¿Qué es una geisha?

Ya había oído hablar de ese libro, pero la verdad es que no le había dado demasiada atención; seguía sin leerlo y sin saber mucho sobre el mundillo de las geishas. Bueno, para comentar algo, al menos habría que leer el libro en cuestión, y de ahí empezar… Así, y solo así, fue que decidí leer “Memorias de una geisha” hace 9 años, luego de que un amigo de Italia me contó que acababa de leer la novela de Arthur Golden que habla de la vida de una geisha de Kioto a principios del siglo pasado y que le resulta muy interesante porque cuenta cosas increíbles y sin comparación para el mundo occidental. ¿Todavía siguen las geishas así en Japón…?

El libro resulta muy interesante y revelador, de verdad, porque si bien las cosas deben ser menos inimaginables para lectores japoneses que para occidentales, el de geishas sigue siendo un mundo desconocido y misterioso, para muchos y para mí. “Memorias de una geisha” no pasa de ser una novela de ficción, pero con descripciones bastante realistas y creíbles sobre la vida de las geishas y de los japoneses en general en los tiempos en que está ambientada la historia. Buen libo que nos permite ver una parte de la cultura japonesa sin mucha tergiversación… Bueno, esta primera impresión mía, parece que no fue tan cierta, porque después viene la demanda de Iwasaki Mineko, ex geisha destacada que colaboró con Golden en su investigación” pero ahora lo acusa de incumplimiento de contrato y difamación, por violar la confidencialidad de las entrevistas concedidas y por presentar cosas falsas de la vida de geishas en su libro. Así que para saber la verdad, termino leyendo la versión de Iwasaki, “Vida de una geisha” que debe ser más verdadera y, bueno, además de la “rectificación” de los errores de Golden, hay cosas que particularmente me parecen interesantes: la existencia de la casta social marginada o una especie de paria japonesa (es una realidad que existe…), el origen del recurrente error de confundir geishas con prostitutas (eso sí, es interesante y hay que saberlo), etc. Y aquí, aparte de los libros de Golden e Iwasaki, no dejaré de comentar que había otro libro de memorias de una geisha real, “Kiharu” de Nakamura Kihara, en que antes no me hubiera fijado pero que ahora, luego de leer dos libros sobre el tema, para qué dejar de leerlo…

Y en fin, ¿qué es una geisha? Bueno, hace poco vi un video con escenas del concurso “Señorita Panamá”, donde una de las candidatas decía así: “Una geisha es una mujer estrictamente entrenada para las profesiones para entretener a las personas a través del baile, la música, las poesías. Éstas comienzan desde muy corta edad a prepararse. …”. Muy interesante, ¿no? (Bueno, no es que me interesen demasiado los certámenes de belleza, pero es que un amigo me mandó enlaces para …)

About these ads

15 comentarios

Archivado bajo japón

15 Respuestas a “¿Qué es una geisha?

  1. Margo

    Para…?
    Ji, ji, hola 759!!
    Yo solo he visto la película, no he leído nada acerca de la vida de las geishas, pero sí que es cierto que se tiende a confundir geisha con prostituta, yo tenía mis dudas, se que dedicaban muchos años de su vida a formarse como geishas,que habia una jerarquía entre ellas, que se inician como maikos estudiando las distintas ceremonias del te, aprenden a tocar los instrumentos tradicionales, cantar, poesia, baile, protocolo, cultura en general, ect…,lo que yo tengo entendido es que su función consistia en entretener la velada con su conversación y haciendo uso de esos conocimientos, que debían cuidar mucho su imagen y sus modos y tenían que estar dispuestas a acompañar a esos señores durante horas si hacía falta. Lo que nunca me quedó claro es que sucedía después, si tal vez alguno de esos hombres quería llegar más lejos, si pretendía tener sexo con ellas, tal vez ellas accedian o no? Supongo que eso sería una opción personal si se daba el caso.
    Sería una lástima que la figura de la geisha y sus conocimientos desaparecieran para siempre, es algo tan emblemático que creo que eso no puede pasar nunca.
    Feliz fin de semana.
    Margo.

  2. Hace tiempo vi en televisión un reportaje sobre la vida de una maiko moderna. Seguía la vida de una muchachita japonesa que, a sus tiernos 16 años, decidía aprender las artes (porque son artes) de una geisha. Dejó su casa (vivía bastante lejos de Tokyo) y entró en una casa de geishas como aprendiza. Era la “hermana menor” de todas aquellas preciosas damas, limpiaba y las asistía y, al mismo tiempo, ellas le enseñaban. Sólo ver toda la sutileza y la serena economía de movimientos que necesitaba demostrar para servir la comida en la mesa a sus hermanas mayores me agotaba. Y ver cómo le ponían su primer kimono de gala y la maquillaban… Ufff, era taaaaaaaan precioso y tan bonito verlas caminar por la calle, sobre esas sandalias de madera (de cuyo nombre no me acuerdo, mil perdones). No sé cuántas muchachas estarán dispuestas a semejante dedicación y sacrificio, porque es un tipo de vida que parece esclavizar con sus exigencias, pero sería una lástima que se perdiese.

    Ahora bien, quedó muy claro cuales eran las verdaderas virtudes de una maiko y una geisha hechas y derechas, y desde luego conceder favores sexuales a cambio de dinero no entraba en esa lista.

    Un saludo.

  3. 759

    Hola Margo,
    Yo también vi la película (además de los tres libros), tengo el mismo entendimiento sobre el trabajo de geishas. Y en caso de que algún cliente desee llegar más lejos… bueno, creo que eso, si se diera el caso, ya no sería parte del trabajo de geisha..
    Saludos, gracias por el comentario.

    Hola Leydhen,
    Debe haber muy interesante el reportaje..
    En todo caso, supongo que hoy en día pocas chicas estarán dispuestas a geishas… Todo lo relacionado con geishas, sería como un patrimonio cultural, pero sacrificar o no tu vida para eso, depende de la voluntad de cada chica… Ser geishas, creo que es como ser una pieza de museo viviente… Debe ser bien duro.
    Saludos, gracias por el comentario.

  4. No he visto la película ni he leído el libro, pero me gustaría leerlo.
    Creo que es como vos decís, patrimonio cultural ;)
    Las geishas de antes y ahora son … diferentes, ¿no?
    Saludos.

  5. 759

    Hola Nora,
    Son buenos libros para saber algo sobre Japón, recomendable.
    Y las geishas de ahora antes, bueno, deben ser diferentes…
    Gracias por comentar. Saludos.

  6. Pablo Jiménez

    Hola 759:

    Hace algunos años, una amiga me prestó muy amablemente el libro de Golden. Me llamó bastante la atención, aunque no tanto como un libro de Ihara Saikaku, que en español fue titulado “Hombre lascivo y sin linaje” (no tengo mi copia a mano para ver el título original, lo siento). Interesante el libro: creo que transcurría en la era Edo y el protagonista (un comerciante tal vez, no lo recuerdo con exactitud) era un vividor bastante experimentado. Tal vez me falla la memoria, pero en algunas de las juergas relatadas, mencionaban justamente a chicas que trabajaban en casas de tolerancia que intentaban pasar por geishas. Creo que, tal como se ha mencionado en este post, en el libro hacían notoria la distinta naturaleza de ambos oficios.

    Sobre relatos más recientes de geishas, cuando tenía más tiempo para trasnochar vi algunas apariciones en documentales de TV de una tal Liza Dalby, que estuvo aprendiendo el oficio de geisha en Kioto. No recuerdo si era socióloga o algo similar.

    Saludos.

  7. 759

    Hola Pablo Jiménez,
    El libro de Ihara Saikaku es una de las obras literarias más representativas de la era Edo. No sé cuántos de los japoneses lo leerían, pero al menos nos enseñan de qué se trata, en las clases de historia e idioma nacional en la secundaria. Interesante que lo lea alguien de Chile. De Liza Dalby, sí he escuchado su nombre y también he visto sus libros sobre geisha en las librerías, pero lo malo es que los he encontrado solo en inglés..
    Saludos, y gracias por el comentario.

    • Pablo Jiménez

      Hola 759:

      A propósito del libro de Ihara Saikaku, me enteré que falleció su traductor al español (Antonio Cabezas) el año pasado. Una verdadera pena. A veces salgo en plan cacería de libros y encuentro algunas cosas interesantes de manera inesperada. Lo entretenido es que, a veces, me tropiezo con pequeños grandes tesoros en librerías de segunda mano o debo hipotecar un ojo de la cara en las grandes librerías. Cosas de libros ;-)

      Saludos y que tengas un buen fin de semana.

      PS: Estuve viendo la Copa Kirin… Merecido el triunfo japonés.

  8. 759

    Hola Pablo Jiménez,
    Para hablar de los tropiezos con pequeños grandes tesoros en la librerías de segunda, se podría decir que este mismo quaderno y muchas cosas contadas no hubieran sido posibles si no por uno de esos tropiezos (como puse en mi país y yo).
    Gracias por el comentarios. Saludos.

  9. Perdona que hace siglos que no me paso por aquí !!
    He leído los tres libros que nombras. Debo añadir uno más, titulado “Geisha”, escrito por Liza Dalby, una mujer que hizo su tesis universitaria sobre las geishas, viviendo con ellas durante año y medio. Se la llama “la única geisha occidental”, pero es un error llamarla así, ya que no recibió la educación que recibe toda geisha y ni siquiera fue maiko.
    Bueno, a lo que iba, “Memorias de una geisha” (el libro, que no la película, que para mi gusto es una patata) no deja de ser una muy buena novela, pero sólo éso, novela. Hay mucha información errónea, mezclando costumbres de las geishas con las costumbres de las cortesanas (prostitutas). Pero pasar una buenas tarde leyendo está super bien.
    Un abrazo !!

  10. 759

    Hola Nuria,
    El libro de Dalby, lo he visto en las librerías alguna vez, y creo que en alguna parte de la publicidad decía que fue la única geisha extranjera… Pero ahora descubro que no es así: http://en.wikipedia.org/wiki/Liza_Dalby
    Bueno, Dalby no es geisha, pero al menos estudió algo… Llamarla geisha no es muy correcto, pero no tan grave como algunos otros casos (de apodar “geisha” a puras prostitutas, etc.), ¿no?
    Saludos, y gracias por el comentario.

  11. Pablo Jiménez

    Hola 759:

    Creo que el apodar a alguien de “geisha” sin serlo, más que constituir una falta, implica simplemente ignorancia o desconocimiento por parte de quien aplica el apodo (como le comenté una vez a nora sobre un tema similar, hay que aplicar la navaja de Hanlon). Sí resulta grave que alguien se haga pasar por geisha sin serlo.

    Creo que tenemos un ejemplo evidente a boca de jarro: アニタ・アルバラド. En este caso, fueron los medios de comunicación que, “ingeniosamente”, crearon el mote de “geisha” para ella. El que haya sido prostituta no es razón para “apuntarla con el dedo” (vaya a saber uno las circunstancias que la llevaron a ejercerla), pero sí me parece reprochable que nunca haya aclarado su participación en el desfalco que cometió Chida en Aomori o la actitud burlona que tuvo con los afectados.

  12. 759

    Hola Pablo Jiménez,
    Bueno, aquí también tengo “Me llamo Anita Alvarado”, la autobiografía de la mal llamada “geisha”. La ex prostituta no tiene nada de geisha, pero su libro sirve al menos para saber esas circunstancias y cómo funciona su mundo más o menos… Un caso bien particular, pero mal saber lo que ocurrió no estaría mal.
    Saludos, y gracias por el comentario.

  13. Hola soy Elizabeth Reyes F.

    la verdad que es interesante saber sobre la vida de que es una geishas, es sorprendente como se sacrificaban y que arte se puede decir para caminar son ese tipo de zapatos, la verdad he visto la película y me gustaria leer un libro sobre las geshias.

    Atte,
    E.R.F

  14. 759

    Hola Elifatina,
    Sí, creo que hay tantas cosas sorprendentes en el mundo de geishas. Para leer, yo he leído los tres libros pero me parece haber visto otro libro más en español en la librería aunque no recuerdo su título…, (y muchos más en inglés). Bueno, espero puedas encontrar un libro interesante.
    Muchas gracias por la visita y el comentario. Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s