La influenza

Nunca he tenido influenza (o gripe) y por eso siempre ha sido algo ajeno para mí, a pesar de que, diría yo, sobre el tema he estado más informado que la gente en común, que muy raramente tendría la ocasión de intentar traducir el cuestionario para su vacuna ni los informes sobre ciertos casos de ADEM (encefalomielitis diseminada aguda) que hace como una década se registraron supuestamente como efecto colateral y obligaron a las autoridades a modificar su forma de promover la vacunación, que en mi época (hace décadas ya…) era prácticamente obligatoria para todos los niños de primaria y secundario, por ejemplo, si no me equivoco… Bueno, fue así y por eso cada año recibía la vacunación cuando era pequeño, pero luego de salir de la secundaria, creo, dejé de tener eso y desde entonces el tema quedó como cosa de otro mundo, cosa que solo veo/leo en la televisión y periódicos, etc., a pesar de que, al parecer, el mundo se preocupa cada vez más por la cada vez más posible probable aparición de una nueva pandemia de un nuevo tipo de virus…

Bueno, así fue y pensaba que así iba a seguir este invierno también, pero si hubo una novedad, es que esta vez, después de décadas, volví a recibir el pinchazo…, ese de la famosa vacunación de influenza, no es que deseara tanto pero, al ver el anuncio de la vacunación que se iba a ofrecer en mi oficina por primera vez desde que entrara yo a trabajar aquí, y al ver que el chico que está a mi lado en el lugar de trabajo se había apuntado con toda naturalidad y ver también que algunas chicas que están en mi grupo se habían vacunado ya por cuenta suya…, bueno, llegué a pensar que no estaría mal aprovechar la oportunidad para así tener un poquito menos posibilidad de tener la enfermedad… Y así fue mi vacunación el martes pasado, a ver si voy a pasar el resto del invierno sano o no. Para la ocasión, la vacuna tuvo su costo, que fue a cargo de las personas interesadas (como yo) mientras que la compañía no hizo más que ofrecer el espacio, cuando, por otra parte, se sabe muy bien que de alguna manera es como un juego de azar ya que la vacuna no va a tener el efecto esperado si no se acierta el tipo de virus pronosticado para la temporada. En caso de tener la mala suerte, de repente me voy a arrepentir de no haber usado el dinero para otra cosa (para comprar la pila de repuesto de mi android, por ejemplo…) pero, bueno, por el momento es mejor tomar las cosas para bien y solo esperar seguir bien de salud durante todo invierno, ya que eso no sería para mí sino para las personas que están alrededor mío.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “La influenza

  1. Hola,

    Espero pase el invierno muy sano🙂
    Felices fiestas😀

  2. 759

    Hola Paprika,
    Igualmente espero que pase un invierno sano y felices fiestas.
    Gracias de nuevo por la visita, y saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s