Atrapa tu sueño

Tío: A ver, chicos, ¿qué les gustaría ser cuando sean grandes?
Sobrino1:
Funcionario público.
Sobrino2:
Pues, nada en especial…
. . . . . .
SobrinoX:
Empleado fijo (sea, de contrato directo sin límite de período)..
. . . . . .
Tío:
Este… ¿No querrán ser deportistas profesionales, por ejemplo?
Sobrinos:
¡Ay, no seas tonto, tío! Hay que mirar bien la realidad.


Luego de la conversación con sus sobrinos (de 6-8 años de edad, más o menos) reunidos en la ocasión de Año Nuevo, el tío expresa su decepción en una carta, que sale publicada en el periódico más gran del mundo…

Bueno, lo normal sería que a la edad de los sobrinos citados, aún se guardaran grandes sueños por el futuro, sean fáciles o difíciles (o prácticamente imposibles) de alcanzar, y por eso resulta poco lindo el realismo tan serio de los sobrinos… pero lo cierto es que una vez pasada la edad de soñar, a lo mejor sus propios padres y otros adultos empezarán a inculcarles esa mismísima idea de ser funcionario público o empleado fijo de alguna empresa de renombre para trabajar ahí hasta la jubilación, que vendría a ser la imagen preestablecida de una vida estable y segura (sin temor a quiebras, desempleos, etc.), por más aburrida e insoportable que pueda ser esa manera de vivir, que tan fácilmente puede dejar de ser “vivir” y transformarse en meramente “aferrarse al puesto de trabajo y sobrevivir” quejándose permanentemente de lo fea que es esa monótona y rutinaria vida.

Un día de esos, de esa monótona y rutinaria vida que no es muy linda que digamos, por un brevísimo momento vuelvo a hacer algo que me gusta, participando en un festival internacional al aire libre con mis amigos que venden artesanías andinas…. Momento que de verdad pasamos bien, a pesar de tener esta vez la mala suerte de perdernos los choripanes del puesto albiceleste que tanto esperábamos, y la novedad en esta edición fue la exhibición de un carro de colección, con un gran cartel que dice “Spark your dream” que desafortunadamente no entiendo bien… Por curiosidad me acerco a mirar un poco y sus expositores están conversando con otros visitantes en inglés y también vendiendo un libro del mismo título en inglés, que al parecer habla de un viaje de Argentina a Alaska. ¿Serán unos aventureros norteamericanos? Sin pasar mucho tiempo ahí, vuelvo a mi sitio para no desatender el puesto de artesanías pero, bueno, más tarde tomamos un descanso y salimos a dar una vuelta por el parque… y pasamos de nuevo por ese curioso carro. El que parece ser el jefe está desocupado ahora y al ver mi camiseta me dice “I like your T-shirts”, pero desafortunadamente, yo no hablo tanto inglés, cuando mi amigo, igual empieza a hablarle en castellano y es entonces cuando se descubre que ese hombre era argentino y que tenía su libro en español también… Ahora sí, conversamos un rato sobre su increíble viaje y le compramos su “Atrapa tu sueño”.

Por el poco tiempo que teníamos, no terminé de entenderlo todo, pero luego de la feria empiezo a leer poco a poco el libro, y semanas más tarde, también encuentro un artículo de revista (páginas 12-18) sobre la misma familia y ahora sí, sé de qué se trata… Esa fascinante forma de vivir de verdad la vida tratando de atrapar el sueño, siempre en contacto con las personas y dejando de vivir meramente para sobrevivir dentro de lo preestablecido, con riquezas materiales…

Bueno, hace ya una eternidad que estoy resignado a nunca ser feliz en esta “normal” vida, y sé que para cambiar algo de mi vida, lo primero que necesito es dar el primer paso, como un día lo hicieron los Zapp… Bueno, la verdad es que entiendo y comparto perfectamente su mensaje, pero aún sigo sin tener la valentía para cambiar, no sé hasta cuándo…  Es que soy tan incapaz.

6 comentarios

Archivado bajo libros

6 Respuestas a “Atrapa tu sueño

  1. panshipanshi

    Hola!
    Realmente triste la respuesta de los sobrinos. Me hicieron recordar un dicho que según me dijeron, era japonés. Algo así como “toca el puente antes de pasar sobre él”. Tenía que ver con las cosas seguras, con no correr riesgos. Es que vaya si que es difícil correrlos.
    Yo también soy temerosa pero todos los días libro pequeñas batallas contra el miedo y de a poco voy tomando el control de mi vida. Lo que más ayuda es no proyectar las consecuencias de un modo catastrófico porque, a fin de cuentas, el futuro no ha pasado aún y no sabemos qué nos depara.
    Quizás otra cosa que ayuda es tener el sueño muy muy claro. Saber exactamente lo que uno quiere. Así es más fácil llegar a él, no?

    Bueno, muchos saludos!!

    Panshi

  2. 759

    Hola Panshipanshi,
    Sí, es un poco triste esta realidad donde ni los niños pueden tener sueños…. Pero cierto que eso también depende de cada uno, que puede conformarse con lo seguro o arriesgarse en busca de su sueño, como los autores del libro. Y si es que la “realidad social” no da muchas posibilidades, algunos luchan por cambiar esa realidad o por, al menos, llegar a otros países que sí les den más oportunidades…
    Bueno, suerte con tus sueños. Saludos.

  3. “… resignado a nunca ser feliz ” … Hmmm … creo que no es bueno pensar así, pero entiendo eso de no tener valentía para cambiar … a veces es difícil …
    Un cordial saludo y 頑張れ!!🙂

  4. 759

    Hola Nora,
    Es realmente difícil, pero de todas maneras sigo viviendo todavía
    Saludos.

  5. Te invito a ser parte del grupo en Facebook”Atrapa tu sueño”….para acompañarlos virtualmente…

  6. 759

    Hola Marce,
    Muchas gracias por la información, a ver si voy a su sitio…
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s