Archivo diario: 20 agosto, 2008

Lluvias y truenos

De súbito se apaga la luz. Y se paga todo, incluida mi computadora. Qué bajón de luz o apagón… Mi cuarto, bueno, toda la casa queda en oscuridad. La luz vuelve unos minutos después, pero mi computadora no vuelve a encenderse por sí sola. La prendo, y arranca Windows, aparentemente, pero algo anda mal, porque algunas ventanas han dejado de aparecer, y lo peor: No logro abrir ningún archivo ni carpeta. Pareciera que el Windows estuviera haciendo, internamente, algo re pesado, y no quiere responder a la operación del ratón ni del teclado. Pruebo a apagar una vez y volver a encender la computadora, a duras penas, y sucede lo mismo…

¿Será que se ha malogrado alguna parte del disco duro o del sistema de archivos? Bueno, antes de intentar arreglar nada, decido rescatar mis archivos importantes (mensajes de correo, fotos, y documentos hechos por mí): Afortunadamente tengo unos Live CD/DVD de Knoppix, un sistema operativo que funciona sin necesidad de instalarse en el disco duro y que, por lo tanto, puede también ser útil para salvar archivos de computadoras falladas… En realidad, sé muy poco de estas cosas pero, por curiosidad y por suerte, había conseguido unos discos de Knoppix y unos artículos de revistas de informática sobre este sistema, que ahora me ayuda a encender con Knoppix mi computadora, y conectarla a mi otra computadora (un antiguo cuaderno) y así copiar los archivos de la computara fallada a otra. Una posibilidad sería hacerlo a través del cable de LAN, y otra posibilidad sería con un almacenamiento USB. Con cierta torpeza pruebo las dos posibilidades y al final opto por el cable. Bueno, parece ser que el disco duro no había sufrido daños físicos, y muchos archivos tampoco estaban rotos, así que con éxito termino la operación de rescate, aunque eso sí, resulta ser un trabajo de horas y horas. Una vez salvos los archivos, ahora sí hay que arreglar el Windows: arranco el Windows en modo seguro (previa investigación sobre cómo hacerlo…) y ejecuto el chequeo de disco completo… Con esto parece que se ha solucionado el problema, porque ahora el Windows funciona como antes, pero de todas maneras, de nuevo decido hacer la copia de seguridad, en DVD-R, de todos los archivos importantes.

Y la moraleja de hoy: Hay que apagar la computadora cuando está sonando el trueno. Es algo que ya sabía desde antes, pero es que uno a veces no lo toma muy en serio, hasta que suceda un desastre. Bueno, esta vez el desastre fue bastante pequeño, o solo un susto, prácticamente, pero bien puede ocurrir algo más grave, por lo que siempre conviene tener cuidado, y tener copias de seguridad de archivos importantes, en CD-R, DVD-R, etc.

Bueno, por aquí, por donde vivo yo, casi no hay apagones, o más o menos una vez cada dos o tres años… la última vez fue el 14 de agosto de 2006 por un accidente, y antes en otoño de 2004 (fue una noche de tifón), y el 22 de noviembre de 1999. Pero, bueno, este verano parece que está sucediendo algo raro, con tantas lluvias torrenciales guerrilleras (como las denominan los medios de prensa aquí, esas lluvias temporales que repentinamente caen con tremenda intensidad en pequeñas áreas) con fuertes vientos y tormentas eléctricas que están causando apagones y suspensión de servicio de trenes, sobre todo en algunas zonas como Yamanashi

Y.. bueno, si aquí tenemos un refrán que dice “Tras la lluvia, se consolida el terreno”, espero que sea cierto; que las lluvias y tormentas no solo causen daños, sino efectos beneficiosos también. (Y espero eso, no solo hablando de tormentas meteorológicas, sino de tormentas culturales o verbales …)

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo general, naderías