Archivo diario: 26 junio, 2010

Apellidos japoneses

De los últimos primeros ministros y sus trabajos…

  • Koizumi (Abril de 2001–Septiembre de 2006): Su apellido significaría “pequeño manantial”. Rebelde dentro del Partido Liberal Demócrata (sin pertenecer a ninguna facción interna del partido) que abiertamente manifestó su disposición a destruir el PLD con tal de impulsar su reforma. Contó con gran aprobación popular (casi 90% de aprobación en el momento más alto) y propulsó la privatización (de Correos, de Autopistas, y de otras entidades estatales), liberalización económica-laboral y envío de las Fuerzas de Autodefenza al extranjero (a Irak, etc). Bueno, su política neoliberal fue la causa, quizá, de la actual “sociedad dividida” (entre los ricos y los pobres, siendo estos últimos la mayoría en continuo aumento, obviamente) pero… creo que fue un político que, para bien o para mal, tomaba decisiones firmes…
  • Abe (Septiembre de 2006–Septiembre de 2007): Su apellido, con “b”, no tiene que ver con “ave”, pero a veces se dan casos curiosos. Me contó un amigo mío que tenía una amiga española, de nombre María y profesora de castellano, que se casó aquí con un ciudadano japonés de apellido “Abe” y así, se convirtió en una auténtica Abemaría… Y en todo caso, ¿qué hizo el primer ministro Abe, sucesor de Koizumi? Bueno, la verdad es que no recuerdo nada. Quiso construir un Japón “hermoso”, pero no sabemos de qué manera podía ser el país “hermoso”. De todas maneras, a partir de Abe comenzaría la caída del PLD.
  • Fukuda (Septiembre de 2007–Septiembre de 2008): Su apellido, “Arrozal de Felicidad”, es uno de los muchos apellidos con “ta” o “da” (arrozal), bien normales para un país tan arrocero como el Japón. Y ¿qué hizo este primer ministro, sucesor de Abe? La verdad es que tampoco recuerdo nada. Solo que la popularidad del PLD seguía bajando, y ya el entonces opositor Partido Demócrata controlaba la Cámara Alta, casi. Lo más interesante de sus declaraciones fue en su última rueda de prensa (al anunciar su dimisión), donde manifestó “Es que yo soy capaz de mirarme objetivamente a mí mismo. Yo no soy como usted”. Contestando a un periodista que comentó, “Pareciera que usted estuviera hablando de algún asunto ajeno, no de usted mismo…
  • Asô (Septiembre de 2008–Septiembre de 2009): Su apellido significaría “Crece cannabis” y su nombre de pila (de “pila bautismal” propiamente dicha) es Francisco. Conocido amante de mangas, pero durante su permanencia como primer ministro, llega a ser conocido también por no saber leer kanjis.
  • Hatoyama (Septiembre de 2009–junio de 2010): “Monte de palomas”. Asumió el poder tras la histórica derrota del PLD en las elecciones a la Cámara Baja. El nuevo Gobierno de la coalición PD-PSDJ-NPP (la participación de la minoría Partido Social Demócrata del Japón y el Nuevo Partido del Pueblo se debe a que al PD le faltaban unos cuantos escaños en la Cámara Alta para lograr la mayoría en dicha cámara), adopta muchas medidas populistas (subsidio infantil, gratuidad de la educación secundaria superior, etc) pero el problema es que no se sabe de dónde sale tanta plata, mientras que en el otro importante tema, sobre el traslado de las bases militares estadounidenses en Okinawa, fue realmente decepcionante su incapacidad para resolver problemas. Y otra decepción más fue su escándalo financiero, donde, entre otras numerosas irregularidades, se descubrió que la madre de Hatoyama le enviaba 900 millones de yenes durante cinco años (sea, una propina de 15 millones de yenes mensualmente…) sin que, supuestamente, el propio Hatoyama se diera cuenta. Fue verdaderamente vergonzoso ver en la Comisión de Presupuesto del Parlamento las escenas de interrogatorio sobre esta tontería, desperdiciando así el tiempo y energía que debería ser para debatir sobre asuntos más importantes… pero por otro lado… ay, cómo quisiera tener yo también una mamá tan rica…
  • Can (junio de 2010 –)… perdón, el Sr. Kan, que no es un perrito, sino nuestro nuevo primer ministro tras la renuncia de Hatoyama. Anteriormente fue ministro de Salud y Bienestar en 1996 e hizo un gran trabajo de lograr aclarar, a pesar de la férrea resistencia de parte de los burócratas, la responsabilidad de la Administración en los casos de infección masiva del VIH a los pacientes de hemofilia por el uso de productos sanguíneos no esterilizados (cuyo peligro ya era conocido entre los académicos, pero las autoridades sanitarias japonesas no prohibieron a tiempo su uso…).

Bueno, tras la dimisión de Hatoyama y el ascenso de Kan, la popularidad del Partido Demócrata ha vuelto a subir milagrosamente, pero aún no se sabe qué tal le va a ir a nuestro nuevo gobernante. El PD ya nos ha demostrado bastante su falta de capacidad como partido gobernante, pero tampoco preferiría volver a la era de PLD…. No sé. Por el momento esperemos el resultado de las elecciones a la Cámara Alta el próximo 11 de julio (el mismo día de la gran final del Mundial), a ver si el PD caerá, se mantendrá, o subirá milagrosamentemente…

9 comentarios

Archivado bajo general, japón