Terremotos

Poco antes de las tres de la tarde.

Mi oficina empieza a temblar. Al principio, todos piensan que es “lo de siempre”, y es que este edificio tiembla a cada rato, al pasar un camión fuera, por ejemplo…, pero esta vez parece que dura más tiempo y con más intensidad. En una sacudida que jamás había experimentado antes, tratamos de sostener las cosas que no deberían de caerse alrededor del escritorio, unos amplificadores y otros instrumentos bien pesados, etc. En mi sección, por casualidad, varios chicos están ausentes y de sus escritorios se desparraman papeles e incluso se cae de una repisa un osciloscopio digital, del tamaño de la pelota de baloncesto… Lo indicado en esta situación sería meternos debajo del escritorio para protegernos, pero antes de eso, el primer temblor termina. Sin que se haya registrado daños de consideración aquí, los ponemos a recoger las cosas caídas… hablando de lo que acaba de suceder, averiguando las noticias o llamando a los familiares.

Poco después, suena la alarma y los dirigentes de la oficina nos anuncian que salgamos del edificio. Los jefes y miembros de cada sección salimos juntos y el recinto y el parqueo se llena de empleados, que son cerca de mil. Hace frío y viento, y yo me arrepiento de no haber traído abrigo cuando algunos otros sí. Aquí no hay mucho que hacer y lo único que ocurre es que los dirigentes quieren averiguar si todos están bien, o si hay algunos desaparecidos o heridos, proceso que demora un buen tiempo, como una hora, mientras que cada cierto rato vienen réplicas o ¿sacudida principal de otro nuevo terremoto? Al no tener nada que hacer, muchos ven noticias de televisión con sus celulares… A mí me preocupa mi casa, bien antigua y destartalada, que con el temblor del grado “5” de intensidad, bien se habría derrumbado…

A las 16:00, nos ordenan que nos marchemos. Quienes se van en carro, mejor se vayan agrupados porque es muy probable que haya atascos. Y quienes tienen que tomar el tren para volver a casa…, bueno, ya se sabe que están interrumpidos los servicios de trenes y no hay más indicación. Será para llegar de todas maneras a la estación y esperar, o pedir a algún amigo que viva cerca…. no sé.

Bueno, primero llegaré a la estación, que está a 2,5 kilómetros de la oficina. Durante el camino voy mirando las casas y edificios, y observo que prácticamente no hay daños. También me cruzo con niños escolares que, en grupo y acompañados de sus padres, regresan a sus casas.

Llego a la estación. Hasta aquí normal, ya que es una caminata que realizo todas las mañanas y noches, pero de ahora… A ver, está cerrado el centro comercial de cinco pisos que está junto a la estación, como medida preventiva de seguridad. Y el servicio de tren, está suspendido como ya se sabe y la gente hace largas colas para esperar su restablecimiento o para esperar ómnibus. En ambos casos, la espera será larga. Y yo ya me decido a proseguir mi caminata.

No sé cuál sería la ruta ni tengo mapa, pero supongo que no me voy a perder si siempre tomo la ruta que vaya junto a la vía férrea. Y calculo que sería una caminata de 4, 5 o 6 horas, por el número de estaciones que tengo que pasar.


Más de una vez me cruzo con empleados de la compañía ferroviaria que a pie van revisando las instalaciones y vía del tren. Y en cada estación que paso, se anuncia lo mismo, que el servicio de tren está suspendido y que no se sabe cuándo se restablecerá. Aparte de eso, pareciera que no hubiera pasado nada. Las tiendas están abiertas igual y el tráfico en la carretera me parece normal. Solo que no cesa el ruido de helicópteros que sobrevuelan, de medios de prensa seguramente.

De un momento tengo que alejarme de la vía del tren porque no hay ruta que vaya paralelo, pero trato de no perder la dirección y al final encuentro una avenido que va hasta el lugar que conozco.

En fin, tras una caminata extra de más de 21 kilómetros, llego a mi casa, que milagrosamente había resistido.

Por donde he andado, no ha pasado casi nada hasta el momento pero siento muy real lo que decía el boleto de la teletón: “Hoy por ti, mañana por mí”, porque no es nada más que pura casualidad y milagro, que todavía no haya pasado nada por mi zona.

About these ads

8 comentarios

Archivado bajo general

8 Respuestas a “Terremotos

  1. ¡¡AMIGO MÍO!! ¡Ahhhh! Estaba tan preocupada por ti…. T_T Gracias a Dios que estás bien, aunque hayas tenido que caminar mucho. ¡Y gracias a Dios que tu casa también está bien! :S

    Yo he estado en pie desde las 8 am (hora de Chile) viendo qué onda con Japón y también viendo qué pasaba acá, pues ahora hay alarma de tsunami en todo el borde costero chileno y hay que evacuar… Aunque mi casa alcanza a quedar fuera de las zonas inundables, se supone, por lo que nos quedaremos acá. :S

    En fin… GRACIAS A DIOS ESTÁS BIEN. ¡ESTABA TAN PREOCUPADA POR TI! T_T

    Un abrazo grande y mucha fuerza para ti, para tu familia y para tu país. :S

    TQM.

  2. Me faltabas tú. Ayer a lo largo del día Núria y Nora dijeron que ellas estaban bien, asustadas y tristes, pero bien. Y me faltabas tú.

    No me enteré del anterior terremoto de hace unos días (estoy en mi periodo de exámenes y no veo la tele ni miro las noticias) y de este… La catástrofe fue casi una hora después del momento en que yo me voy a clase y llegué a casa y vi todo lo ocurrido y… Todavía no he tenido el valor de ver las imágenes, ni fotos ni vídeos pero me preocupabas mucho, porque seguía sin saber de ti.

    Ay, cómo me alegra que estés bien, que no hayas experimentado la sacudida con mucha fuerza y que tanto tu casa como tu familia no hayan sufrido daños. Y mientras se suceden todo tipo de noticias sobre desaparecidos, réplicas, problemas de todo tipo en las centrales nucleares… Qué golpe más duro y cuanto dolor dejado a su paso.

    Ojalá pudiera teneros aquí para daros un buen abrazo.

    Cuídate mucho y muchísimos besos.

  3. 759, qué alivio saber que te encuentras bien, espero que el resto de tus familiares y amigos también estén a salvo. Supongo que todavía estarás agotado y con el susto en el cuerpo.

    Por suerte a mis familiares tampoco les ha ocurrido nada grave y se encuentran bien (aunque ha sido difícil contactar debido al tema del colapso de las líneas telefónicas), así como el resto de amigos y conocidos que residen en el área donde se han dejado notar los efectos del terremoto.

    Sé que todavía es pronto para cuantificar las terribles consecuencias que ha dejado este terremoto tan devastador en cuanto a vidas se refiere, mi corazón está junto a tus compatriotas y el resto de habitantes de Japón que están sufriendo la pérdida de alguno de sus seres queridos y amistades y están pasando por tan malos momentos. Aunque sea poca cosa, mi solidaridad para con todos ellos.

    Mucho ánimo para todos.

  4. 759

    Lo que inicialmente parecía ser una catástrofe natural, ahora parece ser todavía más y mucho más grave….Solo espero que se logre una solución a esta crisis más pronto que tarde, para que podamos volver a la normalidad… no se sabe en cuánto tiempo.
    A todos los que me escribieron, muchas gracias nuevamente por sus palabras y preocupación, y espero podamos seguir en contacto.

  5. La verdad es que, al menos a mí, las noticias de los problemas con la planta nuclear de Fukushima me han tenido con el alma en un hilo… Y estoy rogando porque todo se solucione pronto y con el menor daño posible.

    Para qué hablar de las imágenes e informaciones respecto a los daños causados por el terremoto y tsunami… Son estremecedores.

    Agradezco a Dios que estés bien y que no vivas cerca de esa maldita planta nuclear… :S

    Cuídate mucho y un abrazo para los tuyos.

    ¡TQM!

  6. Margo

    Hola 759 !!

    Como ya han dicho otros, es una gran noticia saber que te encuentras bien y que tanto tus familiares como tu propia casa no habeis sufrido grandes daños aunque, al menos psicológicamente, creo que se tiene que padecer un fuerte stres después de vivir un acontecimiento como ese.
    Solo espero y confio en que todo vuelva a la normalidad lo antes posible, lamentablemente para muchísimas familias eso no va a suceder , familias que han perdido a sus seres queridos, sus amigos, sus casas….., es algo que no puedo ni siquiera imaginar. Deseo que las cifras de victimas no sean finalmente tan alarmantes como se esperan y que el pueblo japonés saque fuerzas de donde sea para superar esta terrible tragédia.

    Un fuerte abrazo.

    Margo.

  7. Mi casa también resistió al terremoto y mucho mejor que nuestra oficina :(
    Fuerza y ánimo …
    Un cordial saludo.

  8. 759

    Hola Nora,
    A pesar de los daños que hubo en las zonas más afectadas, al menos me alegro de que tu casa haya resistido…
    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s