Tareas escolares para vacaciones de verano

Falta poco para terminar el mes de agosto y es lo mismo que decir: “Falta poco para que los niños terminen sus tareas de vacaciones”. Y es que aquí los niños, de primaria sobre todo, suelen tener un montón de tareas, que tendrán que entregar al volver a las clases en septiembre. De ahí que la “Operación Tareas Escolares” termina siendo un tema de conversación muy recurrente entre niños de esa edad o entre esos niños, entre sus padres, o entre niños y sus padres, etc. Yo, aunque no tengo contacto directo con niños de esa edad, platicando un día con un amigo sudamericano…

A: ¿Los niños tienen tanta cantidad de tareas?
B: Bastante, como para no lograr terminarlas a tiempo si no las hacen con planificación…
A: ¿De cuántas materias en total?, y ¿qué hacen por ejemplo?
B: Bueno, no sé exactamente ya pero a ver, por ejemplo… Serían de Idioma Nacional, Matemáticas, Ciencias Naturales, Estudios Sociales, Bellas Artes o Artesanía, y la llamada Investigación Libre, o sea, podrían ser como seis materias. De Idioma Nacional lo típico sería leer un libro y escribir un ensayo sobre su impresión. De Matemáticas podría ser un cuaderno de trabajo. De Ciencias Naturales podría ser, por ejemplo, plantar y cuidar una planta o flor para observarla y registrar anotaciones todos los días. De Bellas Artes podría ser pintar un cuadro de alguna escena de vacaciones de verano… Y eso de Investigación Libre, la verdad es que yo nunca la he hecho pero es para que los propios chicos elijan un tema interesante, sobre ciencias naturales o estudios sociales típicamente, para realizar una investigación. Y… otra cosa típica sería el Diario Ilustrado, o sea, un “diario” donde uno va escribiendo en un cuaderno lo que sucedió o lo que hizo cada día, y hace eso con un dibujo de alguna escena mencionada en el texto. El Diario Ilustrado sería muy típico para niños en los primeros años de primaria…

A: ¿Ese diario ilustrado podría ser en inglés también?
B: Bueno, no sé… podría ser en caso de chicos que hablen inglés, quizá. De todas maneras, parece bastante cantidad de tareas, ¿no? Algunos chicos las harían muy intensamente durante los primeros días de vacaciones para luego divertirse con más tranquilidad, mientras otros, y más típicamente, no las harán sino hasta los últimos días, para así sufrir bastante a última hora.
A: Y ¿cuál es el objetivo de tantas tareas? ¿Para joder a los chicos, para no dejarlos jugar tranquilos ni un día libre?
B: No soy profesor y no sé, pero supongo que sería para…, a ver por ejemplo, para que los chicos no pierdan el hábito de estudiar y para que avancen aunque sea un poco. Y mira, mientras que durante los días de clases es que el plan de estudios se da de parte de la escuela y los chicos solo pueden seguirlo, durante las vacaciones es que los propios chicos tendrán que hacer su plan y llevarlo a la práctica, y eso puede ser un entrenamiento para organizar las cosas, ¿cierto?, aparte de que si, con las tareas, los niños avanzan un poquito en sus estudios, eso facilitaría para seguir las clases desde el siguiente trimestre… “Para joder a los chicos” no creo, porque si es así, los propios profesores se estarían jodiendo así mismo, produciendo un trabajo demás después, de tener que revisar las tareas entregadas por los chicos.
A: ¿Crees que los profesores revisan de verdad las tareas de los chicos? ¿No las dejan así nomás, para joder solo a los chicos?
B: Yo creo que sí las revisan…
A: ¿Y crees que los chicos estudian/progresan de verdad con las tareas?
B: Creo que sí, aunque sea un poquito…
A: Pero ¿qué pasa si los chicos, en vez de hacer las tareas por sí mismos, copian nomás las de otros chicos?
B: La verdad es que a mí jamás se me ocurrió copiar las tareas de los demás ni tampoco he visto casos de chicos copiando tareas de otros.
A: ¿De verdad que no?
B: No. Las tareas, si no se hacen, no se entregan y punto. Y no pasa nada.
A: Ah, es que tú hablabas basado en tu experiencia en las escuelas de Japón y yo hablaba de mi experiencia en las escuelas de mi país… Y ahí es lo más normal copiar las tareas. “Oye Jaimito, ¿has hecho las tareas? Oh, ¡qué bien!, entonces préstame tu cuaderno, pues, para copiarlo…”
B: Bueno, si es así…, en ese aspecto diría yo que los niños de tu país están más jodido que los de mi país.
A: De verdad…
B: Y los profesores, en vez de solo dar las tareas y explicar sus contenido en sí, deberían dejar bien en claro el objetivo de hacerlas tareas.
A: Ciertamente…
B: Mira que si, por ejemplo, un niño supuestamente pinta un cuadro que resulta ser una auténtica obra maestra para sus tareas de Bellas Artes y consigue una excelente calificación y de ahí termina convirtiéndose en un pintor profesional en el futuro…. y ¿qué? ¿Qué va a hacer si la supuesta obra maestra no era suya en realidad? ¿Durante todo el resto de su vida tendrá que contar con alguien que pinte sus cuadros para él?
A: Cierto… y la verdad es que la educación en mi país debería cambiar, para no solo enseñar/estudiar sino para saber el objetivo de enseñar/estudiar…

Y un rato después, ya habiendo pasado a otro tema:
Resulta que en estos días me tocaba realizar ciertos exámenes médicos, donde tenía que tomar muestras de algo en casa e ir a entregarlas al hospital. Debían ser muestras tomadas en dos días diferentes y era algo fastidioso porque para tan solo ir a entregar la muestra de un día, tenía que pedir “vacaciones de medio día”, porque mi oficina queda bien lejos del hospital y es imposible pasar por el hospital por la mañana y luego llegar a la oficina a tiempo, ni salir un poquito temprano de la oficina por la tarde y llegar al hospital dentro de su horario de atención… Menos mal sería si lograra tomar las “muestras” en dos días seguidos, porque en tal caso podría entregar de una vez las “muestras” de dos días, mientras que en otro caso… habría que pedir dos veces las “vacaciones de medio día”.
A: ¿De verdad deben ser de dos días?
B: Sí, necesariamente deben ser de dos diferentes días.  Qué fastidioso, ¿no?
A: ¿Por qué no lo haces de una vez, pues? Saca las muestras de un día y entrégalas repartidas en dos frascos…
B: ¡Eso es lo mismo que copiar las tareas de vacaciones!

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “Tareas escolares para vacaciones de verano

  1. Misanthropist Bookworm

    Esto que relatas es lo que yo llamo “mentalidad sudaca” (o sea, “idiosincracia latinoamericana”) y es, en mi opinión, parte de la razón por la que Latinoamérica sigue siendo tercer mundo, mientras que Japón es una potencia mundial. -_-

  2. 759

    Hola Misanthropist Bookworm,
    La verdad es que aquí también hay de todo y…, bueno, yo sigo creyendo que no hay copias entre amigos (en tal necesidad, lo más probable aquí era que fueran los padres, abuelos u otros familiares para ayudar a los niños a terminar las tareas), pero resulta que ahora hay negocios que lo hacen a cambio de un precio… y son típicamente los padres quienes contratan tal servicio para sus hijos (y el motivo en algunos casos para incurrir a tal práctica: “permitir que los niños tengan tiempo para estudiar de manera más útil (haciendo tareas de academias preparatorias privadas de nivel más alto, por ejemplo) en lugar de perder tiempo haciendo tareas poco interesantes de las escuelas normales… (y es que hasta ahí llega el grado de desconfianza de algunos hacia la calidad de educación de las escuelas públicas).
    Saludos y gracias por el comentario.

  3. Hola 759,

    Aquí en México también encargan tareas de vacaciones, aunque no sé que pasa si no las llevan, supongo que el maestro te regaña delante de todo el salón… afortunadamente yo siempre las entregué😀
    Ojalá que te haya ido bien con los exámenes médicos.

    Saludos,

  4. 759

    Hola Paprika,
    Aquí, en caso de entregar las tareas, recuerdo que en mi época hubo algunos maestros que insistentemente exigían la entrega mientras que otros no tanto y pronto se olvidaban. La verdad es que yo particularmente dejé sin entregar algunas tareas y no no pasó nada, aunque no es para decir que “afortunadamente” o no. (Digamos que lo de entregar sin falta las tareas puede ser un entrenamiento para cumplir con las obligaciones y que solo en la época escolar está admitida una demora, mientras que después, ya como adulto, una demora en la entrega de algo puede significar una multa o el fin de un negocio y no una amable reprimenda del maestro), y habría que ver cuál sería mejor, ¿no?
    Gracias por el comentario. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s