Crisis energética 2

La Compañía de Electricidad de Kansai (KEPCO, por sus siglas en inglés) tendrá la capacidad para cubrir solo unos 85% de la demanda máxima de electricidad en la región Kansai (Kioto, Ôsaka y prefecturas aledañas) durante este verano, a no ser que se permita volver a poner en funcionamiento sus reactores nucleares, que en este momento están apagados tras sus inspecciones periódicas. Las Compañías de Electricidad de Hokkaidô y de Kyûshû también caerán en situaciones parecidas, aunque mucho más leves, según estimaciones del Comité de Evaluación de la Demanda y Oferta de la Energía Eléctrica del gobierno central.

El hecho es que tras el accidente en Fukushima y el consiguiente fin de la ciega creencia en el llamado Mito de la Seguridad Nuclear, la gente está cada vez más sensible y exigente en cuanto al tema de la seguridad y, a pesar de eso, el gobierno central y las compañías de electricidad no han sido capaces de tomar medidas adecuadas y mostrar datos suficientemente confiables y convincentes como para dejar tranquilos a sus habitantes mientras que, por otra parte, está reglamentado aquí que todo reactor nuclear se apaga para su inspección periódica tras 13 meses de operación, lo cual significaría que, de no permitir reactivar los reactores inspeccionados, en poco más de un año estaremos con todos los reactores nucleares del país apagados, cosa que ocurrió en efecto al apagarse el sábado pasado el último reactor que permanecía en funcionamiento, el n° 3 de la Central Nuclear de Tomari (Hokkaidô), al cabo de poco más de un año del 11 de marzo del 2011, con que Japón está ahora, aunque momentáneamente… quizá, libre de energía atómica para felicidad de quienes se oponen a la energía nuclear pero para dolores de cabeza del gobierno, las compañías de electricidad y otras empresas, especialmente de las regiones como Kansai que estaban más “avanzadas” en la dependencia en las centrales nucleares (cosa que hubiera ido muy conforme a la política de las pasadas administraciones, antes del accidente en Fukushima, de promover más la energía nuclear con tal de reducir la emisión de gases de efecto invernadero).

Si el racionamiento de electricidad y otras medidas impuestas a fuerza por ahorrar la energía en la región Kantô y Nordeste en primavera y verano del 2011 fueron efectos inmediatos de los daños causados por el desastre natural, la presente crisis energética en Kansai es un desastre netamente político, ya que desde el principio se sabía que íbamos a caer en tal situación y no se logró tomar ninguna decisión para evitar nada… ¿Volveremos a depender de las centrales nucleares (lo que desesperadamente quieren las compañías de electricidad), encontraremos otras fuentes de energía (como manifestó el ahora ex primer ministro Kan), aprenderemos a gastar menos electricidad (no sé cuánta gente estará dispuesta a vivir sin aire acondicionado, por ejemplo…), o de una vez abandonaremos Japón y nos vamos a vivir a otros países (podría ser la opción número uno para las empresas)?

Bueno, aún no se sabe cómo va a ser pero supongo que para evitar la crisis energética en Kansai, el Gobierno y la KEPCO terminarán encendiendo los reactores de la Central Nucear Ôi porque lo más importante es la economía, a ver…

2 comentarios

Archivado bajo general, japón

2 Respuestas a “Crisis energética 2

  1. jasminee

    Hola
    Parecería que por se japón tan avanzado en tecnología utilizaría energía amigable con el medio sin embargo veo que no es así, creo lo difícil seria adaptarse a vivir sin ciertas comodidades pero sin duda me hizo gracia eso de abandonar el país, que no seria mas difícil adaptarse a una cultura totalmente diferente.
    saludos

  2. 759

    Hola Jasminee,
    Yo sigo viviendo sin aire acondicionado ni nada en mi cuarto pero seguramente será imposible que los demás japoneses aceptaren tal estilo de vida… Creo que la comodidad es demasiado adictiva, que, una vez conseguida, difícilmente logras aceptar dejar. Y lo de abandonar el país, bueno, no sería una opción muy realista para la gran mayoría de la gente pero podría ser para las personas de otra clase, con suficientes recursos o suficiente valentía, etc., mientras que a nivel empresarial es una gran realidad, cuando cada vez más empresas están optando por trasladar sus fábricas a otros países, contratar a más extranjeros, y adoptar el inglés como idioma oficial dentro de la empresa (en caso de algunas empresas muy “avanzadas”), etc., y así crecer o sobrevivir en el mundo global y no necesariamente en Japón. (En realidad, la actual crisis energética no está iniciando sino tan solo acelerando este proceso de globalización.)
    En todo caso, hasta el momento no se sabe si se reactivará o no las centrales nucleares para este verano. Las autoridades han anunciado la cantidad de electricidad que hay que ahorrar en caso de no contar con las centrales nucleares, y las compañías de electricidad están definiendo los detalles del posible racionamiento o “apagones planificados” para casos necesarios. Así que… seguimos viendo qué tal andan las cosas.
    Muchas gracias por el comentario.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s