Fin de año

Es la época más oscura del año pero, como ya pasó el solsticio de invierno, se supone que de ahora (o desde anteayer, más exactamente) cada día habrá más luz. A ver, ¿lo mismo podría ocurrir con la vida? Bueno, no se sabe pero sería lindo si aún se pudiera tener alguna esperanza…

De todas maneras, es fin de año y es la hora de trabajar duro… y aquí va un listado de lo que suele hacerse en mi casa o que yo suelo hacer:

  • La famosa gran limpieza: Además de la limpieza de cada día, limpiar las ventanas por fuera y por dentro (un trabajo bien duro), lavar las cortinas, limpiar la refrigeradora (sacar todas las cosas, desarmar las estantes, bandejas, y todo, pero limpiarlos uno por uno y luego volver a armarlos), encerar el piso, sacar polvos acumulados en el cielo raso, limpiar los aparatos de iluminación y los focos, botar las cosas inútiles (sobre todo papeles…) que, sin querer, guardamos durante el año, etc. En caso de botar papeles, nunca dejar de triturarlos en pedacitos irreconstruibles, para evitar fuga de informaciones confidenciales.
  • Preparar las tarjetas de Año Nuevo… Por suerte, ya terminé esta tarea… hace unas horas.
  • Ir al banco a registrar en mi libreta los datos de las transacciones efectuadas durante el año. Quizá no es una tarea muy típica para la época, pero la idea es tener los datos actualizados por lo menos una vez al año, por si acaso… Y es que en caso mío, al trabajar en una oficina que queda lejos de los bancos, no puedo hacerlo más frecuentemente.
  • Comprar ciertos adornos y comida para los primeros días del año. Es algo que a mí no me interesa demasiado, pero la costumbre aún no termina de desaparecer y hacemos algo, mínimamente. Bueno, mi padre a veces se queja de que la generación actual ya no le da mucha importancia a los detalles de Año Nuevo; no pocas familias dejan de colocar adornos de pino y bambú en la entrada de su casa y otro pequeño adorno en los carros, etc…
  • Ordenar mi cuarto… Es lo que siempre pienso (que tengo que) hacer y nunca termino de hacer.

Me parece que el “fin de año” es más bien el comienzo de otro “fin” más pesado para muchos…, y es que aquí con el Año Nuevo comienza el último trimestre del año fiscal (enero-marzo), que, siendo el más corto (descontando los días festivos del inicio y considerando que febrero tiene solo 28 o 29 días), es el momento de hacer lo posible para cumplir con los objetivos que supuestamente hemos trazado en abril pasado para el ya saliente año fiscal. Para quienes ya lo han cumplido todo, será el momento de rélax, pero para los desastres como yo, es solo para seguir sufriendo eternamente.

Bueno… este fin de año trabajaré dos o tres días más, para recién entrar al “descanso” desde el 29 o 30 de diciembre hasta el 4 de enero si no me equivoco. Va a ser un breve “descanso” de menos de una semana con tantas tareas, las ya mencionadas y otras (por ejemplo, en enero tengo que traducir, editar y diagramar nuevamente el boletín de mi ONG y para eso hay que aprovechar el poco tiempo libre que me quede… Ojalá me mandaran los textos originales a tiempo).

En fin… lo que teóricamente debería ser el momento de “reencuentro familiar” o cosas por el estilo, que es el Año Nuevo, en realidad puede que no lo sea tanto y, al menos para este pobre servidor, no cambia mucho esa sensación de estar permanentemente perseguido. ¿Será así solo conmigo, o con otras personas también? No sé, pero mi pequeño deseo para estos días de fin y comienzo de año sería… terminar de leer “Atrapa tu seuño” (que por meses estoy dejando a medio leer), leer otro libro bien sencillo, que compré hace semanas, y visitar a algún que otro amigo… si es que tuviera un poquito de tiempo de sobra…

5 comentarios

Archivado bajo costumbres, general

5 Respuestas a “Fin de año

  1. Querido amigo,

    Espero que pases unas lindas fiestas de fin de año y que, aunque sea a la distancia, recibas todo mi cariño, mis ánimos y mis energías positivas para el año que pronto se iniciará.🙂

    Deseo, también, que el Señor te bendiga con paz interior, alegría y plenitud en todos los aspectos de la vida y que, por supuesto, sigamos siendo amigos por mucho tiempo más, sin importar qué.

    Seguramente volveré a escribirte para el año nuevo mismo, así que, por ahora, sólo te diré ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    Te quiere mucho tu amiga,
    Andrea

    PD: ¡Avísame cuando te llegue mi carta! ;D

  2. Como prometí, vuelvo por mis fueros al acabar con los exámenes y estar de vacaciones (¡ay, las vacaciones de los estudiantes…!).

    Yo ya he pasado por el trago grande de las reuniones familiares. Entre la noche del 24 y el día 25 reunimos en casa de mis padres a muchos de los hermanos de mi madre (son 13), sus parejas e hijos. Muchos jaleo, mucho bullicio y muchos gritos (discutimos con pasión, pero nunca nos enfadamos :p). Y sí, yo también me sentí un tanto perseguida: por cuestiones de ese trabajo inexistente, por el fracaso de expectativas ajenas puestas sobre mis hombros, por cuestiones más “normales” como cuándo pensamos tener un niño (como si fuese un pasito sin importancia, vamos…). Eso sí, debo reconocer que me lo pasé bien la mayor parte del tiempo. Nos queda Año Nuevo, cenando el día 31 con la familia de mi pareja (también es numerosa, pero ni de lejos tanto), y luego pasando la noche y el día de Año Nuevo con los amigos, en buena compañía. Más relajado, para recuperarnos de tantas emociones y empezar el 2011 con algo de energías.

    En parte comprendo a tu madre respecto a los adornos típicos de la estación. A mí me duele perder las tradiciones, aunque tampoco les doy una importancia desmedida. En mi casa, como no voy a gastarme el dinero ajeno en adornitos, me he fabricado yo los adornos a base de reciclar, pegar y pintar. Respecto a otras tradiciones, estoy recopilando y escribiendo las letras de las canciones y romances que mi familia simpre ha cantado por estas fechas. La gente mayor se va yendo y hacía años que no cantábamos, así que mis tíos y primos se acordaban cada uno de una parte distinta de la canción, así que me siento como haciendo un trabajo e investigación XDDDD No sé, a mí mantener ciertas tradiciones me da sensación de continuidad, aunque no me olvido de mirar hacia delante.

    Pero a ti… a ti, querido amigo, sólo puedo desearte que pases el trámite de estos días de la forma más indolora posible, sin sobresaltos. Y que el año que viene traiga aires nuevos y renovados que nos hagan mucho más fácil y feliz la existencia.

    Un abrazo muy grande y muchos besos. Vuelvo a la carga, así que prepárate :p

  3. 759

    Hola Andrea,
    Muchas gracias por el mensaje y,m aunque con un poco de retraso, te deseo felices fiestas y feliz año también.

    Hola Leydhen,
    Muchas gracias por volver aquí y por compartir las experiencias tuyas, sobre tu familia y sobre navidad…. y realmente impresionante lo numerosos que son… Bueno, aquí somos muy pocos, pero al menos en este momento estamos pasando unos días de calma.
    Y sí, ya es año nuevo. Espero para ti que el 2011 sea un año mejor y más feliz..

  4. Ahora que lo pienso … el año pasado fue mejor que este año, nunca me hubiera imaginado tener que vivir un año como éste en muchos sentidos …
    Un saludo.

  5. 759

    Hola Nora,
    Bueno, hay años buenos o malos… pero esperemos que lo que queda del presente año sea mejor que lo que ya pasó, y el próximo año sea mejor que este.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s