Montevideo (4)

Luego de terminar mi paseo por la zona histórica de Colonia, ya voy volviendo a la terminal, para tomar el ómnibus de regreso a Montevideo, que saldrá a las 17:30.

Me hubiera gustado seguir viendo el paisaje, por lo monótono que fuera, pero ahora me entra el sueño y la verdad es que no recuerdo casi nada. Me despierto casi llegando a Tres Cruces, y eran las 20:20. Bueno, creíamos que de Colonia a Montevideo tardaría solo dos horas, y resulta que NL vuelve a esperarme una hora más… De verdad lo siento, pero de todas maneras volvemos a encontrarnos. Por un rato miramos el shopping de Tres Cruces y luego salimos a dar un paseo por la calle.

La calle está bien animada con bastante gente y bastantes puestos ambulantes de ventas, que realmente no sé de dónde han salido… Bueno, es el ambiente festivo de la víspera del día de Reyes. Me acuerdo de la escena de nochevieja de cierta calle comercial de Tokio, aunque el clima es diferente (es verano aquí) y la cantidad de gente es incomparable, quizá. O, bueno, el ambiente puede también parecerse al de la noche de fuegos artificiales del verano japonés. En todo caso, poco a poco va oscureciendo y NL me advierte que cuide mis pertenencias. Me gustaría tomar unas cuantas fotos de esta noche pero no lo hago, por un poco de temor a sacar mi cámara entre tanta gente, a parte de que en la oscuridad quizá no consiga tomar fotos lindas con mi cámara…

Yo quisiera comprar algún libro sobre Montevideo o sobre Uruguay, quizá con fotos, y unas postales, para lo que pasamos por algunas librerías. El inconveniente aquí es, otra vez, que no tengo monedas sueltas, “sueltas” para uruguayos… Porque realmente, desde mi llegada a Uruguay, no he usado mucho dinero y, si alguna vez he cambiado dólares a pesos, aún tengo esos billetes demasiado grandes, casi. Bueno, en una librería encuentro un libro que me gusta, y por suerte me permiten pagar con tarjeta de crédito. Pasamos también por la zapatería (o así dicen, aunque yo diría que es una tienda de artículos de deportes) de las vecinas de NL, a comprar unas camisetas que quería…

Volvemos ya a la casa de NL, y seguimos conversando, sobre seguro de salud y de pensión, sobre electrodomésticos, sobre los precios… mirando un folleto de Tienda Inglesa. La verdad, resulta bien interesante mirar y analizar lo que ofrecen los supermercados de otros países, y puedo decir que de ahí nace mi idea de utilizar a propósito los papeles de publicidad o de periódico para envolver regalos a amigos de otros países, para que el destinatario se divierta no solo con el contenido, sino con el envoltorio.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo viajes

4 Respuestas a “Montevideo (4)

  1. Qué envuelves los regalos con catálogos de publicidad?? Jajajajajaja, qué buenísima idea, desde luego conmigo harías un pleno, con lo que cotilleo ya los patrios como para no emocionarme con algo tan “exótico” :p

    En fin, a mí se me haría rarísimo pasar unas Navidades en la playa y con bañador, tal y como hace medio hemisferio sur. Mi imagen de estas fiestas está relacionado como poco con el frío (pocas veces ha coincidido con la típica nieve de las postales): No sé cómo lo llevarán ellos, cuando casi toda la imaginería que rodea la Navidad parece estas asentada en el Polo Norte (nieve, renos…) pero supongo que se acostumbrarán rápido a esa contradicción de lo que realmente ven sus ojos.

  2. 759

    Hola Leydhen,
    Para mí lo particular fue, más que la navidad, pasar el fin y inicio de año en verano…. Quizá no solo por el clima, sino por la diferencia de costumbres, además del hecho de que yo estaba de un viaje muy especial, la verdad es que fue una sensación totalmente diferente. Y contradicciones… cómo me gustaría volver a pasar esas contradicciones…
    Saludos, y gracias por el comentario.

  3. Qué bueno envolver los regalos con periódicos o papeles de publicidad, jajajaja . No sabés cómo me gustan 🙂
    Cuando llegué a Japón a mí me parecieron raras las fiestas de Navidad con frío 😉
    Un saludo.

  4. 759

    Hola Nora,
    Y los papeles de periódico/publicidad, en realidad, por sí solos pueden ser un interesante regalo, sobre todo para los estudiantes de idiomas, ¿cierto? De la Navidad…, bueno, yo diría que lo importante es el espíritu, y no el clima…
    Saludos, y gracias por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s