Vacaciones 2

Durante la semana de “descanso”, que resultó ser de más trabajo que nunca, de todas maneras dejamos de trabajar un día y salimos a pasear. Como siempre, decidimos ir a caminar por las montañas en la zona oeste de Tokio y para eso tomamos un tren local que salía antes de las siete de la mañana. Solo viajamos media hora, para luego viajar otra media hora en ómnibus y de ahí empezar a caminar. Bueno, nuestro destino quedaba bastante cerca, y quizá no era necesario salir tan temprano, pero lo que sucede es que al ser una zona poco poblada, hay muy poco servicio de tren y ómnibus, por lo que no teníamos otra opción. O agarrar este ómnibus, o el siguiente que salía dos horas más tarde, etc.

Esta vez, nuestro primer destino fue esta cascada, de 60 metros de altura (aunque solo se puede apreciar la mitad, porque la parte de arriba está detrás de los árboles…) y también conocida por presentar una belleza diferente en otra época del año, al congelarse completamente en invierno.

Luego, empezamos a subir, primero entre las casas, más antiguas que modernas, y escasamente repartidas en esta ladera fuertemente inclinada, para luego entrar definitivamente en las montañas.

Pasando por una casa de té durante el camino y disfrutando del paisaje, poco antes del mediodía llegamos al pico más alto de la ruta. Está a 903 metros sobre el nivel del mar, y se supone que hemos subido algo de 600 metros ya que el punto de partida estaba ya a 600 metros de altura. Descansamos un rato, almorzamos, y también sacamos unas cuantas fotos. Bueno, de aquí a lo lejos se veía el Monte Fuji y justo por eso se llamaría este sitio “Sengen-rei” (que vendría a ser “Pico de donde se ve el Fuji). Mi amigo insiste en tomarnos unas fotos con el Fuji al fondo, aunque yo sé que no valdría la pena, porque con este cielo así blanco, el Fuji, igualmente blanco, nunca se distinguiría enla foto….. Bueno, de todas manera cedo y sacamos unas tomas, a ver si se ve algo.

Para retomar el camino, de aquí hay varias rutas, algunas para bajar a las paradas de ómnibus más cercanas y otras, para seguir caminando dos horas más para bajar a un punto más lejos. Nuestra idea era caminar más para bajar a la parada de ómnibus más lejos, junto donde se suponía que había un centro de baños termales… (y es que como siempre, mi amigo es un buen amante de aguas termales). La ruta resulta algo suave, con más bajada que subida, pero por otra parte encontramos bastantes árboles quebrados y caídos, quizá por el fuerte viente que hizo de días atrás. La verdad es que esta primavera ha habido días de vientos increíblemente tremendos.

Y aquí ocurre algo que no esperábamos: Resulta que habíamos tomado la ruta de bajada más corta, y no la de seguir caminando más, con que terminamos de bajar en 60 minutos, cuando pensábamos caminar unos 150 minutos más… Nos quedamos con un poquito de ganas pero, bueno, también es cierto que hemos caminado bastante ya, como cinco horas, y quizá podríamos volver a venir aquí algún día, para seguir el resto del camino. Decidimos por hoy terminar la caminata y tomar el ómnibus de regreso, que llegó media hora más tarde.


¿Y lo de aguas termales? Bueno, habíamos averiguado que en esta zona hay varios centros de baños termales, e incluso uno a mitad del camino entre la cascada y la estación de tren, así que decidimos pasar por ahí y relajarnos…

Nada de otro mundo, pero un día para pasar un buen rato en medio de la naturaleza.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo general

4 Respuestas a “Vacaciones 2

  1. Margo

    Nada del otro mundo dices?, por las fotos y la descripcion que das se ve que es un lugar especialmente hermoso, y encima con la posibilidad de pararte en uno de esos baños termales, ya me gustaria a mi tener un sitio asi cerca de mi casa!

    Dices que hubo dias de fuerte viento?, aqui en la isla lo que hemos tenido ha sido un par de dias de lluvia torrenciales, con un intensidad como no se habia visto desde hace, al menos, treinta años. Cosas del clima
    Espero que te encuentres bien y recuperado de tu atareada semana de ‘vacaciones”.

    Feliz semana!

    Margo

  2. 759

    Hola Margo,
    Puede ser una suerte, pero es así… Y aunque parezca mentira, esa zona forma parte de Tokio, cosa que a veces asombra a los propios habitantes de Tokio.
    Y vientos, sí. Nos sé por qué pero este invierno y primavera hubo varios días de increíbles vientos (con bastantes daños en muchas partes, como también habrás leído esto de nora… http://unajaponesaenjapon.com/?m=20100411 ), y ocurre que días antes de nuestra excursión también había hecho esos vientos terribles… Bueno, ahora parece que el clima se está calmando y espero que siga así de ahora en adelante.
    Gracias por el comentario y feliz fin de semana

  3. Un lugar muy bonito, no lo conocía 😉
    Un cordial saludo y gracias.

  4. 759

    Hola Nora,
    Quizá no tan popular como el Monte Takao, pero tranquilo y lindo.
    Gracias por el comentario. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s