En busca de estampillas

Lo único que deseaba el viajero era mandar unas postales a sus amigos de diferentes países, y para eso no le importaba que la vendedora exclamara “¡Increíble!”. No cambió la idea de comprar unas estampillas, de valores que excedían la tarifa postal requerida. Porque para él era mucho más increíble el tener que salir de este país sin siquiera lograr mandar unas postales luego de haber buscado las estampillas durante toda su estadía aquí, casi.

Primero fue en el pequeño hotel en que se alojó, donde una mañana, al salir a pasear, pidió al recepcionista que despachara las postales que había escrito. El hotelero se ofreció a ir a echarlas al buzón, eso sí pero con la condición de que el propio huésped consiguiera las estampillas previamente, o en otro caso el hotel solo podía guardar las postales hasta que el huésped volviera. O sea que aquí se ofrecía todo lo innecesario, pero no lo necesario.

Luego preguntó en una tienda de cosas de recuerdos, donde el empleado dijo que sí las tenía…. pero se equivocaba. Al aclarársele que no se trataba de estampas de camisetas, sino estampillas postales, la respuesta era otra: que los sellos se vendían en el estanco, ese famoso estanco que el viajero no encontraba, mientras que iba comprobando en todas las tiendas en que preguntaba, que en este país no existía una tienda que vendiera sellos, sino únicamente los estancos. Y eso al viajero le pareció una diferencia, porque en su país de origen nunca había tenido tanta dificultad para conseguir las estampillas, que se podía comprar en cualquiera de las llamadas “tiendas de conveniencia” que había en todas partes, abiertas las 24 horas del día y donde aparte del tema de estampillas, se podía pagar las cuentas de servicios públicos, mandar encomiendas, comprar boletos de conciertos, y todo, y por eso mismo que era natural que alguien de su país esperara que, el las tiendas parecidas aquí, por ejemplo, del letrero rojiblanco con letras de “¡HOLA! ¡HOLA! ¡HOLA!”, pudiera haber el mismo servicio.

Pero, bueno, en realidad el msimo viajero no estaba tan de acuerdo de la excesiva conveniencia o eficacia de su propio país, porque fácilmente se podría imaginar que detrás de esa supuesta eficacia y conveniencia están las largas horas de trabajo de tanta gente… y, simplificando y generalizando y extendiendo quizá en exceso las ideas, ¿no será que justamente por dar prioridad a esa eficacia a todo nivel social-industrial, la gente disponía de muy poco, y cada vez menos, tiempo libre para disfrutar de la vida? (Y de ahí, los viajes tan breves que ni siquiera dan tiempo para buscar las estampillas tranquilamente…, bueno, eso no se sabe, pero lo desafortunado fue que este corto viaje coincidió con un largo fin de semana en este país visitado, con que se dificultaba aún más la búsqueda de estampillas, seguramente….).

De todas maneras, el viajero encuentra un estanco abierto, al final y ya dentro del aeropuerto internacional, pero cómo puede ser que justo entonces estén agotadas las estampillas de valores requeridos para las postales. La vendedora dice que llegarán por la tarde, pero…. Inútil, para alguien que a esa hora ya va a estar a 10000 metros de altitud.

 

… y es un recuerdo de lo más insignificante, que se le viene a la cabeza cuando, años más tarde, el ex viajero se da cuenta de que ha puesto unas estampillas de más a una carta para alguien de otro continente. Esta vez, se ha equivocado nomás, al escoger de las varias estampillas que tenía. Pero, bueno, la diferencia es mínima, y qué importa…

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo naderías

8 Respuestas a “En busca de estampillas

  1. nora

    Bueno, estoy de acuerdo con vos sobre eso de “no será que justamente…”
    Pienso que tampoco es bueno el servicio del país que hablás, pero me gustaría saber que pasaría si nos ponemos a hacer lo mismo que ese país… sería interesante, no te parece? Sería bueno probar 🙂
    Un saludo.

  2. 759

    Hola Nora,
    Si nos ponemos a hacer lo mismo que ese país, creo que aprenderemos a tener un poco de paciencia ante servicios no exageradamente buenos… Pero, de todas maneras, la estadía del “viajero” en ese país fue demasiado corta como para hablar de lo bueno y lo malo de ese país… Fue tan solo UNA experiencia, ¿no?
    De todas maneras, estoy contento de volver a verte por aquí. Gracias por comentar, y saludos.

  3. Jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj

    Supongo que hablarás de España (aunque también puede aplicarse a Francia, donde también me las vi y me las deseé para encontrar un estanco y comprar sellos).

    La comodidad de una tienda que te ofrezca tanto y con tan buen servicio es increible, y a veces envidiable. Pero yo a veces pienso en esas tiendas de chinos (porque están regentadas todas por emigrantes chinos) que abren todos los días y casi todo el día, y me entristezco. Porque me parece que esas personas no pueden disfrutar de otras facetas en su vida que no sean trabajar muchas horas y descansar lo que se pueda las restantes. La comodidad de unos es la casi-esclavitud (voluntaria, eso sí) de otros.

  4. Latchan

    Timbres, estampillas o sellos? Creo que este es una clasica experiencia de cualquier turista viajando por cualquier pais de habla hispana, en su fallido intento por enviar una postal. A que se debe a que es casi dificl conseguirlas en muchos paises hsipanos?, es todo un misterio. Porque turismo la hay, y es este el consumista mayor de sellos, timbres y estampiollas, a mi parecer. Pero sigo, tambien, sin entender el porque su escasez. Empero las estampillas, sellos o timbres de tu pais, son una de las mas hermosas que hay, si que existe una gran variedad… en lo particular me gustan muchas… que tengo una mini coleccion de estas..:-)
    Un cordial saludo.
    Latchan

  5. 759

    Hola Leydhen,
    No sabía de quiénes eran esas tiendas, pero en todo caso, ahora recuerdo algo que escuché de las farmacias de España, que hacen turnos para que a cualquier hora haya al menos una farmacia abierta en cada barrio, sin necesidad de que todas estén abiertas las 24 horas al día y 365 años al año… ¿es así? Me parece buena idea.
    Saludos, y gracias por comentar.

    Hola Latchan,
    O sea que ¿es lo que puede pasar en cualquier país de habla hispana? Bueno, en mi caso, he tenido otra experiencia también:: en Argentina, por ejemplo, compré unas postales en una librería de Ushuaia, y ahí mismo tenían las estampillas…. Pero, de todas maneras, creo que lo más seguro sería ir a la Oficina de Correos (y para eso tener tiempo para pasar por ahí dentro de su horario de atención..).
    Bueno, de estampillas, o timbres o sellos, del Japón la verdad es que hay bastante variedad, y es que cada mes están saliendo varias estampillas nuevas. Aquí está la página de información de la compañías de correos,
    http://www.post.japanpost.jp/kitte_hagaki/stamp/new/index.html
    a ver si te sirve para aumentar tu colección…
    Saludos y gracias por comentar.

  6. En efecto, en España las farmacias de una ciudad se turnan para estar de guardia y que puedas acudir a ellas fuera del horario comercial (que suele terminar a las ocho de la tarde).

    Un saludo ^__^

  7. Latchan

    Hola.. gracias por el link… es increible la variedad de estampillas que uno puede coleccionar.
    Si, dije que puede resultar casi imposible conseguir estampillas en gran parte de las comunidades hispanas, uno por el nombre a usar, que puede crear confusion o simplemente por la falta de uso de esta misma. Desafortunadamente aun no he tenido la suerte de viajar muy al sur de continente americano, pero en los paises en los que he viajado por cuetiones de trabajo de campo (en mexico, centro america y parte norte de sydamerica), mi esfuerzo por enviar postales ha sido casi un total fallido. Sera porque evito lo mas posible las urbes?
    Nuevamente gracias por el link y buen fin de semana por ese lado del planeta!
    Latchan

  8. 759

    Hola Leydhen,
    Gracias por la información, y creo que sería bueno que se adoptara algo parecido aquí también.
    Saludos,

    Hola Latchan,
    Tratándose de cosas lindas o no tan lindas, siempre resulta interesante compartir experiencias, y ya veré qué tal funcionan o no funcionan las cosas en Mesoamérica (si tuviera la oportunidad de viajar por ahí). Y de todas maneras, aquí es bastante fácil encontrar estampillas, sellos, o timbres, así que cuando vuelvas a pasar por Japón, espero puedas conseguir algo interesante.
    Saludos y buen fin de semana también

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s