El restaurante atleta

Luego de la aparición del comedor Tanita, parece que se está convirtiendo en una pequeña moda el abrir restaurantes caracterizados por comida saludables y algunos servicios relacionados, a la vez que la propia Tanita no se queda atrás y va expandiendo su área de actividades, abriendo algunos locales más (entre ellos uno para los empleados del Ministerio de Economía e Industria) y también ofreciendo cursos para formar chefs capaces de administrar locales franquiciados del comedor Tanita en el futuro, lo que me parece muy bien y espero que aparezcan así este tipo de locales para que podamos comer cosas buenas en lugares y horarios más convenientes.
Y, bueno, esta vez tuve la oportunidad de ir a comer por primera vez a un restaurante de esos que pueden ser potentes rivales de Tanita. Se llama Restaurante Atleta Kanoya y, al igual que el comedor Tanita, está ubicado muy cerca del Palacio Imperial y más precisamente ocupa un piso de un edificio de cuatro pisos destinado enteramente a servicios para quienes acuden a la zona a correr alrededor del Palacio, así que decidí ir ahí a comer un sábado que tenía algo que hacer por ahí y, de paso, antes podía tener tiempo para o dejar de correr alrededor del palacio.
De ahí que, lo que encontramos…

kanoya1

En este restaurante, cada día se ofrecen 15 diferentes “platos principales”, cuyo nombre, propiedades, etc. aparecen en un cartel colocado a la izquierda de la entrada. Y de ahí lo que hace el comensal es elegir tres platos deseados además del tamaño y tipo de arroz (se puede elegir “arroz normal” (solo arroz) o “arroz atleta” (mezcla de varios tipo de cereales y se supone que aporta más minerales y nutrientes)), hacer el pedido al entrar y de ahí viene su menú, consistente en un cuenco de arroz, una sopa y los tres platos principales elegidos. Aquí los platos se pueden elegir más por sus propiedades nutritivas y cantidad de calorías y según el objetivo de cada comensal. Por si no sabes lo que debes comer, está el cartel de combinaciones recomendadas para “resetear” tu cuerpo, para fortalecer el sistema inmunológico, para prevenir anemia, para recuperarse de la fatiga, etc., además de la presencia de una nutricionista maestra para resolver las dudas del comensal.

kanoya2

A ver, esta vez opté por la recomendación para prevención de anemia, con un plato de algas, otro de hígado porcino y otro de ensalada con bonita, junto con el “arroz atleta” en cuenco grande y una sopa de miso:

kanoya3

Este menú me aportaría:

  • 27,5g de proteína (cuya ingesta diaria estándar recomendada es de 100g)
  • 104g de carbohidratos (390g)
  • 6,7g de grasa (73g)
  • 62,7mg de vitamina C (100mg)
  • 12.9mg de hierro (7mg)
  • 5,3g de sal (8g)
  • 8,4g de fibras (20g)
  • 676kcal de energía (2650kcal)

según la tabla de factores nutricionales que viene impresa en el recibo. Aquí lo notable sería que, al igual que en el comedor Tanita, son menúes bien nutritivas, que llenan bien la barriga a pesar de sus relativamente bajas calorías. Y lo conveniente para mí (y seguramente para muchos otros corredores) es que atiende todos los días (mientras que Tanita solo atiende de lunes a viernes) y es más: los sábados y domingos se abre desde las 10:00 y no desde las 11:00 como en los días de semana… así podría convertirse en mi nueva rutina del último sábado de cada mes: correr unas vueltas alrededor del Palacio Imperial, tomar un almuerzo temprano en este restaurante atleta y luego llegar a las 11:00 al Club de Lectura del Instituto Cervantes, que queda también cerca.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s