Sobre la energía nuclear


Dicen que la política japonesa es una faja transportadora o una puerta giratoria, de donde no cesa de producirse y salir un primer ministro tras otro. Y es que ahora, después de la tan anunciada renuncia de Kan, acaba de entrar Noda, que vendría a ser ya el sexto primer ministro en cinco años… Bueno, de todas maneras esperemos que le vaya bien, para calmar la situación y hacer las cosas bien, para el país y no para algún grupo en particular, obviamente.

Entre los muchos problemas que tendrá que enfrentar el nuevo primer ministro, no deja de ser de urgente prioridad el de energía nuclear porque, si no se maneja bien el asunto para recuperar la confianza del pueblo, afrontaremos inminentemente una crisis energética aun más severa y extendida a todo el país en medio año, al quedar apagados todos los reactores nucleares, con suministra un 25% de la electricidad que consume el país. Y es que según la legislación japonesa, cada reactor se apaga cada 13 meses para inspección. Lo normal sería que, de no haber problema, el reactor revisado volviera a la operación normal, pero ahí viene ahora la desconfianza oposición de los habitantes de las localidades en que se sitúan los reactores, por lo que el nuevo Gobierno, si es que no encuentra otra salida que reanudar las operaciones de los reactores para evitar más desabastecimiento de electricidad, tendrá que hacer todo lo posible para garantizar la seguridad de las centrales nucleares, mientras que en realidad se vienen destapando numerosas irregularidades y prácticas poco transparentes de las autoridades y compañías de electricidad que no sirven sino para ganar más desconfianza del pueblo:

  • Manipulación de la opinión pública en casos como este, este otro y mucho más, donde los propios empleados y sus familiares de las compañías de electricidad, haciéndose pasar por gente común, mandaban opiniones en favor de plantas nucleares a simposios abiertos.
  • Desatención y encubrimiento de informaciones importantes sobre la seguridad. Por ejemplo, la versión oficial antes y poco después del 11 de marzo era de que la central nuclear Fukushima No. 1 tenía el muro de contención de tsunami de 5,7 metros, basado supuestamente en el pronóstico del mayor tsunami posible en la zona…., cuando en realidad la TEPCO había calculado la posibilidad de tsunami de más de 10 metros ya en el año 2008 y no había tomado ninguna medida al respecto, lo cual desvirtuaría completamente la recurrente excusa TEPCO de que el accidente nuclear en marzo se debió a la magnitud fuera de lo previsible del terremoto y tsunami. Y no es la primera vez, porque la TEPCO y otras compañías de electricidad vienen cometiendo, desde antes del 11 de marzo, numerosas prácticas fraudulentas (aquí por ejemplo)…
  • El costo de la electricidad generada por energía nuclear: Aquí hace tiempo que se divulgaba la versión oficial sobre el costo de generar la electricidad según fuente de energía, que siempre hacía énfasis en la economicidad número uno de la energía nuclear:
    (El costo de generar electricidad según fuente)
    x Nuclear: 5,3 yenes/kwh
    x Hidráulica: 11,9 yenes/kwh
    x Petróleo: 10,7 yenes/kwh
    x Gas natural: 6,2 yenes/kwh
    x Carbón: 5.7 yenes/kwh
    Pero ahora están saliendo otros análisis, que calculan que el costo de energía nuclear ascendería en realidad a 10,68-12,23 yenes/kwh (en promedio entre 1970-2007) al tomar en cuenta algunos gastos no incluidos en el cálculo oficial, como los gastos fiscales (620 mil millones de yenes entre 1975 y 2007 para asignaciones a las municipalidades donde se encuentran las centrales nucleares, etc) y el costo de procesamiento de combustible nuclear usado (el cálculo oficial contempla el costo de 19 billones de yenes de una planta de procesamiento en construcción, pero esta cifra refleja solo una parte…) y al dejar de tomar como base la irreal tasa operativa de 80% (cifra modelo para el cálculo oficial) de las centrales nucleares, que en la práctica solo llegaba al 60,7% en 2007… (De un análisis que encontré en la revista económica Nikkei Business, edición impresa de 11 de julio)

Bueno, tocando el tema de la política energética, que da mucho que hablar, lo más cierto es que, antes de decidir ser promotor o detractor de una u otra energía, necesitaríamos más explicaciones y transparencia en la administración.

Deja un comentario

Archivado bajo dibujos, japón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s