“Borges y yo”

Recuerdo que mi primer intento de traducir (fragmento de) una obra de Jorge Luis Borges fue hace once años. Enfrenté un párrafo que decía:

Salieron, y si en Dahlmann no había esperanza, tampoco había temor. Sintió, al atravesar el umbral, que morir en una pelea a cuchillo, a cielo abierto y acometiendo, hubiera sido una liberación para él, una felicidad y una fiesta, en la primera noche del sanatorio, cuando le clavaron la aguja.

que tenía que traducir sin recurrir a ningún material de ayuda (diccionarios, internet ni nada) ni tener ningún conocimiento previo. Bueno, habría que decir que no fue nada fácil inventar una versión mínimamente presentable en otro idioma, de un texto así complicado en su forma y su contenido no muy claro… (sin saber quiénes salieron, de dónde y para dónde, de qué pelea se está hablando, y quién es Dahlmann…) pero parece que no lo hice tan mal, porque en esa ocasión sí que aprobé el examen, un tal Examen Oficial del Conocimiento de la Lengua Española (Nivel 2), aunque ya no repetiría el mismo éxito en la siguiente etapa (habría que ver lo que sucedió un año después, con el Nivel 1)…

El día del examen no estaba permitido llevarse el papel de preguntas, pero yo salí de ahí con todas las preguntas (incluido el texto de Borges) memorizadas en mi mente a ver si luego serviría para algo, y por eso fue que ocho o nueve años más tarde, cuando por alguna casualidad leí Ficciones y El Aleph, reconocí al instante el texto que aparecía al final de El Sur, cuento incluido en Ficciones. Bueno, pareciera que no tengo tan mala memoria, pero lo malo es que, concretamente, no entiendo de literatura. Aún habiendo leído el cuento desde el principio, la verdad es que sigo sin entender nada y he de confesar, tristemente, que Borges sigue siendo, junto con Cortázar, uno de los autores que menos entiendo. Menos mal es que Borges escribe cuentos más cortos, por lo que los lectores tan mediocres (como yo) solo necesitan un poquito de paciencia, sin cometer la locura de perder tanto tiempo como para leer las más de 500 páginas de Rayuela sin entender nada…

Bueno, luego de El Aleph y Ficciones, no he vuelto a leer más obras de Borges, pero más tarde encuentro una versión de El Libro de la Almohada, selección y traducción de Jorge Luis Borges y María Kodama, que termino leyendo y esta vez sí que entiendo algo, por tratarse de una obra clásica japonesa que, aunque parcialmente, había leído ya. Si decidí leer este libro, es que además de volver a repasar una de las obras representativas de aquí, me atrajo el hecho de que lo tradujeran alguien Borges y Kodama.

Bueno, el haber intentado traducir un fragmento de la obra de Borges y leído dos libros suyos, y leído además un libro traducido por Borges y Kodama, fue un motivo para asistir a un simposio-conferencia sobre Jorge Luis Borges realizado ayer en Tokio con la participación especial de María Kodama. No entiendo de literatura, pero algo espero haber aprendido…

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo libros

7 Respuestas a ““Borges y yo”

  1. Margo

    Hola 759!!

    Menudo reto chico, al que tuviste que enfrentarte!
    Traducir ese texto en las condiciones que nos explicas tuvo que ser un acto de valentia, del cual parece que saliste airoso.
    No he tenido el placer aún de leer a Borges, (por pereza, porque, aunque me gusta leer, realmente me cuesta decidirme, y no es la primera vez que oigo comentarios como el tuyo acerca de la comprensión de sus textos). Seguro que estuvo muy interesante la conferencia, y desde luego que algo habrás aprendido, seguro que sí.
    Espero que te encuentres bien, no solo de salud, también de ánimos.

    Feliz resto de semana!!

    Margo.

  2. 759

    Hola Margo,
    Sí que podía ser un reto el examen, bien complicado…, bueno. Aquí vuelvo a ver la guía del examen, que dice que el nivel 2 exige “la habilidad para entender radio y televisión, y para ser intérprete en temas generales”, y el nivel 1 “la habilidad para ser intérprete para conferencias, traductor literario, guía en temas especializados”, etc., y ahí sí creo que estoy entre en 1 y 2, ya que definitivamente no soy capaz de traducir en conferencias…
    El simposio-conferencia sobre Borges contó con la traducción simultánea de japonés al español (ya que los académicos japoneses hablaron en japonés) y de español al japonés, y entonces a mí me interesó, aparte del contenido de las palabras, la forma en que trabajaban los traductores… Debe haber sido un trabajo tremendamente difícil.
    Gracias por el comentario, y.. feliz fin de semana.

  3. No he leído demasiado de la obra de Borges, pero he de reconocer que su literatura no es nada convencional y que cuenta con una particularísima manera de jugar con las palabras, de jugar con el lector, de entremezclar realidades con ficciones, salpicando sus textos con enigmas que son, a menudo rompecabezas -nunca mejor dicho- para la mente… así que no es extraño que tras la lectura de alguna de sus obras, el universo borgiano te haya resultado algo complejo de descifrar… y traducir. Creo que a muchos nos pasa (o nos ha pasado) también. De las obras que han llegado hasta mis manos, mis favoritos son dos cuentos: “El libro de arena” y “El otro”.

    Leo que la conferencia sobre Borges te resultó de lo más interesante, siempre resulta gratificante asistir a este tipo de eventos y sacar algo en limpio de todo ello…

  4. Pablo Jiménez

    Hola 759:

    Borges es un desafío para todos los lectores de su obra en español. Y me sumo al comentario de Margo respecto a tu valentía para abordar una traducción de ese tipo.

    Saludos.

  5. 759

    Hola Bichito san,
    Sí, había oído el nombre de “El libro de arena” (aunque no lo he leído…), y te cuento que el otro libro “El otro” fue precisamente el tema central de la conferencia de María Kodama. Supongo que hubiera sido más interesantes para lectores como tú.
    Gracias por el comentario. Saludos.

    Hola Pablo Jiménez,
    Lo de traducción no fue tanta valentía. Solo fue un examen, que rendí sin saber que tendría que traducir tal texto. Pero, de todas maneras, fue bien complicado…
    Gracias por el comentario. Saludos.

  6. Igual que Bichito san, no he leído muchos libros de Borges porque creo que son libros que hay que leerlos … con tiempo 🙂
    Pero estoy en contra de que pongan textos de Borges para traducir en el Examen Oficial del … 😉
    (tal vez te parecerá raro que lo diga … yo jajaja … pero es lo que pienso …)
    Un saludo.

  7. 759

    Hola Nora,
    Yo tengo la impresión de que el examen en cuestión no pretende evaluar conocimientos muy prácticos, sino algo diferente… Bueno, creo que el texto de Borges estaría bien para los que deseen ser traductores literarios, pero no tanto para gente de otras especialidades.
    Gracias por el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s