Postales

Nuestro hermano mayor, Fulano Mengánez, quien desde antes estaba en tratamiento médico por X enfermedad, falleció el día ** del mes **, a los ** años de edad.

Aquí les expresamos nuestro profundo agradecimiento por los favores que brindaron al difunto en vida.

Los funerales ya se han realizado.

Les pedimos disculpas por la demora en avisarles.

Así se lo comunicamos atentamente….

Mes ** del Año ** de la era del Emperador X

(Nombres y domicilios de los remitentes)

* * * * * * * * * * * *

Creo que fue esta la más formal de todas las tarjetas postales que he preparado hasta este momento, y mi curiosidad ahora sería saber si en otros países se puede mandar este tipo de avisos por tarjetas postales. En caso de los obituarios supongo que más común sería colocar avisos en los periódicos (cosa que no sucede en Japón, a no ser que el difunto haya sido alguien bien famoso o de elevada posición socioeconómica) y, de todas maneras, se podría decir que en Japón está más extendido el uso de tarjetas postales en todos los campos (tal como se puede ver en caso de las postales de Año Nuevo), por lo que los manuales de correspondencia internacional, sobre todo para los estudiantes de inglés y que abundan en las librerías, no dejan de aconsejarnos evitar el uso de postales excepto en casos muy adecuados (breves saludos desde lugares visitados en viajes, etc).

Como sea, aquí les presentaré dos otros tipos de postales, que tal vez no se puedan encontrar en otros países:

Postales de ida y vuelta:

Es de tamaño doble, que se puede plegar en dos como si fueran tarjetas comunes en los países occidentales, pero la gran diferencia está en que se trata de dos postales (para “ida” y para “vuelta”) juntas, que son utilizadas para ciertas comunicaciones donde el remitente desea recibir la respuesta sin falta: aviso de una reunión que requiere de la confirmación de sus asistencia, muy típicamente. En tal caso, el remitente puede imprimir en la parte de “ida” el nombre y dirección (en el anverso) de su destinatario y el aviso de su reunión (en el reverso), y en la parte de “vuelta” el nombre y dirección del organizador de la reunión (en el anverso) y el formulario de respuesta (en el reverso). El destinatario de esta postal doble puede cortarla en mitad para quedarse con la parte de “ida” y echar al buzón la parte de “vuelta” sin antes dejar de rellenar la respuesta.

Un detalle aquí es que el remitente del aviso suele imprimir el formato de respuesta con expresiones muy respetuosas referentes a su destinatario, como “su precioso nombre”, “su precioso domicilio”, etc. Entonces el destinatario tiene que tacharlas así: “su precioso nombre”, “su precioso domicilio”, y a la vez hacer lo contrario en el otro lado (anverso de la “postal de vuelta”), donde suele estar impreso el nombre del receptor de la respuesta así: “Para: Fulano Mengánez” que se tiene que poner algo más respetuoso: “Para:  Sr. Fulano Mengánez”. Es un protocolo demasiado detallista, que no me gusta, pero hay que saberlo… para que no nos consideren unos ignorantes.

Postales multicapas:

La mayor desventaja de las postales sería la falta de privacidad, ya que el mensaje va descubierto y sin sobre, por lo que no debería usarse este medio para enviar informaciones muy privadas o confidenciales…. O era así hasta hace cierto tiempo pero, bueno, parece que las cosas han cambiado y ahora se usa más postales, para enviar cualquier información: como facturas de tarjeta de crédito, estado de cuenta bancaria, por ejemplo.

Bueno, para envío de datos confidenciales se ha inventando un tipo de postal especial, que llega como cualquier postal así:

que de una esquina se puede ir despegando,

para al final abrirse así totalmente:

En realidad es una hoja delgada de triple tamaño, que al enviarse se pliega en tres y se pega de manera que se convierta en una hoja de tamaño y grosor de postal y que se pueda cerrar y abrir una sola vez para asegurar la confidencialidad. Podría parecerse al aerograma, pero no se pega solo el borde sino la superficie entera (requisito indispensable aquí para ser admitida como “postal”) y, al enviarse como postal, la tarifa es más barata que una carta. ¿Existirá esto en otros países?

Deja un comentario

Archivado bajo japón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s