El conductor

Fue hace unos cuantos anos que fui a un concierto “profesional” (sea, no un concierto artesanal de NGO para recaudar fondos, etc), y fue un evento donde se presentaron varios músicos y grupos de diferentes estilos y géneros, clásico o moderno, urbano o folklórico…, pero todos muy artísticos y que iban, en su mayoría, más allá de mi comprensión. Como sea, recuerdo que ahí hubo un conjunto de música de cámara, con conductor, pianista, violinista, etc., y lo recuerdo muy bien por lo impresionante que fue el trabajo del conductor, y es que a pesar de mi pobre entendimiento musical, pude ver claramente que el conductor, con su batuta y su cuerpo entero, sí que dirigía al grupo, que tocaba enérgico o suave, acelerado o lento… de acuerdo con las señas del conductor.
Y… muy impresionado de la presentacion, luego del concierto me puse a averiguar un poco sobre el tarabajo del conductor de orquesta, para saber que empieza por leer la partitura e interpretarla a su manera para construir su propia idea de cómo presentar la pieza musical y para eso decidir quién tocará cuál parte de qué instrumento y de qué manera, e instruir y entrenar a los músicos para que toquen la música de acuerdo con su plan. O sea que no solo se trata de mover el palito durante la presentasion, sino que más bien se parece al trabajo del director técnico de equipos de fútbol, ¿no?

Y… al hablar del tema lo que no dejo de recordar es lo que ocurre en mi oficina el día de la reunión de cada ciertos meses de todos los que trabajamos ahí, donde primero cantamos el himno de la compañía, a karaoke y con conductor…   Bueno, tratándose de la música de karaoke, obviamente suena siempre igual sin importar para nada la actuación del “conductor”, a la vez que se proyectan las letras del himno en la gran pantalla colocada delante, al lado del escenario para que los presentes podamos cantar correctamente, ¿y?  Así cantamos, escuchando la música de karaoke y mirando las letras en la pantalla y… sin hacerle caso a la batuta del conductor.   Y el pobre conductor, que verán que no sirve para nada, es elegido al azar de entre todos para cada reunión, para la cual se ve obligado a prepararse para hacer algo para aparentar estar dirigiendo, sin que en realidad, a nadie le importe nada… Siempre pienso que es una gran pérdida de tiempo y energía, que no sé a quién se le ocurrió primero ni tengo idea de por qué nadie dice nada para abolir una ceremonia tan inútil e innecesaria, cuando la compañía, en grave crisis financiera de vida o muerte, nunca cesa de incitarnos a trabajar con más eficacia sin perder nada de tiempo.  Esto es un chiste, o ¿qué?

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “El conductor

  1. panshipanshi

    Ay Dios… hay cosas que sin duda no tienen sentido en las compañías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s