10-22km…

Se podría decir que ha sido un Año Nuevo más atípico que he pasado en toda mi vida, y fue en parte como me había propuesto o programado y en parte imprevisto…

Para el primer día del año iba a acompañar a algunos inquilinos de la casa de huéspedes al famoso templo de Asakusa, y resulta que seis horas antes de la salida anularon unilateralmente el plan, con que desapareció mi motivo para hacer “algo tradicional” de Año Nuevo pero a la vez recuperé el tiempo para acudir a la “maratón de año nuevo”, además de evitar el riesgo de, acompañando a los amigos, terminar comiendo algo en exceso como suele ocurrir en esta temporada, o sea que este primer desencuentro del año me ha traído un resultado positivo también, pero de todas maneras la promesa rota no me dejó tan feliz, que ni me molesté a intentar confirmar lo que iba a ser al día siguiente, en que supuestamente íbamos a visitar el domicilio del Sr. Akihito, emperador de este país, quien iba a aparecer unas cuantas veces en el balcón para dar su mensaje al público, ceremonia que seguramente podía ser algo para ver para extranjeros aunque no tanto para mí porque yo ya había acudido ahí años atrás acompañando a otro grupo de extranjeros…. y, bueno, el paseo para este segundo día del año desapareció sin que nadie lo confirmara ni anulara, y yo simplemente seguí con lo mío: mis ejercicios diarios y la alimentación baja de calorías para luego, visitar un museo de arquitectura aprovechando que este día dejaba la puerta abierta sin costo de entrada…

Bueno… creo que cada uno tiene su forma de pasar las vacaciones, dependiendo también de la ocasión, y esta vez, algunos podrían pensar que pasé un Año Nuevo bien triste y lamento dar tal impresión pero en realidad no tanto, porque de una manera pude aprovechar una semana completa para un propósito y en eso me fue bien… Y si aún no me han llegado ninguna tarjeta o carta de Año Nuevo, sé que algunos me han mandado algo y lo voy a encontrar en la casa de mis padres, a quienes voy a visitar este fin de semana. Serán solo unas cuantas pero me van a alegrar.

Y de todas maneras, compartiré aquí unas cuantas fotos de mi Año Nuevo…

(Maratón de Año Nuevo)

dscn1376 dscn1377

(Museo de Arquitectura)

dscn1401 dscn1404 dscn1418 dscn1429

(Mi comida de Año Nuevo…: verduras y hongos/sopa de miso/natto/leche descremada y pechuga de pollo sin piel)

dscn1438 dscn1441

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Mi primera semana del año

  1. Hola 759,

    Que pena la cancelación de los planes, pero ¡qué bueno que de todas formas aprovechaste el tiempo!
    Admiro tu constancia con lo de las caminatas y el comer sanamente; yo, aunque no he dejado de todo el ejercicio, este frío que se sintió a finales de diciembre, principios de enero, fue la excusa perfecta para quedarme en casa abrigada y calientita 😛
    Y respecto al Año Nuevo atípico, pues a veces es bueno variar un poco, ¿no crees? Al menos ahora ya sabes que se siente romper las tradiciones 😛
    Por cierto, que bonitas las fotos del Museo de Arquitectura.

    Saludos 🙂

  2. Hai fatto bene. Ti sei riposato 😊

  3. 759

    Hola Paprika,
    En realidad… soy capaz, más o menos, de seguir con las corridas con cierta constancia pero con la alimentación no tanto todavía… porque a veces tomo una férrea decisión de seguir una sana alimentación y así duro una semana, diez días o dos semanas pero luego vuelve lo mismo de siempre, algo que ojalá pueda cambiar en este año. Y en cuanto a lo de salir de las tradiciones, es algo que a veces pasa, sobre todo cuando uno viaja, ¿no?, por eso creo que no es nada tan novedoso pero, en fin, en caso mío esta vez fue más atípico que nunca ya que lo fue sin viajar por ninguna parte…
    Gracias por el comentario. Saludos.

    Ciao Emma,
    Grazie di nuovo per la visita e come stai?
    Tutto bene? anche se ultimamente he visto notizie di altro terremoto in Italia, che spero che non ti stia colpendo e si calmi rapido..
    Saluti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s