Archivo diario: 28 abril, 2012

En un aserradero

- Rara vez se puede encontrar cosas así, ¿cierto?

Se me acerca un señor viejo, que empieza a hablarme. Debe ser el dueño de este taller,

que se muestra algo orgulloso de su trabajo pero a la vez triste por la situación, casi olvidado y moribundo, en que se encuentra el sector (por lo poco competitivo que ha quedado frente a la barata madera importada)… y, de todas maneras, me habla de lo que sucede en su trabajo: lo difícil (de la falta de gente joven dispuesta a dedicarse a este trabajo, etc.) y lo gracioso (de no sé quién artista o poema, famoso o simplemente un conocido suyo…, a quien a veces le regala pedacitos de madera o raíces cortadas, que luego, en manos de ese amigo suyo, se convierten en unas lindas obras de arte, etc.).

En realidad yo, al tomar fotos furtivas de un centro de trabajo ajeno que encontré de paso, tenía miedo de que alguien saliera a protestar, pero me tranquiliza su tono y decido seguir escuchando su cuento durante un rato, porque el señor pareciera estar algo feliz de tener alguien que lo escuche, parece tener mucho que hablar. Y le comento que esto no es del todo ajeno para mí porque mi padre es carpintero y desde chico he tenido la oportunidad de ver de cerca cómo se trabaja con madera, sierra y todo…

Tras un breve momento, el señor se va y yo completo la pequeña caminata, del Parque de Ciruelos hasta la estación de tren. Una tarde de primavera, no demasiado especial pero sin dejar de ser interesante y que por eso quizá merecía ser una entrada aparte…

Deja un comentario

Archivado bajo general