Paseo por Montserrat

O “Nokogiri Yama” en el idioma local de aquí, que significa exactamente lo mismo, terminó siendo otro destino de mis pequeños paseos del fin de año fiscal. Situado en el lado occidental (frente a la Bahía de Tokio) de la parte central de la Península de Bôsô, queda algo lejos de mi casa pero lo suficientemente cerca para ir por allá a dar un paseo de un día, y dicen que su paisaje es espectacular, así que decido aprovechar uno de los no muchos días libres.

Así que salimos un día y el viaje fue largo: cuatro horas, solo de ida, pero… bueno, si no tenemos apuro no pasa nada y también es impresionante el cambio del paisaje desde la ventana, de lo extremadamente urbano a rural, de las grandes estaciones (donde transitan medio millón de personas al día) a las pequeñas estaciones con apenas 300 pasajeros. (Bueno, según los datos de la compañía ferroviaria JR del Este, hay una estación con tan solo dos usuarios al día, pero esta vez no iremos tan lejos…)

Bueno, tras viajar combinando cuatro trenes, llegamos a empezamos a caminar. Desde la estación hasta la entrada de la montaña, tardamos unos 40 minutos a pie. Parece que por aquí es la época de broccolini, y en todas partes vemos sus campos teñidos de color amarillo.

Y por fin a la puerta… El Monte Nokogiri es de propiedad de un templo budista y la entrada no es gratis, pero sí valdría la pena pagar algo, por lo que iríamos viendo…

El templo tiene una gran estatua de Buda, que mide 31 metros, mucho más grande que los famosos grandes budas de Kamakura (13 metros) y de Nara (18 metros).

Luego recorremos senderos bien arreglados que conectan, dentro del reciento, muchos rincones interesantes, con numerosas cuevas de esculturas “Arhat” que en total suman 1553, haciendo de este templo el mayor sitio espiritual de Arhat del mundo.

 

El Monte Nokogiri tiene apenas 329 metros de altura y no necesitamos más de una hora o dos para llegar a la cima, pero la vista de ahí es realmente espectacular, con la Bahía de Tokio abajo (hasta el otro lado de la bahía) y el Monte Fuji a lo lejos, etc. Y con este buen tiempo, parece que elegimos el mejor día.

  

Y lo particular de aquí es que este lugar antes funcionó como una cantera de toba volcánica, que ha dejado alguna parte de la montaña cortada como si fueran trozos de pasteles…, con paredes verticales.

  

Y aquí otra estatua en piedra, de Buda de la Misericordia de 100 pies (sea, de “30 metros” de altura).

Bueno, hay más fotos y cosas que contar pero, para que no pese demasiado la entrada, será para otra ocasión…

Deja un comentario

Archivado bajo general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s