Reformas ortográficas

Si “fui” y “fue” se escribían ya sin acento, debe ser más natural y fácil que se escriban de la misma manera los demás verbos monosílabos y ciertas palabras como “guion” también… Es lo que pensaba desde siempre, no porque me guste la a veces Irreal (según un amigo mío… no lo digo yo) Academia, sino porque no me han enseñando ni sé si existe una clara manera de distinguir un hiato o si hay que aprenderlo palabra por palabra.

Pero, bueno, a pesar de este tipo de pequeñísimos defectos que afectan unas cuantas palabras, para mí la ortografía española es bastante sencilla y práctica, y resulta difícil entender por qué tantos hispanohablantes se quejan, entre ellos algunos escritores más destacados del mundo, y reclaman simplificarla aún más. Eso me parece bien curioso, pero a la vez reconozco una contundente realidad porque tengo tantos amigos (incluso algunos que enseñan español) que en cuanto a la ortografía no son buenos y, fuera del nivel de amigos,  ¿qué se puede decir de este artículo, que justo hablando del tema y citando un comentario de un estudioso de la lengua, ahí mismo se olvida de poner acentos/diéresis a algunas palabras…. ¿Será ésta (o, bueno…”ésta” no se acentuará más…) una muestra de que de verdad hay que simplificar más la ortografía española?

Bueno, mientras que una ortografía simple se va simplificando aún más, lo contrario sucede en otra parte del mundo, donde otra ortografía, ya de por sí la más complicada del mundo, se va complicando aún más. Y es que aquí la autoridad cultural acaba de emitir la última revisión de la “Tabla de Caracteres Chinos de Uso Cotidiano”, que pasa a incluir un total de 2136 ideogramas chinos, entre cuyas 196 nuevas entradas figuran caracteres chinos nada fáciles como este y este otro. Básicamente, esta maldita tabla… perdón “bendita tabla” digo, que también incluye maldición, rencor, etc. desde ahora, es solo una guía y no de carácter obligatorio en la vida cotidiana pero su reforma afecta mucho a ciertos sectores:

  • En la enseñanza básica-media, se espera que los chicos aprendan a leer “la mayoría de los caracteres chinos de uso cotidiano” antes de terminar sus estudios de secundaria básica y a escribir “los principales caracteres chinos de uso cotidiano” antes de graduarse de la secundaria superior o bachillerato. El último cambio se introducirá en las aulas a partir del 2012 y en los exámenes (de ingreso a los bachilleratos y a las universidades) a partir del 2015, así que lo mejor sería que los chicos empiecen a prepararse ya… Lo novedoso es que al anunciar la tabla revisada, la autoridad ha admitido por primera vez que no es necesario saber escribir a mano todos los caracteres chinos, dada la realidad actual de que, por la difusión de aparatos informáticos, los caracteres chinos ya no se “escriben” tanto, sino que se teclean, se convierten y se eligen…
  • Otro sector, y el más afectado, debe ser la sección de registro civil de los municipios, por manejar nombres de las personas. Aquí el reglamento de la Ley de Registro Familiar estipula que los nombres de niños deben escribirse con caracteres “de uso cotidiano y fáciles”, que más concretamente son (1) los caracteres chinos incluidos en la Tabla de Caracteres Chinos de Uso Cotidiano,  (2) los incluidos en la Tabla de Caracteres Chinos para Nombres de Personas y (3) los silabarios hiragaya y katanana. El hecho de que haya aumentado el número de caracteres chinos de la primera tabla, automáticamente significa que los padres ahora tienen un poquito más de libertad a la hora de inventar (sí, aquí los nombres no se eligen sino que se inventan) los nombres de sus hijos, y los funcionarios del municipio tienen un poco más de dolores de cabeza para distinguir los caracteres permitidos o no permitidos en los papeles de registros de nacimiento. Por aquí si, además de lo que se puede decidir mecánicamente, hay algo que podría causar líos más complicados, es que en la nueva tabla de “… Uso Cotidiano” figuran ciertos caracteres chinos de significados negativos y considerados no muy apropiados para nombres de personas pero que, al estar en la tabla, están legalmente permitidos, y entonces ¿qué pasa si a algunos padres se les ocurre registrar a su hijo recién nacido con un nombre bien maldito, por ejemplo? (Bueno, independientemente de la reforma de la tabla, hubo una vez una batalla legal entre las autoridades y unos padres que quisieron registrar a su hijo con el nombre  “Diablo”.).

Como sea…una ortografía muy sencilla quiere simplificarse aún más y la otra, muy complicada, quiere complicarse aún más…  Interesante contraste.

5 comentarios

Archivado bajo lingüística

5 Respuestas a “Reformas ortográficas

  1. Daniel Quintana

    Yo soy hispanohablante y la verdad no entiendo tampoco por qué tanto alboroto. Aquí la gente se queja mucho de la aceptación de ciertas palabras como “cocreta” en vez de croqueta, o “asín” en vez de así. Pero pienso que al fin y al cabo la lengua no es patrimonio de unos pocos, sino que la elaboramos entre todos los que la usamos, y si la gente siempre hablara correctamente seguiríamos hablando latín, y no latín vulgar, que al fin y al cabo es lo que es el español.
    Y de todas formas, muchas de estas personas que se quejan están “desactualizadas”. Yo tengo 20 años y cuando estudié, en primaria -en España- , la “ch” y la “ll” ya no eran letras -nos las sacaron del abecedario el segundo curso-, “éste” ya se podía acentúar o no, siempre y cuando fueras coherente y no lo hicieras a veces sí y a veces no en un mismo texto, y “asín” ya se aceptaba estando yo en secundaria, aunque como bien dice el diccionario de la RAE, es “vulgar”. Creo que se quejan por quejarse, sinceramente. Porque las “prerreformas” de la RAE se han ido introduciendo en las escuelas a medida que han ido saliendo, y el último decreto no es más que una confirmación de la mayoría de esas “prerreformas”.

    Sobre lo del japonés, bueno, igual sí es demasiada complicación (yo aprendo japonés y tantos ideogramas nuevos me duelen al no saberme aún los anteriores…), pero me preocupa precisamente el tema del desconocimiento de ideogramas dado el amplio uso de procesadores de texto. ¿ Qué tanto ha disminuído la habilidad para escribir kanjis a mano, en jóvenes y mayores? ¿Ha habido algún tipo de alarma al respecto en Japón?

  2. Buenas tardes,

    Yo también soy hispanohablante y comprendo lo que quiere decir Daniel Quintana. Es cierto que la lengua está viva y va evolucionando y adaptándose. Pero aunque lo entienda ver escrito “cocreta” o “Grabiel” me hace hasta daño físico. Hay evoluciones que tienen sentido y enriquecen el lenguaje pero otras lo único que consiguen es empobrecerlo. Sé que la Academia sólo (lo eguiré escribiendo con tilde) recoge los cambios que le suceden al lenguaje, pero a veces me da la impresión que vamos a acabar escribiendo igual que en los SMS y me echo a temblar.

    Y lo de la lista de kanjis, al ver los ejemplos que enlaza sólo puedo exclamar: ¡Oh Dios mío! Si ya tengo problemas para escribir “hito” imáginense el grado de desánimo que me acompaña tras verlo.

    Un saludo.

  3. 759

    Hola Daniel Quintana,
    La verdad es que no estoy muy enterado del “alboroto” que hubo… pero, bueno, por una parte creo que está bien que dentro de un idioma haya “evolución”, diversidad o lo que sea, pero a la vez que haya un estándar o una forma supuestamente “correcta”… Porque si el idioma es patrimonio de todos y no de unos pocos, qué conveniente sería que ese idioma sirva para comunicación entre todos, ¿no? Está bien que existan “vulgarismos”, “regionalismos”, “dialectos” o lo que sea, pero junto con ellos, podría existir una forma “correcta” para ser entendida por todos.
    En todo caso, personalmente creo que el problema aquí no es la ortografía en sí, sino el desconocimiento y/o “desactualización” como dices de la gente sobre el tema.. Sé que antes de la presente reforma, ya se podía dejar de acentuar “éste”… pero hay gente que definitivamente no sabe la regla, ni la antigua ni la nueva,… y escribe con tal incoherencia, a veces “éste caso” (donde nunca se debió acentuar) y otras, “este es…” (ya no se va a acentuar, pero la anterior reforma permitía que lleve o no el acento, y más antes se tenía que acentuar siempre). Yo concretamente he presenciado una vez, que en una clase de español la maestra (hispanohablante nativa) no supo contestar correctamente a un alumno que precisamente le preguntó por qué se escribía “Éste es mi libro” con acento pero “Este libro es tuyo” sin acento…
    Bueno, en Japón con sus ideogramas chinos, no sé si habrá algún dato en concreto pero creo que los jóvenes de hoy tienen menos conocimientos de ideogramas chinos…. no solo por el avance tecnológico, sino por el sistema de educación y todo. Y es que desde 1980 el Gobierno viene implementando un tipo de currículo escolar denominado “yutori” con menos horas de clases y menos conocimientos que enseñar/aprender. Supuestamente se procuraba que la educación dejara de ser solo memorización de datos, pero aparentemente no funcionó y simplemente fue que los chicos aprendieron menos (menos kanjis también…), y esto ocurre al mismo tiempo que la baja natalidad, con que hay menos jóvenes y menos competencia para entrar a bachilleratos y universidades… Bueno, esto ya sería otra historia, pero concretamente, el Gobierno ha dejado la idea de “yutori” y ahora está volviendo a adoptar una educación más intensa.
    Bueno…. muchas gracias por la visita y el comentario.
    Saludos.

    Hola The Loser,
    “Que vamos a acabar escribiendo igual que en los SMS…” es una tremenda realidad, porque en mi clase de español (bueno… soy solo ayudante) ocurrió una vez algo así:
    – La maestra escribe “Hola! Cómo estás?” en la pizarra.
    – Algunos alumnos le preguntan: “Maestra… (¿)No se pondrán ahí los signos de exclamación/interrogación invertidos?”
    – Y la maestra: “Ah, es que escribimos así porque el aparato de celular no tiene el botón de esos signos”….
    Una excusa que no tiene sentido, en absoluto, ya que la frase en cuestión se escribió en la pizarra y a mano, nada de celulares ni botones… Y esto ocurrió no en una conversación cualquiera sino en una clase de español. Qué increíble, ¿no?
    En cuanto a los kanjis que enlacé… bueno, yo mismo no soy capaz de escribirlos, y diría yo que la inmensa mayoría de los japoneses tampoco… y no pasa nada, así que ¡ánimo!
    Muchas gracias por la visita y el comentario.
    Saludos.

  4. jajajajaja … Me dio risa la explicación de la maestra de tu clase de español😆
    Bueno, yo no soy hispanohablante por eso no voy a opinar sobre el tema, pero me interesa saber qué ha sido del niño que los padres quisieron registrarlo como “Diablo”. Después de todo ese “lío”, creo que los padres se divorciaron …
    Un saludo

  5. 759

    Hola Nora,
    En mi clase de español han sucedido muchas cosas para reír y para llorar… De eso creo que voy a algunas cosas más…
    Del niño mencionado (a quien le pusieron el nombre de “Aku” luego de ser rechazado el de “Akuma”) no tengo más conocimiento… Bueno, yo no diré quién tenía razón y quién no en todo el lío, pero concretamente creo que fue el niño el gran perjudicado del escándalo, por haber sido puesto al centro de atención de todo el país sin que él mismo no tuviera culpa de nada.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s