Calorías

zanahoria

De nuevo ha llegado el momento del examen de salud de cada año, que esta vez va a ser durante las primeras dos semanas de octubre. Bueno, no es que cada uno ande pasando de un chequeo tras otro durante las dos semanas, sino que, habiendo tantas personas en mi oficina, se fija un calendario para que cada uno de los empleados vaya al chequeo en un determinado día según la sección a la que pertenece. Y, como suele ser al acercarse la época del chequeo médico, no faltan personas que de súbito empiezan a comer menos (obviamente para perder unos kilitos de más justo antes de la hora de la verdad) y ocurre también que durante las dos semanas, el restaurante de la oficina está ofreciendo un “menú saludable (con menos calorías y más verduras, etc)” además de otros menúes habituales, campaña que a mí no me parece muy buena… y es que yo sigo creyendo que al chequeo médico de cada año, uno debería ir sin ninguna preparación, para así saber su verdadero estado de salud y de ahí pensar qué hacer para mejorar. ¿Para qué intentar sacar “buenas notas” solamente para el día del chequeo, y luego olvidarse de todo y volver a lo de siempre? Eso tendría sentido para los boxeadores que necesitan controlar el peso solo para el día de la pelea, pero no serviría de nada para control de salud de las personas comunes.

Bueno, yo por suerte nunca he tenido que preocuparme muy seriamente por bajar de peso; eran cosas ajenas para mí… pero ahora, por cierta costumbre que he adquirido últimamente, siento un poco de curiosidad y termino averiguando algunas cosas, a ver:

  • De manera muy simplificada, se puede calcular así las calorías quemadas durante un footing:
    Las Calorías Quemadas (kcal) = Peso de la persona (kg) x Distancia Recorrida (km).
    Si una persona de 55 kg de peso corre 4 kilómetros, por ejemplo, serían 55 x 4 = 220 kcal.
    (Influye también la velocidad, pero parece que no tanto si es para tener una idea aproximada en caso de footing).
  • No son pocas las personas que empiezan a correr con el objetivo de adelgazar y no consiguen el resultado esperado, y es que es muy fácil caer en la tentación: a ver, supongamos que pesas 55 kg y decides correr 4 kilómetros diariamente, por ejemplo, y… muy bien pero ¿qué pasa si luego de tu ejercicio, de repente sientes sed y te tomas una botella de Coca Cola? Resulta que Coca Cola tiene 42-44 kcal por 100 ml (sea, 210-220 kcal por 500 ml), con que al toque te repones las calorías que acababas de quemar. Si, luego de correr, sientes además hambre y agarras un poco de papitas fritas, son 160 kcal de más y ahora tendrías que correr otros 3 km para evitar caer en el inesperado superávit calórico. Si eres amantes de cosas dulces…., bueno, ni pienses darte un regalito (“premio por haber realizado el ejercicio”, o por el pretexto que se te ocurra) de un McFlurry o algo por el estilo, que puede ser una dulce pero muy calórica tormenta de 430-930 kcal (varía según el tamaño), a menos que desees tener que correr unos 8-17 km más…
  • En cambio, si habitualmente consumes cantidades de comida chatarra y bebidas azucaradas y quieres ahora adelgazar, es bien fácil y no hace falta hacer deportes ni ejercicios. Podrías comenzar por tan solo sustituir ese tipo de comidas y bebidas por otras más “saludables” y menos calóricas, y seguro que vas a empezar a adelgazar o, al menos, dejar de engordar más.

En fin, me parece realmente impresionante lo “chatarras” que son las cosas que comemos sin pensar nada, pero a la vez es realmente difícil evitarlas… porque, por ejemplo, si salgo a pasear con amigos y comemos algo juntos (ya sea en su casa o en restaurantes) o asisto a alguna fiesta, es prácticamente imposible rechazar la oferta de Coca Cola y otras cosas en baño de aceite y ezúcar, aunque uno sepa que quizá sea mejor comer una zanahoria cruda o un pepino con té verde en vez de una hamburguesa, un pollo frito y papas fritas con Coca Cola… Ante esto, llego a creer que quizá tenía razón un tal señor Bloomberg de Nueva York en su polémico intento de prohibir la venta de bebida azucarada. Y por último, no dejaré de mencionar que si bien existen gaseosas que afirman contener cero calorías, existen dudas sobre otras sustancias que contienen que pueden no ser del todo seguras.

3 comentarios

Archivado bajo comidas

3 Respuestas a “Calorías

  1. 発光天体

    Uh, esto de la comida y el peso y adelgazar o comer sano o tratar de hacer todo junto es una odisea, sobre todo desde el punto de vista de tratar de comer sano no sólo por mantener el peso, sino desde el punto de vista de evitar cosas potencialmente tóxicas o peligrosas para la salud.😛 Yo he escrito un par de cosas sobre mi experiencia personal con ese tema en mi blog (aquí: http://hiyokonojinsei.dreamwidth.org/541930.html, aquí: http://hiyokonojinsei.dreamwidth.org/546954.html y aquí: http://hiyokonojinsei.dreamwidth.org/645862.html) y, la verdad, es bien complicado y cansador. :S Aunque vale la pena, por supuesto, pero… Eso no quita que sea cansador. xD

    Es bueno que tu política particular sobre este examen anual no se la de ir a sacar buenas notas, como dices, porque como que pierde el sentido la cuestión si uno la enfrenta así, ¿no?😛

    Cuídate mucho y un abrazo.🙂

  2. 759

    Hola 発光天体
    La verdad es que no sé si es tan particular mi política sobre el examen pero, en fin, es lo que creo y hago. Y, en todo caso, últimamente ha habido una novedad sobre el tema en mi oficina y un día intentaré escribir una entrada al respecto, porque debe ser de gran interés para muchos…
    Y como siempre, gracias por el comentario. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s