Humanos vs Computadoras

 

El ajedrez japonés (shôgi) es un juego mucho más complejo que el ajedrez internacional, principalmente por el hecho de que sus piezas nunca mueren (sino que van pasando de un bando a otro o viceversa, con la posibilidad aumentada, en tal situación, de “volar” a cualquier casilla desocupada) y, por ende, para nada se va reduciendo, a medida de las capturas o “intercambios” (y eso sí, son verdaderos intercambios en caso de shôgi) de piezas, el número de posibles posiciones/movimientos hasta el final de una partida, con posibilidad de que se reviertan situaciones absolutamente desfavorables para un jugador, cosa que no ocurre, casi, en el ajedrez internacional.

 

Y por esa complejidad del juego resulta ser más difícil, y más interesante, desarrollar computadoras/programas para jugar al shôgi. Bueno, no sé exactamente cuándo comenzaron los intentos pero el hecho sería así: lo que hace dos décadas no llegaba al nivel de los buenos jugadores amateurs, ya está superando a los campeones amateurs en estos últimos años.. Si insisto en decir “amateurs”, es que aquí existe el shôgi profesional sólidamente institucionalizado, que obviamente está muy por encima del nivel amateur. Y entonces el interés sería por saber cuándo la computadora llegará o superará a los campeones profesionales…

 

La verdad es que yo no juego nada de ajedrez japonés, pero es un tema que siempre me interesa y por eso, en estas últimas semanas no he dejado de prestar atención al desarrollo de un evento… Bueno, hoy se jugó la última partida de la serie “Dennôsen” (algo como Batalla del Rey Electrónico) de cinco partidas del shôgi entre un equipo de humanos (cinco jugadores profesionales) y otro de computadoras (cinco mejores programas del momento). La serie comenzó hace cuatro semanas para jugarse una partida cada sábado…, y el resultado final: 3 partidas ganadas por computadoras (incluyendo la de hoy, contra el capitán humano perteneciente a la clase A [división superior del shôgi profesional]), una por humanos, y una partida empatada. O sea, aplastante triunfo de las computadoras sobre los humanos en lo que fue la primera ocasión oficial en que las computadoras jugaron de igual contra los humanos profesionales en activo sin ningún trato especial (anteriormente hubo partidas de computadoras contra humanos pero no en las mismas condiciones de los campeonatos profesionales de humanos, sino siempre con cierto hándicap previamente concedido, contra profesional ya jubilado o en partidas relámpago, etc).

 

Bueno, aún no sería el momento de intentar sacar alguna conclusión definitiva, por el reducido número de partidas realizadas, pero la curiosidad en adelante sería saber realmente quiénes son más fuertes: ¿el verdadero campeón de los humanos o las computadoras? Habrá que ver si se realiza una edición más de Dennôsen el año que viene.

 

Deja un comentario

Archivado bajo general, japón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s