Archivo diario: 23 agosto, 2008

Pozo de caracol

Es una excavación en forma de un cuenco grande, de 15 metros de diámetros y 4 de profundidad, en cuyo fondo está la boca de un pozo, que a su vez tiene más de 6 metros de profundidad. Para bajar al pozo se ha trazado un paso en forma espiral, que hace que esta instalación parezca un maimaizu, que significa caracol en el dialecto de aquí, hecho que da el nombre a este tipo de construcciones propias de la región: Pozo Maimaizu o “pozo de caracol”.

Se supone que esta particular estructura se debe a la dificultad de cavar pozos normales, verticales y cilíndricos, en la meseta Musashino (oeste de Tokio), cuya superficie está cubierta de gruesas capas formadas por las cenizas volcánicas del Monto Fuji y por sedimentos del Río Tama, con que para alcanzar el agua subterránea se necesitaba cavar pozos muy profundos, trabajo que resultaba difícil por lo deleznable de la tierra y por falta de tecnologías en la antigüedad. Y entonces se optó por primero hacer una hoya grande, hasta llegar a un estrato más o menos sólido y de ahí recién empezar a cavar el pozo propiamente dicho.

Según la Comisión de Educación de Tokio, el pozo de las fotos fue construido durante la era Kamakura (1185-1333) y fue utilizado hasta el año 1960. Está en la localidad de Hamura, a una hora al oeste del centro de Tokio, y es uno más de los pequeños patrimonios culturales.

4 comentarios

Archivado bajo historia, japón