Archivo diario: 24 enero, 2009

Maido Nº 1

Si su significado literal es “todas las veces” o “siempre”, se podría utilizar, teóricamente, en cualquier contexto para hablar sobre algo de siempre, pero en realidad digamos que su uso es más limitado, porque solo existen unas cuantas expresiones donde frecuentemente podemos escuchar pronunciar esta palabra: “Gracias [siempre] por su compra”, “Gracias por su [constante] apoyo”, etc. que son frases típicas de los comerciantes, tan típicas que ni se necesitan pronunciar completamente, porque la sola palabra maido (o, “todas las veces”) en su contexto, ya se entiende como una expresión de agradecimiento o también del primer saludo al visitar o llamar a un cliente…

Este saludo es más típico y usado diariamente en el dialecto de Ôsaka, y de ahí es que se le puso el nombre de “Maido Nº 1” a un satélite artificial, lanzado y colocado exitosamente en su órbita ayer y cuya particularidad es el hecho de haber sido desarrollado y fabricado por una asociación de pequeñas y medianas industrias del área de Ôsaka. Aquí hace tiempo, desde antes del estallido de la actual crisis mundial, se habla de la crítica situación en que están las pequeñas fábricas, sector de la industria manufacturera poco favorecido por diversos factores (falta de recursos humanos porque muchos jóvenes prefieren trabajar para grandes empresas y no se fijan en pequeñas y medianas empresas; demanda que disminuye por el traslado de producción al extranjero por parte de las grandes empresas que les compraban las piezas para sus productos finales…) pero donde, a la vez, se encuentran empresas con valiosas tecnologías que en algunos casos, con sus únicas piezas, instrumentos, etc. que nadie más puede fabricar, sostienen parte de las actividades de empresas o laboratorios más avanzados del mundo… De ahí es que, para seguir soñando aún en tiempos difíciles, nace el proyecto de lanzar satélites artificiales con tecnologías de pequeñas y medianas empresas unidas.

El satélite experimental Maido Nº 1, que mide 50 centímetros y pesa 50 kilogramos, girará alrededor de la tierra 15 veces al día y observará las ondas electromagnéticas producidas por tormentas eléctricas, cuyos datos se espera que sirvan de base para desarrollar el sistema de pronóstico de rayos. Según lo que leo en las noticias, parece ser que se procurará con dicho sistema contribuir a la seguridad aeronáutica, pero creo que sería interesante que hubiera avances también en pronósticos meteorológicos comunes, para la vida diaria, y pienso en eso especialmente recordando el inusual clima del año pasado, en que soportamos las llamadas lluvias guerrilleras con tormentas eléctricas casi todas las tardes.

Y, bueno, esto de satélite artificial, es una de las dos novedades que me parecieron interesantes de temas relacionados con el espacio….

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo japón